Fecha: 2017-12-27 10:24:01


Refuerzo Estival: judicializaron la internación de una familia wichí de Pozo El Toro


Uno de los equipos médicos constató menores y adultos con malnutrición, enfermedades respiratorias agudas, discapacidad y tuberculosis. La madre y los niños de esta familia fueron atendidos en el hospital local pero desertaron, quedando inconclusos los tratamientos prescritos.

El Ministerio de Salud Pública de Salta, informó sobre la judicialización de una familia de la etnia wichí, de Pozo El Toro, en Santa Victoria Este, quienes se negaron a recibir asistencia y ser derivados a un hospital de mayor complejidad, tras el diagnostico efectuado por uno de los equipos médicos del refuerzo estival, a través del cual se constató menores y adultos con malnutrición, enfermedades respiratorias agudas, discapacidad y tuberculosis.

Al respecto, el secretario de Salud, Francisco Marinaro Rodo, indicó que en el marco del último operativo de Refuerzo Estival efectuado en comunidades y parajes del departamento Rivadavia, un profesional médico solicitó el traslado de una familia, desde su lugar de residencia en paraje Pozo El Toro hasta la localidad de Tartagal, ya que todos sus integrantes presentaban un deteriorado estado de salud.

“Como se negaron a ser derivados e internados en el nosocomio de referencia en la zona, solicitamos judicializar a esta familia, que fue asistida en varias oportunidades y en cuyo seno se presenta una situación particular en la que los adultos colaboran para que los menores se escapen de los lugares en los que son atendidos y rechacen toda intervención médica”, contó el funcionario.

Narró que en otras oportunidades la madre y los niños fueron atendidos en el hospital local y luego desertaron, quedando inconclusos muchos de los tratamientos prescritos y “es prioritario que todos sean atendidos, porque poseen patologías de riesgo y sus vidas corren peligro”.

Otra de las familias relevadas en el lugar también será asistida, pero en este caso por un equipo médico de Capital. Los menores en el Hospital Público Materno Infantil y los mayores en el San Bernardo. “El objetivo es examinar y luego confirmar o descartar enfermedades” afirmó Marino Rodó; quien agregó sobre esta última familia que está compuesta por doce miembros, los cuales presentan un supuesto síndrome ictérico sin causa aparente.

A las tareas efectuadas durante el último operativo, se sumará el trabajo en terreno de todo el equipo de Atención Primaria de la Salud y de Inmunizaciones, para reforzar en la zona las acciones de prevención y promoción de la salud.

“El resto de los pacientes controlado en esta última ronda, presentaron un buen estado de salud, y aquellos con afecciones menores, fueron atendidos por los propios equipos itinerantes del refuerzo estival o por el equipo de salud del hospital de Santa Victoria”, indicó el Secretario de Salud.

Marinaro Rodó aseguró que desde octubre a la fecha ya suman 2.700 los pacientes atendidos por estos equipos en los departamentos de mayor vulnerabilidad de la Provincia.

“Vamos a continuar fortaleciendo la asistencia sanitaria a lo largo de toda la temporada de verano, para evitar que las lluvias y las altas temperaturas afecten drásticamente la salud de las personas”. También advirtió que los equipos de salud de las áreas operativas más afectadas en la época estival están reforzando las acciones de promoción, para inculcar hábitos higiénicos dietéticos saludables.

“El lavado de manos, el consumo de agua segura y una buena hidratación en menores y ancianos es fundamental para prevenir patologías estivales como la diarrea y los golpes de calor”, concluyó el secretario.

Fuente: Gobierno de Salta