Fecha: 2018-01-09 15:33:20


El ballet Santiago Ayala impone un estilo propio en el escenario


La agrupación salteña participó en la nueva edición del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María. Su directora Norma Barconte contó detalles.

La danza salteña viene desarrollando una tarea impecable en las últimas temporadas. Nuestros bailarines fueron protagonistas principales en las convocatorias más importantes del territorio nacional.
Un claro ejemplo es el ballet Santiago Ayala, de Vaqueros, que siempre deja en alto el prestigio de esta provincia dentro del folclore.
“Fue un orgullo representar a Salta en el Festival Nacional de Doma y Foclore. Fuimos invitados por el Instituto Martín Miguel de Güemes de la provincia de Córdoba a integrar una delegación federal con 500 bailarines de todo el país. Fueron tres días maravillosos, donde los bailarines recogieron una experiencia inolvidable en el escenario Martín Fierro”, comentó Norma Barconte, directora del mencionado ballet salteño.
El ballet Santiago Ayala pertenece a la localidad de Vaqueros y desde hace 17 años representa a la provincia de Salta en los distintos eventos artísticos y culturales a nivel provincial y nacional. “Fuimos ganadores del Primer Festival de Canto y Danza, en el año 2004, organizado por la Secretaría de Cultura de Salta. Participamos de la final del Pre Cosquín, Córdoba, dos años consecutivos, en 2008 y 2009. También formamos parte de la delegación oficial en el Festival Mayor de Cosquín. Durante la temporada 2010, representamos a la provincia en el X Festival Internacional de Folclore Festiandina, en Arica, Chile. En el año 2011, fuimos integrantes de la delegación que participó en el Festival de Jesús María, junto a las amazonas de Estirpe Salteña”, agregó la profesora.
El ballet Santiago Ayala trabaja con más de cien alumnos, entre niños, jóvenes y adultos, de la localidad de vaqueros y zonas aledañas, desde el año 2001, en el salón de la Municipalidad de Vaqueros. “El intendente de esa localidad, Daniel Moreno no cedió un espacio para que las clases puedan desarrollarse diariamente”.
La academia, más allá de lo artístico, desarrolla una tarea social. “Pretendemos construir un espacio de contención y expresión para la familia. De hecho en cada clase, los niños se concentran en el aprendizaje, y los padres comparten algunos mates, y en el diálogo se fortalecen lazos afectivos. Cada actividad que se realiza promueve los buenos valores de las personas que concurren y que apoyan a esta academia”, aseveró Barconte.
“La participación en festivales tan importantes de nuestro folclore implica trabajo, sacrificios y profesionalismo. También es acompañar a los jóvenes y adultos, que componen el ballet, a cumplir sueños que quizás todos tienen en común. Dejan de mirar el festival por televisión para ser parte de él. Además, autogestionando los recursos para afrontar los gastos de viaje pero con el apoyo de aquellos que pueden hacerlo, que conocen y respetan la trayectoria del grupo. En este viaje a Jesús María, no podemos dejar de agradecer a algunas autoridades que de manera desinteresada nos extendieron una mano”, dijo la directora.
El ballet Santiago Ayala es una de las agrupaciones con mayor reconocimiento en la provincia dentro del mundo de la danza folclórica.

Fuente: Diario El Tribuno