Fecha: 2018-02-23 13:18:31


Arte

El artista salteño José Alfredo De Andrés expondrá en el Art Shopping del Museo de Louvre


23 DE FEBRERO 2018 - 11:55 “Crear es sublime, es la magia que transmitimos desde nuestro interior”, dice el arquitecto y plástico salteño.

Entre la brillantez de los colores, la armonía de las formas y la complejidad perfecta de la física cuántica, la producción artística de José Alfredo De Andrés no para. Como tampoco su recorrida por exposiciones internacionales, que buscan mostrar sus obras por la excelencia en su elaboración y significado.
De Andrés tiene especial predilección por el arte contemporáneo en tapices y esto le mereció una serie de invitaciones para exponerlos en bienales de la Argentina, en Miami, en Florencia (Italia), Punta del Este y ahora lo hará en el Museo de Louvre, en París. Simultáneamente, esta semana, desde la Bienal de Arte Textil de Portugal resultó preseleccionado entre artistas de distintas partes del mundo para competir entre septiembre y octubre en ese país, luego de la selección que los curadores de la muestra lusa harán entre 50 trabajos y que se conocerá el 1 de abril.
Esta vez será “El Guernica” el tapiz que llevará nada menos que a Le Carrousel du Louvre Art Shopping, una de las exposiciones con mayor historia, narrativa y glamour mundial. En diálogo con El Tribuno, De Andrés habla de su participación en la expo y de sus proyectos.
¿Cómo surgió la invitación para participar de la muestra parisina? 
Art Shopping del Louvre es uno de los eventos artísticos mundiales más importantes. Es visitado por miles de personas y sus actividades son cubiertas por periodistas especializados de todo el mundo. Son tres días donde cada país expone obras de sus artistas más representativos. Argentina presenta su exposición todos los años a cargo de la curadora María Elena Beneito, directora de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Argentina, miembro de la World Academy of Arts and Culture de EEUU y editora del Anuario de Arte Argentino Art Dealer. A través de ella me invitaron a participar con uno de mis tapices-alfombras. 

¿Qué elegiste para presentar en esta ocasión y por qué?
El espacio de exhibición es muy limitado y pondré una obra grande, un tapiz de 0,60 x 0,90 m. Se trata de “El Guernica”, que alude a la famosa obra de Pablo Picasso donde expresó, en blanco y negro, todo el horror de la guerra civil española. Mi trabajo, entre colores y “fantasmas”, representa la obra de Picasso en una visión abstracta. En mis tapices utilizo aguja smirna, tejido a mano sobre arpillera, con una terminación tipo alfombra. Es una técnica muy sencilla que la aprendí hace 30 años y nunca la dejé. 


¿Cuáles son los aspectos que dificultan exponer en el exterior, teniendo en cuenta las exigencias y dificultades?
Exponer en el exterior es algo sencillo. Hay trámites aduaneros a cumplir para evitar demoras e inconvenientes en los aeropuertos. Creo que lo más difícil es la parte económica, ya que a mí me invitan a participar en exposiciones, conferencias y bienales de todas partes del mundo y lamentablemente no puedo ir a muchas porque cada viaje es muy costoso. Particularmente gasto el triple, ya que viajo con mis hijos, Gabriel de 16 años y Valentina de 12, por dos razones: por ser viudo y porque todo lo que hago lo hago por ellos y con ellos. De todas formas, debo agradecer el apoyo constante del intendente Gustavo Sáenz, del coordinador Pablo Outes y la colaboración del senador Juan Carlos Romero y su esposa, que creyeron siempre en mis proyectos y mi carrera. Es fundamental para el artista contar con el apoyo económico necesario de parte de los gobiernos, ya que su participación en eventos internacionales lo convierten, en cierta forma, en embajadores de nuestra cultura y es una forma de difundir Salta en el mundo. Aclaro que el apoyo que recibo es solo para mí y los gastos de mis hijos los cubro yo, como debe ser, ya que es mi decisión llevarlos.

Respecto de tus puestas anteriores, ¿cuál o cuáles te gratificaron más?
Tengo exposiciones realizadas en Chile, Bolivia, Uruguay, Estados Unidos e Italia, pero te cuento algo: mi primera exposición fue hace 25 años en la Casa de la Cultura y, en ese entonces nunca pensé que se empezaba a trazar en mi vida un camino en diferentes partes del mundo. Sin duda es la exposición mas importante que hice hasta el momento, sobre todo porque me ayudaron a montarla mi madre Yolita y mi esposa María Inés. Ahora ellas me acompañan en todas mis presentaciones con su energía, que verdaderamente la siento. Y participar en la Bienal de Florencia, el año pasado, fue muy importante por el nivel que tiene. Allí convivimos y aprendimos, junto con mi colega Ricardo Aguirre, de todo el arte que se respira en las calles de esa ciudad y por cierto, quedamos invitados a participar el año próximo.

Y hablando de gratificación, ¿qué significa exponer? 
Para mí significa llegar al momento único y mágico de comunicar mis sentimientos a la gente. Es el modo de expresar todo lo que siento y que la gente lo vea, lo sienta, lo viva. Creo que para cualquier artista es muy importante poder mostrar todo lo que uno hace, encerrado en su mundo interior, buscando el día en que salga a la luz. Hace muchos años no expongo en Salta por razones de tiempo, ya que mi actividad como arquitecto es la que me da de comer. Solo preparo las obras para participar en los eventos internacionales que me invitan, Pero ahora están preparando una exposición mía, de pinturas, en un museo en Buenos Aires, para fines del próximo año. La exposición se llamará “Me 101 Artista”, donde presentaré cien intervenciones a 100 obras de los 100 artistas mas famosos de la historia. Es un reto muy importante para mí ya que estaré servido en bandeja para que la crítica internacional me destroce por atreverme a intervenir un Goya, un Miguel Ángel, un Picasso, un Dalí, un Van Gogh, un Rembrandt, etc. Haré una obra sobre lo que yo pienso de cada una de ellas teniendo en cuenta la vida de cada artista y el momento histórico y la representaré según mi punto de vista y el momento actual. Y la número 101 será una propia para expresar lo que me dejó esa maravillosa experiencia. Llevo intervenidas diez obras de genios de la pintura mundial y es muy interesante. 

Fuente: El Tribuno Salta