Fecha: 2018-01-11 08:05:37


Rally Dakar 2018

Luciano Benavides, el líder en su campeonato


10 DE ENERO 2018 - 23:30 El menor de los hermanos es el mejor de los novatos y en KTM están felices con su actuación.

Al fondo de la base militar de Arequipa, el equipo KTM comenzaba a armar su búnker cuando Luciano Benavides apareció luego de otro día pesado. 
Estaba preocupado, señalaba su moto y le comentaba a la asistencia de la empresa austríaca sobre un inconveniente que había tenido. Venía muy bien y en el kilómetro 70 le falló su moto, se desesperó, perdió tiempo pero luego pudo solucionarlo y siguió su camino. Llegó 24º, pero en su campeonato, que es lo que importa, es el líder. 
Entre los novatos, Luciano les está ganando a todos y eso lo refleja su decimosexto lugar en la general.
La marca que desde hace 17 años gana el rally Dakar está feliz con su actuación porque cumple una buena performance y cada vez que ha tenido un problema, fue mecánico y no de navegación.
Luciano es debutante, tiene 22 años y está a solo 53’ y 51” del mejor de la general, Adrien Van Beveren. 
Con solo unos meses en el rally, después de tantos años practicando enduro, disciplina en la que cosechó muchísimos títulos, le saca varios minutos a sus inmediatos perseguidores, Jonathan Barragán Nevado y Oriol Mena, que están en las ubicaciones 20 y 21, respectivamente. A él le importa “su” campeonato, por supuesto, pero ayer se notó su malestar por lo que le ha sucedido hasta el momento. Perú fue casi imposible para la mayoría de los pilotos y no en vano ya hay 66 abandonos. 
En diálogo con El Tribuno, indicó: “Fue un día muy duro para mí. Salí a atacar un poco, lo venía haciendo muy bien, pero la bomba no me funcionaba y no encontraba el problema”.
La desesperación e impotencia hicieron que por su cabeza pasara abandonar. “En un momento pensé en llamar al helicóptero, pero mi compañero Andrew Short me ayudó y le agradezco. Fue un problema muy raro en la moto, pero cuando logré solucionarlo, no me desesperé más y recuperé tiempo para mañana (por hoy)”.
Las cinco etapas de Perú serán recordadas por todos y eso que Etienne Lavigne, el director del Dakar, lo anunció de antemano: “Será el más difícil desde su llegada a Sudamérica (2009)”. Tal cual.
“Este gran país me deja mucho aprendizaje, aprendí muchísimo por ser mi primer Dakar”, contó el menor de los Benavides. “Hoy (por ayer) tengo un sabor amargo por los problemas que tuve. Pero no estoy complicado para nada, logré experiencia en estas dunas y ahora espero llegar bien a Bolivia y luego a Salta”, añadió.
Sobre el campeonato de los novatos, que su hermano Kevin ya obtuvo en 2016, cuando fue cuarto en el Dakar y se convirtió en el mejor argentino desde su creación, Luciano contó a este diario: “Pensé que había perdido ese liderazgo. Si sigo adelante, estoy contento y espero que pueda mantenerlo”.
Hoy, Luciano se dirigirá a Bolivia junto a su hermano y el resto de los competidores en motos a partir de las 4.30. 
Recorrerá 313 kilómetros de especial y 447 km de enlace. Será otro día largo para este gran dúo salteño.

Fuente: El Tribuno Salta