Fecha: 2018-02-02 13:24:16


Santa Victoria Este

Un parto y ancianos que no quieren dejar su casa, algunas historias del temporal en Santa Victoria


El subgerente del hospital del pueblo, Pablo Casabella, explicó cómo es la situación de la población ante la crecida histórica del río Pilcomayo.

El agua todavía no entró a Santa Victoria Este pero sus habitantes tuvieron que dejar sus casas por precaución porque las condiciones climáticas no son favorables. Sigue lloviendo y ellos están padeciendo la crecida más grande del río Pilcomayo de los últimos diez años. Algunas comunidades y misiones cercanas ya están inundadas. 

Mientras llevan a la población hacia los diferentes centros de evacuados en Aguaray y Tartagal, el equipo médico del hospital de Santa Victoria Este armó un puesto sanitario en la zona desde donde salen los colectivos que hacen los traslados. Allí esta mañana asistieron a una mujer que entró en trabajo de parto y tuvieron que derivar en ambulancia a otra ciudad.

Pablo Casabella, subgerente del nosocomio, le contó a LA GACETA que hasta el momento no atendieron casos graves. “Algunas personas tienen problemas de presión arterial, otras que sufrieron enfriamientos y tienen fiebre o catarros. Estamos procurando que todos se hidraten”, explicó el médico, quien confirmó que se evacuó a casi la totalidad de la población. "Hay algunas personas, en especial ancianos, que no se quieren mover de sus casas pase lo que pase". 

Normalmente en el hospital de Santa Victoria Este trabajan cinco médicos, además hay 25 enfermeros y 25 agentes sanitarios distribuidos en 14 puestos periféricos en las comunidades y misiones que viven cerca del pueblo como Puntana, Santa María, La Paz y muchas otras.

Ante la situación de emergencia, el equipo de médicos, enfermeros y agentes sanitarios se está moviendo por diferentes lugares. “Vamos armando la estrategia de atención según la situación. En el hospital quedó un grupo trabajando y estamos derivando los pacientes que estaban internados hacia otros centros de salud. Nosotros nos vinimos a la zona donde está el anillo de contención que rodea al pueblo para atender a la gente que está acá. Todas las medidas que tomamos hasta ahora son preventivas”, remarcó el médico y además destacó el trabajo en conjunto que están realizando diferentes organizaciones y entidades. 

Fuente: La Gaceta Salta