Fecha: 2017-09-09 16:34:58


Las obras que realizarán en el Mercado Artesanal prometen un edificio modelo a nivel nacional


La obra tiene un presupuesto de 68 millones y un plazo de ejecución de 18 meses.

El Mercado Artesanal de Salta dejará de funcionar el 30 de noviembre para entrar en un período de refacciones edilicias por 18 meses y con una inversión de $65 millones. Las obras prevén iniciar a fin de año mientras que los artesanos deberán trasladarse a otro lugar.

“La idea es que sea un polo que vaya más allá de la artesanía y tenga un montón de actividades con la música la gastronomía y toda la cultura y tradición local” señaló a LA GACETA Darío Montero.

Lee también Los artesanos del Mercado Artesanal buscan un nuevo lugar para vender sus productos

Las refacciones previstas tienen que ver con un nuevo tendido eléctrico, desagües pluviales, instalación de cámaras y un novedoso sistema de cámaras. Además tienen previsto la incorporación de rampas para mejorar la accesibilidad al lugar para todos.

Otra refacción novedosa será la construcción de un taller equipado con telares y hornos. Allí los artesanos van a contar con un sitio para elaborar sus productos mientras que los turistas, apreciar el proceso de elaboración.

Por otro lado, afuera del mercado se construirá un anfiteatro y se desarrollará un proyecto de parquización que incluye la incorporación de bancas, con caminos internos e iluminación para realizar espectáculos y ferias al aire libre.

Asimismo se erigirá un hall y un salón de usos múltiples al estilo del centro de convenciones y con tecnología de punta. También una administración nueva, un centro de documentación y otro de interpretación.

Remodelaciones necesarias y urgentes

A pesar del cierre del Mercado por casi dos años algunos de los puesteros están de acuerdo con las remodelaciones que consideran urgentes y necesarias.

Carlos Flores es un artesano de la Asociación Salteña del Valle de Animaná y está de acuerdo con las refacciones. “El hecho que se cierre el mercado es bueno porque el establecimiento ya venía con algunos canceres pequeños”, dijo el productor artesanal a LA GACETA.

Algunos de los arreglos que pudo observar Flores son el cableado eléctrico y los pisos que se mueven al paso de uno. “Todo debe ordenarse por la seguridad que tenemos que poseer nosotros en este lugar y también para las personas que vienen ”, sostuvo el artesano.

Fuente: La Gaceta Salta