Fecha: 2018-01-06 05:53:27


Animales en riesgo

Urge el cambio de la ley por los caballos judicializados


6 DE ENERO 2018 - 00:00 El ministro de Seguridad visitó Caballería y dio explicaciones sobre el mal estado de los animales alojados allí.

Las repercusiones por el estado de los animales alojados en el predio de Caballería de la Policía de la Provincia, en la ciudad de Salta, sigue originando llamados de atención.

Ayer llegó de visita el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Cayetano Oliver, y convocó a la prensa para informar detalladamente sobre las condiciones de los equinos.

Se trata de 217 animales alojados en el predio por disposición judicial o por contravenciones al artículo 66.

"No se trata sólo de caballos de carreros. Se trata de animales abandonados en la vía pública, en las rutas. Hay casos hasta de torturas", dijo el comisario inspector Marcelo Choque, veterinario de Caballería, quien además señaló que desde la fuerza gastan 750 mil pesos mensuales para darle una cobertura integral de alimentación, salud y cuidados a estos caballos y a los que pertenecen a la fuerza que son 110.

En la interpretación fina, la visita de Oliver a Caballería no fue otra cosa que darle firmeza al pedido que realizó a fines del año pasado para que vuelva la responsabilidad de la tenencia de los animales en manos de la Policía de Salta.

Para ser más claros. En diciembre de 2017 el ministro Oliver estuvo de audiencia en el Senado de la Provincia en donde le explicó a los legisladores la necesidad de volver a la vieja normativa por la que la Provincia disponía del futuro de los animales judicializados.

En el 2016 la normativa cambió y la responsabilidad de los animales pasó a manos de la Justicia provincial. El ministro le apuntó a los tiempos judiciales como principal argumento ante los senadores salteños.

"Los tiempos judiciales no son los mismos que los de la Policía. Hay muchas demoras y es por eso que tenemos tantos animales en el predio. Con la vieja normativa no había más de 40 animales; ahora son más de 200 y es porque la Justicia no se expide. Antes nosotros disponíamos si hacíamos remates o los donábamos a las instituciones que lo requerían y que sabemos cómo los tienen", dijo el funcionario.

De esta manera, la Policía de Salta recuperaría sanitariamente a los animales para subastarlos, donarlos o darle uso institucional como ocurría antes de la modificación del Código de Contravenciones, ya que la Policía oficiaba de "juez de faltas" ante casos de animales sueltos y estaba habilitada a dar soluciones inmediatas a la problemática.

Réplica

"Acá llegan caballos en muy mal estado y hacemos lo que podemos para levantarlos. Tenemos un convenio con la Universidad Católica para que sus veterinarios vengan a revisarlos, pero también los alimentamos y los cuidamos. Llegan muy mal y de a poco se van recuperando", dijo el comisario inspector José Ordoñez, a cargo del sector.

Los uniformados dijeron que las fotos que se publicaron corresponden al estado con el que ingresan al predio y no con lo que se trabaja en el día a día en su recuperación.

"Nosotros venimos a ver el excelente trabajo que está realizando el personal de Policía con los animales que están judicializados. Las imágenes que se difundieron en los medios muestran el estado en el que llegan. Acá les damos una atención íntegra y es por eso que los convocamos para que vean", dijo el ministro de Seguridad.

Les quitan hasta el nombre

Los caballos llegan a Caballería hambrientos, huesudos, abandonados, enfermos, lastimados; les quitan hasta el nombre y es evidente que la Policía hace lo que puede.

También se debe decir que la fuerza, con presupuesto propio, se hace cargo de la manutención de todos los equinos, alimentaria y sanitaria, la mayor parte del dinero se invierte en la recuperación de los animales, medicamentos, vacunas, traslados, estudios especiales, entre otros cuidados especiales.

El caso puntual que muestran es de un caballo que estuvo atado un buen tiempo con una cadena. El metal le rompió el cuero y el animal presentaba en su cogote una herida en carne viva. Estaba flaco y herido. Luego mostraron el mismo caballo recuperado y con las heridas curadas. 

Nadie lo sabe, pero si es como lo muestran, ahora será el tiempo en que la Justicia tome la palabra y diga qué, cuándo y cómo resolverán la situación de los animales alojados en la Caballería.

Fuente: El Tribuno Salta