Fecha: 2018-01-06 07:45:43


Escándalo Médico en Tartagal

Determinan que la médica Terán no puede seguir trabajando


6 DE ENERO 2018 - 00:00 La doctora se convirtió en denunciadora serial de las falencias del hospital Perón.Lo cuestionable es que le impiden trabajar, pero la evaluarán recién el 18 del corriente.

Una comisión del Ministerio de Salud de la Provincia determinó que la médica clínica Adelaida Terán, la misma que en forma permanente denuncia la escasez de insumos, medicamentos y la falta de compromiso profesional del plantel médico que presta servicios en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, deberá someterse a un largo tratamiento siquiátrico, después del cual la misma comisión evaluará si la profesional médica, oriunda de Tartagal, se encuentra en condiciones de retomar sus actividades normales.

Cuando fue notificada del resultado de la comisión, en la mañana del miércoles, Terán convocó a una reunión de prensa y a una manifestación pacífica en el hall de entrada del hospital de Tartagal.

Esto lo hizo luego de que las autoridades del nosocomio, por expresas instrucciones del Ministerio de Salud de la Provincia, le impidieran ingresar a su lugar de trabajo en el servicio de PAMI, donde había sido asignada.

Luego de verse impedida de ingresar, Terán volvió a denunciar las pésimas condiciones en las que funciona el hospital de cabecera del departamento San Martín y se refirió a una persecución laboral por parte de las autoridades del Ministerio de Salud.

"Me tratan de loca"

"Como denuncio la verdad de todo lo que pasa en este hospital, me tratan de loca", expresó ante los medios de prensa reunidos en el lugar.

Con un cartel en la mano en el que se leía "Si pedir justicia y más profesionales es padecer delirio paranoide, entonces en Tartagal todos somos delirantes paranoicos", Terán recibió el apoyo de algunas personas que concurrieron al hospital, en especial de familiares de pacientes que perdieron la vida en extrañas circunstancias en el hospital Perón.

"La orden partió del Dr. Pedro Urueña -subgerente del nosocomio de Tartagal-, quien le dijo al personal de seguridad que no me permitan entrar y todo es por los reclamos que estoy haciendo, pero nadie se anima a decirme las cosas en la cara", expresó la médica visiblemente ofuscada.

Procedimiento impresentable

Terán refirió que el día antes, en su domicilio, "el chofer de la ambulancia me entregó una nota que lleva la firma del gerente, el doctor José Fernández, y del doctor Jorge Crespo, que es psiquiatra del Ministerio de Salud, como así también el doctor Oscar Pineda, que es de Medicina Laboral. Esta gente me dio un diagnóstico porque según ellos tengo un delirio paranoide, pero me citan para una junta médica recién para el 18, o sea me dieron el diagnóstico antes de evaluarme".

"Pero la única realidad es que quieren hacerme callar, porque denuncio en las condiciones en que están, no solo el hospital de Tartagal sino todos los de la zona", repitió la mujer.

Terán anticipó que "no me voy a callar, voy a seguir luchando porque acá los enfermos son otros, yo digo la verdad y la comunidad lo sabe porque lo padece todos los días", manifestó.

Y disparó contra varios de sus colegas que prestan servicios en el siempre cuestionado hospital de Tartagal.

Por otra parte, cabe recordar que legalmente la única forma de poder declarar insana a una persona es mediante un procedimiento ordenado por la Justicia ordinaria, lo cual implica las correspondientes evaluaciones clínicas previas y no posteriores a la decisión de los responsables

Fuente: El Tribuno Salta