Fecha: 2018-03-14 06:06:28


Incucai

Casi el 70% de los salteños anotados en el Incucai espera un riñón


14 DE MARZO 2018 - 00:00 Hay 425 pacientes en lista de espera y, de esos, 289 esperan un trasplante renal. Los médicos piden estar alertas y hacerse controles preventivos.

La insuficiencia renal es una afección silenciosa que hace mucho daño. En Salta hay 425 pacientes en lista de espera, y de ese total 289 esperan el trasplante de riñón, o sea el 68 por ciento, de acuerdo a los datos que tiene el Cucai Salta.

El jueves 8 se conmemoró el Día Mundial del Riñón. Y más allá de que este año coincidió con el Día Mundial de la Mujer, y las actividades estuvieron enmarcadas a la salud renal de ellas, los médicos lo único que piden es prevención y controles frecuentes.

Raúl Ríos es el titular del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de Salta y señala que a nivel nacional las cifras no son distintas: de un total de 12.988 pacientes en lista, 6.994 esperan un riñón (un 53,84%).

En la provincia el panorama es más crítico si tenemos en cuenta que hay 854 pacientes que están en diálisis en los 14 centros que hay en territorio salteño.

De este total hay 437, además de dializarse de forma periódica, se están haciendo estudios para llegar a la lista de espera.

Las causas

"La insuficiencia renal crónica terminal es una afección silenciosa. Mucha gente llega a este estado por tener diabetes, hipertensión y no cuidar su salud. Lo peor es que cuando llegan a este estadío no queda otra que terminar en una lista de espera", ilustra Raúl Ríos.

El médico asegura que es importante que la gente tome conciencia de lo que es la afección renal, porque son enfermedades silenciosas.

"De pronto no nos hacemos tomar la presión, no nos medimos la glucemia y son enfermedades y eso desemboca en problemas renales", concluye.

En las mujeres

Jorge Zapata es nefrólogo y jefe del sector Hemodiálisis del hospital Oñativia. El profesional se mostró alertado por la cantidad de personas que tienen problemas renales y apunta a la prevención.

"Los síntomas son tardíos y pueden ser hipertensión arterial, pérdida de peso, edemas, pérdida del apetito, anemia. Algunas veces los síntomas se parecen a los de una gastritis", contó.

El médico señaló que lo ideal es tener un diagnóstico temprano.

"Para esto la persona tiene que ir con más frecuencia a su médico de cabecera. Si es una persona joven tiene que hacerse un chequeo anual. Muchas veces el diagnóstico aparece con los valores alterados de un laboratorio", reseñó.

Hoy en día, en el hospital Oñativia hay 105 pacientes en hemodiálisis, y la mitad son mujeres. Los profesionales señalan que las mujeres tienen más complicaciones a la hora de las diálisis.

"Las estadísticas dicen que 195 millones de mujeres en todo el mundo están afectadas por enfermedades renales. La prevalencia de las afecciones renales en mujeres es del 14% y de 12% en el hombre", dijo Jorge Zapata.

Los riesgos

El profesional cuenta que la mujer tiene, de cierta forma, un mayor factor de riesgo para con las enfermedades renales crónicas.

"Al momento del embarazo muchas veces pasa que hay mujeres que tienen problemas renales y no lo sabe. Y eso es riesgoso para ella y el bebé", afirmó y agregó: "Luego nacen bebés prematuros, antes de tiempo y sin peso suficiente. Los controles son claves".

El médico recomienda que más allá de los controles, la gente debe hacer ejercicios aeróbicos que no sean estresantes. Además, deben comer verduras, carnes blancas, de pescado, no consumir demasiada sal e ingerir mucho líquido.

"El 50% del líquido que una persona consume debe ser agua", recomienda Zapata.

Y además tener muy en cuenta los antecedentes en la familia: si hay diabéticos, hipertensos, enfermos renales, siempre buscando prevenir.

Fuente: El Tribuno Salta