Fecha: 2017-12-09 10:39:10


Fiesta de la Inmaculada Concepción


En la iglesia León XIII, los fieles también recordaron a la Virgen Del Valle.

Con los jardines cargados de rosas y jazmines, la iglesia León XIII recibió ayer a los devotos de la Virgen. Sobre la esquina de Mendoza y Lerma, unas horas antes de la procesión, los vendedores de las tradicionales masas de Catamarca armaron sus puestos.

Cerca de la puerta de la iglesia, se ofrecían rosarios e imágenes de la Virgen en sus distintas advocaciones y había un improvisado altar desde donde se inició la procesión de la Virgen del Valle, conocida como la Virgen Morena.

Pasadas las 17,30 los fieles saludaron con pañuelos blancos a la imagen que inició su recorrido por Mendoza para luego bajar por Lerma, hasta San Juan y volver por Buenos Aires y Mendoza hasta el templo.

Si bien la procesión convocó a cientos de devotos, los 34 grados de temperatura que marcó el termómetro en Salta, hicieron desistir de la caminata a muchos que prefirieron esperar a la sombra el inicio de la misa que se celebró a las 18,30 en la Iglesia León XIII.

Buscando una bendición, algunos padres llevaron a sus niños vestidos de angelitos para que, además, participen de la homilía, en la que hubo más de 300 pedidos. Sobre el pasillo de ingreso al templo, pasadas las 19, niños vestidos de traje y chicas con vestidos blancos se sumaron a la celebración de la Virgen. Eran algunos de los cientos de niños que ayer tomaron su primera comunión.

Cerca de las 20, las calles cercanas al templo volvieron a poblarse de vehículos y la imagen de la Virgen del Valle regresó a su altar, hasta el próximo año.

Fuente: Diario El Tribuno