Fecha: 2018-01-16 19:42:54


Guy Williams

De cuando el Zorro vino a Salta para filmar su película


16 DE ENERO 2018 - 21:18 Hace dos días se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de Guy Williams. Acá, un recuerdo de su proyecto para filmar en los Valles Calchaquíes.

El Zorro es un personaje creado en 1919 por Johnston McCulley. Fue uno de los primeros héroes de ficción de la cultura moderna. El Zorro es la identidad secreta de Don Diego de la Vega, nombre de un aristócrata californiano que vivió realmente en Los Ángeles durante la era mexicana (1821-1846) y que perteneció a la sociedad secreta llamada “Los hermanos de la Hoja” una organización libertaria que se remonta al primer verdadero Zorro histórico; Don Guillen de Lampart quien se alzó en rebelión para la independencia en México a mediados del Siglo XVI.

El personaje del Zorro desde su inicio causó gran revuelo y expectativa, convirtiéndose rápidamente un clásico indiscutido a través del tiempo. Ya desde 1920 un año después de haber salido en papel, el personaje ya tenía su primer película y otra más que se filmó en los años 1940. Pero llegaría la época gloriosa para este personaje en la década de 1950 cuando Walt Disney produce la serie homónima de este superhéroe , alcanzando gran fama mundial y en la que el actor Guy Williams interpreta al personaje del Zorro tan magistralmente que nadie recuerda a los demás actores que personificaron al héroe enmascarado y siempre asocian la figura del Zorro a Williams.

A Williams solo le bastó filmar 40 horas de la serie ya que la misma tenía capítulos de media hora -78 episodios- y fue grabada en el transcurso de 2 años (dos temporadas) para que de esta manera fuera recordada por siempre su actuación. Luego de terminada esta adaptación para la televisión, Guy Williams realizó otros papeles no pudiendo alcanzar la fama como en el Zorro. Trabajó en Bonanza (1964) y Perdidos en el espacio (1965-1968).

Luego de la experiencia de personificar al espadachín, Guy decidió retirarse para disfrutar de su pequeña fortuna conseguida mediante la inversión en varios negocios. Desde 1959, al finalizar la serie, se sintió decepcionado al ver que no se materializaba ninguna oferta de trabajo que a él lo convenciese. El ex Zorro tenia un temperamento franco y abierto, era un gran conocedor de vinos, entusiasta del ajedrez y la esgrima y muy aficionado a viajar.

Puede ser porque en la serie del héroe enmascarado en unos capítulos salió la referencia de nuestro país que se sintió impulsado a visitarlo. Más exactamente en el capítulo llamado “El hombre del látigo” en el cual un tal señor Murrieta, forastero, llega al pueblo de Los Ángeles. En realidad es un agente del Águila encargado de la custodia de un cargamento de joyas robado de iglesias sudamericanas que llega bajo un cargamento de botas provenientes de Argentina.

Es por eso que Guy Williams viaja a nuestro país en 1973 y como en esa época se pasaba la serie el Zorro y era un boom televisivo, Guy fue recibido como una súper estrella, aclamado por su público cautivo. El neoyorquino quedó encantado con tanto afecto y comenzó a venir más seguido a Argentina.

En esa década Guy Williams regresó a Buenos Aires para producir sus propios show y su partener seria el actor argentino Fernando Lúpiz, disfrazado como el Capitán Monasterio. Para promover el espectáculo, el Zorro apareció en los programas Patolandia (protagonizado por el cómico Rafael Carret) y el Capitán Piluso (protagonizado por el cómico Alberto Olmedo). Presentado su show durante dos meses en todo el país, con excelentes críticas como también actuando en varios circos. Es en esas giras que conoció la provincia de Salta de la cual se enamoró. 

En el año 1977, los productores Enrique García y Carlos Montero Fuertes anunciaron que pretendían filmar "El Zorro y su Hijo", una película que protagonizarían Williams y Lúpiz. 

La fiebre por el Zorro en nuestro país se acrecentaba y es por eso que el actor comenzó a tener muchos amigos argentinos, y estaba encantado con el país. El proyecto de la película se volvió una obsesión para Guy, se dio cuenta de que sería la resurrección de su carrera. Empezó a trabajar en el guión y los escenarios. Su intención era usar sitios naturales reales de Argentina. Y es aquí en donde posó su miranda en los bellos paisajes de la Provincia de Salta, con exactitud en el Valle Calchaquí, un lugar único por sus maravillosas montañas y terreno propicio para filmar películas. El proyecto en sí era muy ambicioso, estimado en dos millones de dólares, demasiado caro para la inestable economía de Argentina, pero él insistía que se vería al mismo tiempo en 65 países.

Los barrancos y escarpadas montañas de Salta daban sin lugar a dudas el lugar ideal para filmar la Película del Zorro. Lugares tales como La Garganta del Diablo, El Anfiteatro, Los Médanos, Los Castillos etc. Todo el Valle Calchaquí y también otros sitio como la Quebradas de las Flechas, el Valle Encantado entre otros eran dignos paisajes para ver transcurrir por ellos al bravo Zorro y sus maravillosas aventuras.

El único que podía financiar la película era el cantante y actor Palito Ortega, pero este realizó muchos cambios al guión y a los sitios de filmación que había elegido Williams. Ortega también ordenó que el papel de Bernardo lo hiciera Carlitos Balá. Además, se había decidido que el papel del capitán Monasterio sería del actor argentino Alfredo Alcón (y no de su compañero Lúpiz). Para Guy esto fue demasiado, no porque no le gustara Balá o Alcón, sino porque su trabajo de tres años desaparecía bajo los deseos de Ortega. Por lo que desistió de filmar y al no encontrar a ningún otro productor que estuviese dispuesto a colocar el dinero, decidió dejar el país, sin el filme.

El Zorro no tenía nada que hacer en Buenos Aires y volvió a California a principios de los años ochenta. Luego volvería. Al famoso Zorro lo había capturado la embelesada Argentina y es por eso que eligió quedarse a vivir en Buenos Aires. Le gustaba tomar café en La Biela, en el barrio de Recoleta, leyendo The Buenos Aires Herald. Se lo veía caminando desde el hotel Alvear al edificio donde vivía y donde todos lo conocían. Continuó haciendo amigos argentinos e invirtió en propiedades en nuestro país.

Fallecería en abril de 1989 en el barrio de Recoleta, cuando tenía 65 años de edad. Fue enterrado en el panteón de la Asociación Argentina de Actores (a pesar de la regla de que es sólo para actores argentinos). En 1991 su hijo Steve recibió sus cenizas en California y cumplió el deseo de su padre de que fueran esparcidas en las montañas de California, en la playa de Malibú y en el océano Pacífico.

Quedó así solo el recuerdo de cuando El Zorro quiso grabar su Z famosa en la provincia de Salta, desde la cual lo vería resurgir nuevamente ante todo el mundo. Un pensamiento que Guy Williams anhelaba pero que nunca sucedió.

 

Este texto es autoría de Juan O. Wayar, publicado en el grupo de Facebook, Nuestra Salta de Ayer y de Hoy

Fuente: Juán O. Wayar