Fecha: 2016-12-13 13:56:32


El miedo al martes 13: ¿por qué se asocia con la mala suerte?


"No te cases ni te embarques", reza el conocido refrán. Los mitos que rondan en torno a esta fecha.

“No te cases ni te embarques ni de tu casa te apartes”, señala el conocido refrán que hace alusión a la mala suerte de los martes 13. Cocinar panqueques, quemar palo santo y hasta limpiar los pisos con vinagre son algunos de los rituales que deben hacerse en un día como hoy, que para muchos es de mala suerte.

Un día como hoy  los supersticiosos tampoco querrán hacer ningún viaje y puede que teman más de lo normal a los espejos, a cruzarse con un gato negro o pasar por debajo de una escalera.

A pesar de la connotación negativa que se le atribuye a este día no es más que un mito y no cuenta con ningún fundamento científico.

A raíz de este mito muchas aerolíneas evitan la fila 13 para sus pasajeros y muchos edifcios modernos obvian el número 13 pasando del 12 al 14.

Las leyendas que explican la mala fama del martes 13

Desde la antigüedad este día es conocido por los cristianos como “de mal augurio” debido a que eran 13 los asistentes a la Última cena de Jesucristo: doce apóstoles y el propio Jesús, considerando a Judas el número 13 por ser quien le traicionó.

También eran 13 los espíritus malignos según la Kabbalah judía (una de las principales corrientes de la mística judía) y fue en el capítulo 13 del Apocalipsis donde llegó el anticristo. Sin embargo, las leyendas se trasladan hasta los países escandinavos, que explican como Loki, el espíritu del mal, era el 13º invitado en una cena de dioses.

El Tarot no iba a ser menos y es que la carta número 13 corresponde a la muerte y a la desgracia eterna. También  se dice también que en un martes 13 ocurrió la confusión de lenguas en la Torre de Babel.

¿Por qué martes?

El porqué viene determinado por la antigua astrología. La palabra ‘martes’ proviene del planeta Marte, que en la época de la Edad Media estaba ligado al Dios de la Guerra y lo llamaban ‘el pequeño maléfico’. Entonces ese día estaba relacionado con el planeta rojo, conocido como el de la destrucción, la sangre y la violencia.

Se conoce que a partir de la caída del Imperio Romano en Constantinopla, un martes 13 de mayo de 1453, todo cobró mala suerte. 

Fuente: Informate Salta