Fecha: 2018-01-15 17:45:15


Escuelas con pastizales, en plena campaña contra el Aedes


Este mosquito es el transmisor del dengue, chikungunya y zika. Desde Salud recomiendan el control de las malezas en espacios verdes y públicos.

Las lluvias seguidas de altas temperaturas hacen que el ambiente para la reproducción del mosquito Aedes aegypti sea el ideal en Salta. En plena campaña contra ese vector, hay escuelas cubiertas de pastizales, situación que preocupa a los vecinos.

Luego de la aparición de dos nacimientos de niños con microcefalia a causa de fiebre zika en octubre del año pasado, en la zona norte de la provincia, desde el Ministerio de Salud se extendió la vigilancia. No solo se realiza un control intensivo desde octubre a marzo, sino que se mantiene el alerta por el zika durante todo el año.

Desde la cartera sanitaria lanzaron una campaña de prevención recordando a los vecinos la necesidad de mantener en orden el patio. "Hay que aclarar que no decimos "limpio' sino en orden. Esto quiere decir tomarse el tiempo de verificar que no se tenga elementos que puedan acumular agua y convertirse en el espacio de reproducción del mosquito", explicó Francisco García Campos, funcionario a cargo por estos días de Epidemiología.

Durante su encuentro con este medio, el funcionario destacó que si bien se esta realizando una fuerte campaña con los vecinos, falta el compromiso con algunas áreas que están a cargo del cuidado de los espacios verdes y los establecimientos oficiales, como las escuelas.

Advirtiendo esta opinión, El Tribuno recorrió algunas áreas de la ciudad en las que constató la realidad de las declaraciones de García Campos. Uno de estos ejemplo se puede ver en las escuelas Clara Linares de Arias y Mariano Moreno, de barrios Intersindical y El Tribuno.

En el barrio San Carlos, la escuela del mismo nombre se encuentra cubierta de pastizales, situación que se replica en el establecimiento Alejandro Gauffin, del San Remo.

En la zona norte, la escuela Nicolás Avellaneda y el colegio Batalla de Salta, apenas se tienen la vista de los ventanales.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Salud Pública advierte que continúa con la vigilancia intensificada de síndromes febriles y solicita a la población extremar las medidas de prevención para evitar los criaderos de mosquitos transmisores. La recomendación es observar en especial los sectores aledaños al hogar y dentro de los mismos, para eliminar cualquier elemento que pueda servir para que la hembra coloque sus huevos. Las autoridades sugieren revisar patios, jardines, canaletas y lugares en donde pueda haber agua estancada y desechar cualquier receptáculo que sirva de criadero de mosquitos transmisores de las enfermedades.

Marisa Sosa es vecina de barrio Miguel Aráoz. Sus hijos asisten a la escuela Mariquita Sánchez de Thompson. "Estamos a un par de cuadras de la escuela. Esta situación de los pastizales no es nueva. Un par de días antes de que los chicos vuelvan a clases recién cortan el pasto. Algunas veces levantan lo cortado, otras lo dejan en algún rincón del patio. La Cooperadora de padres es la que se encarga de comprar los insumos para desinfectar las aulas y las cañerías, que están llenas de alimañas", expresó esta vecina. En el barrio San Remo, Matilde Antonietti advierte que los espacios verdes de la zona están totalmente abandonados. "Con este clima, los pastos de la plaza crecen rápido. Vivo en una esquina y cada 14 días hago cortar el pasto de la vereda ¿Pero el Estado no puede encargarse de la plaza y la escuela?", se preguntó la mujer mientras señalaba el establecimiento educativo que cuenta con un solo espacio verde al frente.

Además reclamó el corte de los pastizales y la poda de los árboles de mora que ya muestran varias ramas quebradas por los temporales de lluvia y viento de las últimas semanas.

En la zona norte, una vecina se animó a cruzar por lo que queda de vereda en la manzana que ocupa el colegio secundario Batalla de Salta N§ 5035. Allí los pastizales cubren la vereda y también la institución, generando un espacio ideal para la reproducción del vector de zika, chikungunya y dengue.

Advertencias desde Salud

El Ministerio de Salud de la Nación advierte que debe tenerse en cuenta que el mosquito vector solamente deposita sus huevos en recipientes artificiales construidos por el hombre, y prácticamente nunca en charcos, lagunas, acequias, ni aguas servidas. 
Es siempre el hombre el que facilita los criaderos que van a asegurar la permanencia del mosquito en las viviendas. Si se llegasen a eliminar todos los lugares que contiene agua, o sea los criaderos reales y potenciales, llegando el momento de desove, la hembra no tendrá lugar donde depositar los huevos evitándose la reproducción de estos vectores. En cualquier centro urbano donde existe el mosquito Aedes aegypti como huésped indeseable, es posible bajar sus densidades a niveles que no signifiquen peligro para el inicio de un brote epidémico.
Recomienda como acciones de cada municipio la recolección de inservibles con participación de todos los sectores de la comunidad y las autoridades.
La basura acumulada debe ser arrojada fuera de todo núcleo urbano o enterrada. Eliminar posibles criaderos como huecos de árboles en plazas y lugares de recreación.

Fuente: Diario El Tribuno