Fecha: 2018-02-11 06:05:14


Rosario de Lerma

Le faltó mucho cuidado y respeto a la escultura del Padre "Chifri"


11 DE FEBRERO 2018 - 00:00 El deterioro de la obra de arte erigida en honor al queridísimo sacerdote fallecido en 2011 es muy significativo. Los expertos que la relevaron sostienen que su ruina es por la falta de cuidados y de valoración de la obra de arte.

Si los daños y la humedad del ambiente lo permiten, en menos de un mes podría estar restaurada la escultura del entrañable padre Sigfrido Moroder, "Chifri" para la gente. Es la primera vez, desde el año 2014, cuando se instaló la escultura en el parque, que se la considera para una reparación

La vandalizada estatua del recordado Sigfrido "Chifri" Moroder ya está siendo reparada en los talleres del restaurador salteño Pedro Humberto Ciotta. La evaluación sobre la imagen fue meticulosa. Los trabajos de las enmiendas podrían demorar algunos meses. Todo dependerá si algunos daños en la estructura de la escultura pueden repararse.

La figura estaba a cielo abierto, bajo un pequeño toldo de cañas. La intemperie y la falta de mantenimiento desde que fue erigida la escultura en el Parque Evita de Rosario de Lerma, pasaron factura en estos últimos tiempos.

El desenlace de este descuido hizo eclosión con el repudio generalizado de la población por la actitud de dos jovencitas, que en el mes de enero pasado, en oportunidad de desarrollarse el desentierro del carnaval en el predio de Buen Retiro, pintaron el rostro de la estatua.

También le arrojaron lanzanieves y, sin quedar satisfechas, siguieron la travesura, retratando la virulenta escena, con selfis en poses polémicas, en donde una de ellas se sienta en las piernas de la figura del sacerdote. La grotesca escena derivo en dos situaciones. La primera: se logró identificar a las adolescentes, y la segunda y más importante; la urgente reparación de toda la escultura.

"El restaurador se tomará todo el tiempo posible para que la figura quede en condiciones óptimas. Nunca tuvo un mantenimiento desde el año 2014 cuando fue levantado este predio. Vamos a mejorar el predio donde estará erigida la estatua de Chifri" acotó Renato Ramírez, coordinador del Gabinete Municipal.

Ahora el sitio donde estaba emplazada la imagen estará cercado y tapiado para evitar vandalismos. Incluso se pensó en mejorar el entorno, para evitar un deterioro mayor de la estructura y su imagen.

"Si no hay mucho humedad, en 25 días el escultor puede terminar su trabajo; dependerá de esta circunstancia. Caso contrario llevará un poco más de tiempo. Además queremos que la escultura perdure".

Ciotta supo restaurar, entre otras imágenes, el San Bernardo de la iglesia de Coronel Moldes, la Virgen del Carmen de Chicoana, y en la catedral basílica realzó las restauraciones del Cristo del Milagro que fue enviado a Roma.

Adolescentes identificadas

Luego de sucedió el escandaloso episodio donde dos menores pintaron y se burlaron de la escultura de "Chifri', numerosos vecinos enviaron pruebas a la comuna de Rosario de Lerma de quienes eran las autoras de este atropello cultural y religioso.

Las evidencias muestran que se trata de dos jovencitas de 17 y 21 años, con residencia en la localidad de La Merced, y que ese día del desentierro del carnaval, habían acudido al evento que se realizó frente al predio donde está la escultura, acompañadas por amigos.

Las tomas fotográficas delatan a las jovencitas del barrio San Nicolás de La Merced, que están bebiendo junto a sus amigos en proximidades de las vías el tren, justo a las espaldas del sitio de la imagen vandalizada. Luego de pintar la figura salieron caminando delante del gentío.

Autor reconocido

La figura fue encargada al reconocido artista plástico Fernando Pugliese, creador de Tierra Santa y obras tan realistas que son admiradas en distintas ciudades del mundo. En Argentina es creador de una serie de estatuas, tales como la réplica de Sandro, el Che Guevara, un busto del presidente Néstor Kirchner y Luis Landriscina, entre otros.

La escultura de Chifri es tan real que impresionará a cualquier salteño conocedor de la historia del sacerdote católico. Como la impronta de la pluma del gran García Márquez, la figura del sacerdote tiene un realismo mágico. Su mirada, su postura en el banco sentado, parecería que está a punto de hablar.

Fuente: El Tribuno Salta