Fecha: 2017-09-18 14:59:28


Milagro para el mundo

Salta vuelve a la rutina luego de la fiesta del Milagro


Los recolectores trabajaron desde el viernes a las 19 para poner en orden la ciudad tras la masiva concentración de personas. La Policía se ocupó de los arrebatadores y ayudó a los niños perdidos.

Con las primeras horas del día, Salta retomó ayer las actividades rutinarias. Los comercios volvieron a abrir las puertas, se recuperaron los circuitos habituales para el tránsito y algunos salteños se encontraron con una ciudad cubierta de residuos. 

Si bien los trabajos de limpieza se centraron en la zona de la plaza 9 de Julio y el monumento 20 de Febrero, la concentración de más de 800 mil feligreses dejó su rastro por toda la ciudad. 

Un ejemplo fueron las avenidas Ex Combatientes de Malvinas, Banchick y Paraguay, además de la rotonda de Limache. En este sector, el paso multitudinario de los peregrinos desde el miércoles pasado hasta ayer incluso dejó sus huellas.

Cientos de bolsas plásticas, restos de fogatas, papeles de todo tipo e incluso pañales descartables eran algunos de los restos que se podían ver ayer en la mañana.

En la zona centro, uno de los sectores más afectados por la generación de residuos fue la avenida San Martín entre Buenos Aires e Yrigoyen, donde se ubicó el mayor número de vendedores ambulantes. 

En la plaza Belgrano también quedaron restos y suciedad, sin embargo, las áreas por las que transcurrió la procesión del Milagro se comenzaron a limpiar el viernes a las 19. 

Desde la Secretaría de Ambiente y Servicio Públicos destacaron que los trabajos de limpieza en la zona centro finalizaron recién ayer en la tarde. 

En lo que respecta a los sectores por donde ingresaron los peregrinos, se espera que la recolección de los residuos se concrete durante el fin de semana. 

Animales perdidos

Desde la Dirección de Bienestar Animal destacaron la efectividad del plan de atención y promoción del cuidado de las mascotas durante este Milagro. David Ferri, titular del área, precisó que la tarea previa de concientización fue “muy efectiva ya que solo ingresaron a Salta 60 perros, debidamente sujetados y todos regresaron con sus dueños a sus lugares de origen”.

“Solo quedaron 22 animalitos en el microcentro y todos pertenecen a barrios periféricos. Evidentemente vinieron caminando con sus dueños y estos, al volverse en colectivo, los dejaron”, detalló Ferri.

El profesional destacó además que las imágenes de 11 de los 12 perros que todavía quedaban por entregar ayer a la tarde se difundirán en las redes sociales con la finalidad de que sus dueños los reclamen. Uno de los animales sufrió un accidente, por lo que se encuentra internado. 

Presión y calambres

El Sistema de Atención Médica para Emergencias y Catástrofes (Samec) contó durante la procesión con puestos estratégicos. Tres se ubicaron en la plaza 9 de Julio, uno en Balcarce y España, uno en la plaza Belgrano y otro en la zona del monumento 20 de Febrero. 

Desde las 14 y hasta las 22, el Samec asistió a 860 personas, en su mayoría adultos que sufrieron problemas de presión tanto alta como baja, dolores abdominales y calambres. 

Pese al clima fresco, muchos de los casos de alta presión se debieron a las emociones vividas por los creyentes durante la procesión. Las bajas, en tanto, estuvieron relacionadas con pacientes con diabetes descompensada. 

“Hasta las 17 se hicieron 5 derivaciones a los hospitales desde los puestos ubicados en la plaza”, destacó la profesional a cargo de este sector. 

Los efectivos policiales también trabajaron para entregar a cuatro niños perdidos a sus padres, antes de que finalice la procesión. 

Fuente: Diario El Tribuno