Fecha: 2017-12-06 09:11:13


Pararon las obras: en villa Floresta los vecinos se sienten usados y estafados


En el barrio de las inversiones públicas millonarias los vecinos se sienten abandonados.

Hace 44 años comenzó a urbanizarse el barrio Floresta, en la zona este de la ciudad. Lo que en un principio eran dos manzanas con pocas casas hoy es una zona en la que habitan miles de familias.

“En sector norte y centro de Floresta hay alrededor de 2700 familias. En todo Floresta deben haber 5000 familias, ha crecido muchísimo y además tenemos los asentamientos en la parte de arriba que comprende otra cantidad de gente” explica Palmira Fernández, que vive en el barrio hace 22 años.

Esta zona de la ciudad alcanzó repercusión nacional luego del anuncio de una millonaria inversión con fondos federales que permitiría mejorar las condiciones de vida de los vecinos.

Además, desde el 2014 se venían realizando obras para mejorar el servicio de agua. Lo concreto es que luego de los anuncios estrafalarios y de las fotos de campaña, hoy por hoy el panorama es desolador.

Los vecinos denuncian que hace un mes las obras cesaron, las máquinas se fueron y los habitantes del barrio que trabajan allí, quedaron sin su sustento económico.

Este problema no solo perjudica a quienes viven en villa Floresta sino también a vecinos de otros 15 barrios que comparten la misma red de agua y cuyo servicio se ve afectado.

44 años de espera

Luego de varios años de espera, en 2014 comenzaron las obras para mejorar el servicio de agua en villa Floresta. “Se aprobó el presupuesto de la obra de agua en Floresta, una obra millonaria. Desde esa fecha se empezó a trabajar y estamos al 80% de la obra pero hay una falta de pago de tres certificaciones que equivale a  8 millones de pesos masomenos” comenta la vecina.

Luego indica que “la obra se tenía que entregar en junio de este año y pidieron una prórroga, se suponía que teníamos que inaugurarla el 30 de noviembre. Esto no sucedió y vimos que se estaban yendo, que no estaban trabajando”.

Fernández explica que hace un mes que pararon las obras, las máquinas se retiraron, los obreros no volvieron y la explicación que se les da desde la empresa encargada de esto es que el gobierno provincial tiene una deuda que les impide continuar con el trabajo.

Lee más: La increíble historia de las mujeres que no duermen para juntar un poco de agua

Obras a medias

La preocupación de los vecinos no es solamente el cese de las obras de agua, sino también la paralización de los trabajos de pavimentación, cordón cuneta y la construcción de una plaza.

Estos trabajos debía realizar la Municipalidad con fondos del Plan Hábitat Nación, pero por el momento los vecinos relatan que la obra está a medias y sin contemplar sus necesidades.

“Esta supuestamente es la primera etapa. Nosotros no sabemos qué corresponde a la primera etapa. Lo que nosotros como vecinos habíamos marcado como prioridad, sobre todo en este sector, es el tema del muro de contención porque ya tuvimos un episodio con lluvias muy fuertes que fue el 5 de diciembre del anteaño pasado donde todo esto estuvo cubierto de sedimentos, se hicieron unos cráteres en las calles por la cantidad de agua que desciende desde allá y quedaron pilas y pilas de sedimento que tuvieron que traer camiones para llevárselas”

El muro que debía realizarse al pie del cerro se planificó con la intención de que las lluvias no ocasionen daños en las casas ni generen peligro para las personas, pero esta es una obra que aun ni empezó, pese a que la temporada de lluvias intensas está empezando.

Respecto al asfalto que se empezó a colocar, Palmira expresa que  “la obra para el sector centro y sur es un despropósito, está todo salteado, algunas calles están asfaltadas, otras no, los cordones cunetas mal hechos, los hierros afuera, que son un peligro”.

Desde el espacio que correspondería a una plaza, en donde solo hay cerros de tierra y en algunas partes un cordón cuneta a medio terminar, la vecina manifiesta su indignación: “si realmente la obra estuviera activa no tendríamos esto así, esto está un desastre. Y no sabemos cuándo van a retomar las obras”.

Por otro lado, los vecinos cuentan que las obras empezaron hace cinco meses y en el transcurso de ese tiempo ya cambiaron de encargada en tres ocasiones.

Como si fuera poco, algunas organizaciones que trabajaban en la parte social con los vecinos tuvieron que retirarse del barrio. “Venían trabajando ONGs y fundaciones para que la gente empiece a querer a la obra y cuidarla pero se tuvieron que ir, se están yendo por falta de pago” relata Palmira.

También podés leer: Vecinos de villa Floresta reclaman por el cese de las obras de agua

Sin soluciones pero con más problemas

Debido a la enorme difusión que tuvo el inicio de las obras en este barrio, muchas familias sin techo decidieron comenzar a habitar un sector de esta zona considerado inhabitable.

Las zonas más altas de la ladera del cerro empezaron a ser ocupadas y nadie hizo nada para evitarlo.

“Se lanzó esta publicidad de la obra y todo el mundo quiso venir a vivir a Floresta y empezaron las usurpaciones, las ventas ilegales de terrenos y sin respuesta del Estado, se lavan las manos”  relata la vecina.

Esas tierras corresponden a una reserva natural “que la gente está ocupando y deforestando” según dijo otra vecina.

Usados, estafados y abandonados

Antes de que empezaran las obras, hubo un proceso previo que contó con la participación activa de los vecinos, y en donde las autoridades parecían escucharlos. Pero la realidad actual está lejos de esto, y los vecinos se sienten abandonados.

Se fueron haciendo reuniones en distintas zonas para ver cuáles eran las prioridades, qué era lo que más se necesitaba, dónde queríamos la calle asfaltada, el cordón cuneta” relata una de las vecinas, que agrega: “ahora ellos están haciendo las obras como quieren”.

“Se nos buscó en principio a los vecinos para que ellos puedan ingresar al barrio, para que les indiquemos cuáles eran los puntos donde se podía trabajar con la gente. Una vez que hicimos eso fuimos desechados, excluidos y ahora nos acusan de problemáticos y en realidad estamos molestos porque nosotros buscamos esta obra hace mucho tiempo”.

Por su parte Palmira indica que “la Municipalidad dice que no está paralizada la obra pero nosotros vemos que sí. Desde que asumieron todos que pasa esto, yo estoy convencida que fuimos el caballito de campaña y ya está, ya ganaron. Ya no nos necesitan”.

Viviana Barrera vive hace 22 años en este barrio y expresa: “yo estoy muy enojada, fuimos usados, el barrio está una miseria, la plata no sabemos dónde está, nos eliminaron de un grupo de whatsapp por la manifestación que hicimos ayer”.

“Agotamos todas las vías de dialogo”

Ante la falta de respuestas, los vecinos deciden salir a manifestar su reclamo por las calles. Por eso hicieron varios cortes  y piensan seguir con esa forma de reclamo.

“En la Municipalidad presentamos notas de manera protocolar pidiendo audiencia y jamás tuvimos respuesta. La gente de la Secretaría de Obras Públicas se niegan a dar información, dicen que están tramitando fondos” cuenta Palmira. “Desestiman lo que el vecino tiene para decir, nosotros sabemos lo que sucede en nuestro barrio” agrega Viviana.

Por último, las vecinas sentencian: “no nos vamos a rendir, no se van a burlar nosotros”.

Fuente: La Gaceta Salta