Fecha: 2018-01-17 05:51:54


Rally Dakar 2018

El maldito waypoint de Belén que alejó a Kevin de la punta


El paso obligatorio siete de la décima etapa perjudicó al salteño en el tramo Salta-Belén. Ahora está tercero en la general a 41m 23s del austríaco Matthias Walkner (KTM).

Belén fue una pesadilla. La etapa 10 dakariana dejó de saldo siete abandonos, entre ellos el salteño Luciano Benavides (ver página 36), y una inmensa cantidad de pilotos perdidos en el paso obligatorio 7 (way point), que jamás encontraron y perdieron muchos minutos hasta llegar a la meta. Uno de los que más sufrió fue KEVIN BENAVIDES, quien hasta intentar atravesar en ese punto iba primero en el tramo de Salta a Belén y finalmente terminó decimoséptimo. 
En la general cayó al tercer puesto, pero ahora está a 41m 23s del austríaco Matthias Walkner, ganador de la etapa y nuevo líder de la clasificación general. Cabe recordar que el salteño partió ayer de nuestra ciudad en segundo lugar, a 22 segundos del francés Adrien Van Beveren.
Un way point es un paso obligatorio para todos los competidores, si se pierden y no pasan por estos controles son penalizados por la organización. Algunos están señalizados y otros no, para asegurar que los pilotos siguen la ruta establecida sin realizar atajos.
Cerca de las 18 recién pudo arribar el salteño al campamento en Belén y, sin perder tiempo, salió junto a su equipo a reclamar el que para ellos fue un grave error en la hoja de ruta (roadbook). Sin embargo, el mejor piloto nacional no obtuvo respuestas positivas de Marc Ducrocq, director de carrera en motos, y salió disparado a su búnker.
“No tengo ánimos de hablar, perdón”, dijo Benavides a El Tribuno tras el diálogo con Ducrocq, en el que le repitió constantemente que hubo un error en el roadbook, ya que no estaba marcado el camino correcto.
Según pudo saber este matutino, en un tramo de la competencia, sobre el río de Belén, el tramo estaba dividido en dos, por lo que el salteño, junto a Toby Price (KTM), Antoine Meo (KTM), Joan Barreda Bort (Honda), Ricky Brabec (Honda) y otros, decidieron avanzar por la izquierda y el camino correcto era por derecha.
Honda tiene pensado insistir hasta agotar todas las vías de reclamo, pero el español Marc Coma (el director deportivo de la competencia) indicó que no hubo ningún error en la hoja de ruta, que la equivocación fue de los pilotos y que no aceptarán el pedido.
Increíblemente, en KTM también sostienen que el mayor de los Benavides, por ir adelante, fue el culpable de que Price se pierda. Antes de que Benavides llegue al vivac, la cúpula de HRC, con Raúl Castells (el team manager) a la cabeza, se reunió en el centro del búnker y hubo mucha bronca.
Aún quedan cuatro etapas por recorrer para completar la décima edición del Dakar en Sudamérica. Para hoy está previsto que la caravana salga de Belén y se instale en el campamento de Chilecito. Pero el tramo de competencia se realizará en Fiambalá, con 280 kilómetros. Esta será una de las zonas más delicadas de la carrera en el tramo argentino, puesto que el calor hace que las arena se vuelva más blanda. 

Fuente: El Tribuno