Fecha: 2018-03-12 06:25:46


Odio e intolerancia

El alcohol y las diferencias grupales se cobraron la vida de un joven en Orán


11 DE MARZO 2018 - 23:37 Héctor Mendoza llegó hasta su casa con el último aliento, tras recibir dos puñaladas. Los hermanos lo llevaron al hospital, pero llegó sin vida. El origen de la mortal disputa aún se desconoce.

Un muchacho de 24 años falleció en Orán como consecuencia de dos mortales puñaladas que recibió en una pelea entre supuestos amigos que bebían en la madrugada del domingo.

Por el crimen de Héctor Mendoza fue detenido un muchacho de 22 años, cuyos datos no fueron informados ni por la Policía ni por la Fiscalía Penal que intervino en el caso.

El crimen fue, según fuentes cercanas a la investigación, resultado de la complicada combinación de ingesta de bebidas alcohólicas y diferencias entre grupos de distintos barrios o entre miembros de un grupo.

Con una persona detenida, aún faltaban esclarecer algunos detalles del violento episodio que tuvo lugar en la esquina de la calle Segundo Sombra y el pasaje El Milagro.

Fue en ese lugar donde, en determinado momento de la noche del sábado (bastante antes del crimen), un grupo de muchachos se juntó a beber y supuestamente charlar.

Varias horas pasaron hasta que ocurrió el incidente, cuyos detalles aún eran investigados ayer por la Fiscalía Penal de Orán y la Policía local.

Malherido

Cerca de las 5, Héctor Mendoza caminó como pudo hasta su casa, que está cerca de la esquina donde fue agredido. Se tomaba el abdomen y tenía también un sangrado desde el hombro izquierdo.

- "Fue el Negro... fue el Negro", dijo y se desplomó.

Al frente de él estaba casi toda su familia. Varios de ellos reaccionaron en el acto, mientras los gritos, el llanto y la desesperación se instalaron en medio de la escena.

Dos hermanos lo levantaron, lo subieron a una moto y lo llevaron al hospital San Vicente de Paul, adonde lamentablemente llegó ya sin vida.

Según los médicos que lo atendieron, tenía una profunda y extensa herida en el abdomen -que habría sido la que derivó en el fallecimiento de Héctor-, y otra cerca del hombro izquierdo.

En la casa del barrio Mitre otros familiares llamaron a la Policía y hubo quienes partieron, con un poco más de tiempo, rumbo al hospital para acompañar al joven de 24 años.

Identificado

En la casa del barrio Mitre hubo quienes decidieron salir a la calle a buscar "al Negro".

No necesitaron caminar mucho hasta ubicarlo, o al menos saber dónde intentaba ocultarse, y conocer algunos detalles de lo que había sucedido en la esquina de la calle Segundo Sombra y el pasaje El Milagro gracias al relato de algunos conocidos.

La pelea y la grave puñalada que había recibido Héctor ya era la noticia que corría por el barrio cuando el amanecer comenzaba a asomar en el cielo oranense. Mientras esto pasaba recibieron la triste noticia del deceso de Héctor.

Todo sucedía muy rápido. La Policía ya estaba en el barrio, entonces los familiares de Mendoza les informaron sobre la identidad del muchacho al que Héctor había señalado como quien le asestó las mortales puñaladas tras la pelea en la fatídica esquina.

Varias patrullas recorrieron la zona durante algunas horas hasta dar con el sospechoso del crimen: un muchacho de 22 años que fue detenido de inmediato. También secuestraron el cuchillo que habría usado para atacar a su víctima.

Los pesquisas trabajaban ayer para dilucidar si se trata de un integrante del grupo de amigos de la víctima o si era miembro de otro barrio y mantenía alguna diferencia con el Héctor.

La Fiscalía Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas fijó para hoy la audiencia de imputación al muchacho detenido.

Fuente: El Tribuno Salta