Fecha: 2018-03-05 05:38:59


Rosario de Lerma

El edificio del terciario de Rosario de Lerma no está en condiciones de funcionar


5 DE MARZO 2018 - 00:00 Todo intentó de reparación será inútil debido al avanzado deterioro estructural.La comuna dice que Educación no completó el envío de fondos para arreglos.

Abandonado, deteriorado y sin obras a la vista permanece el viejo edificio donde funcionó hasta marzo del año 2016 el Instituto Terciario para la Formación Docente y el anexo del Colegio Secundario Nº 5073 de Rosario de Lerma.

Los 700 alumnos que estudian Magisterio y profesorados de Educación Física y Biología, entre otras carreras, no comenzarán las clases en el edificio aludido por la falta de aulas.

Hace dos años, una parte de los alumnos fue enviada por Educación -para disimular la carencia de un edificio en condiciones- a un galpón de un gremio y otra parte a un colegio secundario, donde se dictan clases en horario vespertino.

Hasta la fecha solo se logró una pobre obra de tendido eléctrico interno en algunos espacios, un baño reciclado y la puesta, casi como burla, de tubos fluorescentes en los techos de una biblioteca llena de humedad, y con cielorrasos que gotean a borbotones.

Pero en las aulas, con fisuras estructurales en los muros y columnas, no se hizo nada en estos dos años.

"Por estas aulas pasaron y pasan cientos de jóvenes y adultos de la región y de la ciudad en busca de un título de validez nacional para mejorar sus perspectivas de vida. Serán los docentes que prepararán a nuestros hijos. Esta realidad no es de ahora, viene de hace años, y no hay autoridad que pueda solucionar este tema. Sin mantenimiento y sin arreglos vitales es peligroso intentar poner en condiciones este edificio para volver a utilizarlo", reclamó el licenciado Claudio Acuña, a cargo de la Rectoría del Instituto de Formación Docente.

Lo que dice la Provincia

Fuentes del Ministerio de Educación aseguraron a El Tribuno que las obras de mantenimiento fueron realizadas a principios de 2016, y que con esos arreglos básicos la institución estaba en condiciones.

Pero desde del área de Infraestructura las inspecciones no detallaron el pésimo estado general de todo el edificio de calle 9 de Julio. Además, parte del dinero destinado a las refacciones de este establecimiento se utilizó para construir aulas en el interior de un galpón prestado por un gremio municipal.

Una obra precaria

"Como nadie hacía nada, improvisamos unas aulas en el galpón del SOEM. Esto fue en el 2016. Nos giraron solo 120 mil pesos de los 400 mil que habíamos acordado. Esa precaria obra permitió que tuvieran aulas los alumnos en ese momentos. Pero nadie nos ayudó a gestionar una obra en serio, un edificio nuevo. Es una vergenza lo que está pasando. Aquí hay responsabilidades compartidas", dijo a su turno el intendente Ignacio Jarsun.

Al parecer desde el Ministerio de Educación tienen una versión totalmente distinta de la realidad del terciario de Rosario de Lerma.

Jarsun fue más lejos y reclamó "al gremio le deben pagar el alquiler del galpón donde se hicieron las aulas. Nunca le abonaron ni un solo mes. Y es evidente que no se puede rehabilitar el viejo edificio. Pero también es cierto que en los 30 años de existencia del terciario nadie se preocupó en gestionar un edificio como la gente. Me gustaría que aparezcan los legisladores de nuestro departamento a acompañar en la búsqueda de soluciones y no solo para criticar".

La estructura está tan deteriorada como un edificio abandonado y a punto de caerse. Las grietas en las paredes están a la vista. Los techos lucen con chapas oxidadas y sostenidas con tirantes de maderas que datan de hace un siglo.

El edificio tiene 7 aulas, una biblioteca, sala de computación y galerías y sanitarios.

Fuente: El Tribuno Salta