Fecha: 2017-10-12 16:34:47


Crece la disconformidad con la empresa prestadora de agua


El intendente Sáenz dijo que acompaña el proyecto de Declaración aprobado ayer por unanimidad por el Concejo Deliberante en el que se pide que el Gobierno Provincial rescinda el contrato con la empresa prestadora del agua en la provincia.

El Concejo Deliberante aprobó ayer por unanimidad una declaración por la que solicita al Ente Regulador de los Servicios Públicos de la Provincia de Salta que sugiera al gobernador Juan Manuel Urtubey la rescisión de la concesión otorgada a la empresa CoSAySa, prestadora del servicio de agua en toda la provincia.

El autor del proyecto, que fue tratado sobre tablas, es el concejal Gastón Galíndez, quien aseguró que con esta iniciativa busca hacerse eco de todos los reclamos de los vecinos que no son de ahora. Está basado en tres puntos principales: lo que tiene que ver con la demanda por una deficiente prestación del servicio de agua potable; la falta de previsión en el cuidado de los bienes públicos como son las calles y la defensa del patrimonio hídrico de la provincia”. También sostuvo: “Esto va en contra de la falta de un plan concreto de inversión y de protección de los bienes públicos. Cuando vamos a los barrios el vecino nos reclama a nosotros, a los concejales, al Intendente”.

Además, Galíndez presentó un informe del Ente Regulador de Servicios Públicos según el cual los reclamos por mal servicio crecieron en un 31%, respecto al mismo periodo de 2016, registrándose en los primeros seis meses del año 542 denuncias contra Aguas del Norte. El año pasado, mientras tanto, se contabilizaron 1440 en toda la provincia.

Lo sucedido ayer en el Concejo Deliberante se inscribe en la misma línea adoptada por el intendente Gustavo Sáenz quien realizó durante meses reclamos -en público y en privado- a CoSAySa porque no cumplía con el acuerdo que tenía con la comuna y por el cual la empresa de aguas se comprometía a coordinar acciones y avisar al municipio cada vez que debiera perforar el pavimento para reparar sus caños.

Sin embargo, la prestadora de Aguas, permanentemente disponía la apertura de asfalto para la reparación de pérdidas, afectando obras nuevas de pavimentación y comprometiendo el tránsito vial, además de exceder los tiempos reglamentarios.

“Acompaño el proyecto de Declaración del Concejo Deliberante porque, a donde voy, los vecinos me dicen que no están conformes, me cuentan que no tienen agua o que tienen baja presión”, manifestó Sáenz este mediodía, para luego agregar que otro de los puntos sobre el que existen varias quejas es la falta de señalización en las obras.

“Hace unos días debimos concurrir por un accidente en la calle Zacarías Yanci porque había un pozo que no estaba señalizado. Y esto no puede seguir ocurriendo”, precisó Sáenz.

Ya en junio pasado, el jefe comunal había expresado que “de nada sirve que el municipio trabaje en la pavimentación si las cañerías son obsoletas porque es un trabajo de nunca acabar. La Municipalidad pavimenta y Aguas del Norte rompe algo recién construido”, había manifestado Sáenz, quien explicó que este círculo implicaba una erogación doble para la comuna.

Fuente: Municipalidad de Salta