Fecha: 2017-08-26 16:29:19


Julio Cortázar y su atrapante estilo sigue vigente en el tiempo


En un nuevo aniversario de su nacimiento, Buenos Aires le rendirá homenaje hoy en el Café Cortázar y en Beijing ayer se lo recordó en el Instituto Cervantes de esa ciudad china.

Si hay un autor que nos representa en el mundo, además de Jorge Luis Borges, en cuyo honor se celebró el Día del Lector el miércoles pasado, ese es Julio Cortázar. 
Fanático del boxeo y del jazz, hoy, 26 de agosto, cumpliría 103 años. 
En 1984, al calor del verano dejó este plano de la existencia cuando lo abrazó la muerte. Y también dejó, hay que decirlo, un legado atractivo y heterogéneo de cuentos, novelas y poemas que aún hoy calan hondo entre sus lectores.
Para reflexionar sobre el hacedor de “Rayuela”, El Tribuno consultó a Carmen Ortiz, autora de “Julio Cortázar, una estética de la búsqueda”, entre otros volúmenes sobre una de las grandes figuras del boom latinoamericano. 
La pregunta ineludible se plantea, al recordarse hoy un nuevo aniversario del nacimiento de Cortázar, por qué aún atrapa a los lectores.
“No pierden vigencia, como toda la buena literatura, porque trata temas universales expresados con un estilo que atrapa al lector.
Sabemos además que, a partir de la traducción de sus principales títulos traducidos al mandarín, especialistas chinos y argentinos disertarán sobre la obra de Julio Cortázar el próximo viernes en Beijing”, cuenta Ortiz. 
Sin dudas, el hacedor de “Bestiario” parece no tener fronteras, no solo geográficas sino etarias, porque cautiva a jóvenes y adultos por igual. 
“Hay textos destacadísimos, como Rayuela, Todos los fuegos, el fuego, Historias de cronopios y de famas y Los premios. En primer término, Rayuela tiene una estructura innovadora que se complementa con una profunda relación del devenir de las secuencias, un personaje seductor como la Maga, otro cuestionador y casi torturado como Oliveira, los atípicos miembros del Club de la Serpiente, etcétera, que hace un todo muy atractivo”, considera la escritora y crítica literaria. 
Y agrega aspectos increíbles de la mirada del escritor, como “en Todos los fuegos, el fuego o La isla a mediodía, que plantea características metafísicas, como el pasaje ‘al otro lado’. O La salud de los enfermos, fantástico juego de una segunda realidad. Dice el autor: ‘Simplemente para mí lo fantástico es la indicación súbita que, al margen de las leyes aristotélicas y de nuestra mente razonable , existen mecanismos perfectamente válidos, vigentes que nuestro cerebro lógico no capta pero que en algunos momentos irrumpe y se hace sentir’. En ‘Reunión’, su postura casi revolucionaria es afín a la revolución cubana”.
Ortiz avanza en las obras del recordado escritor y señala que “por otra parte, en Historia de cronopios y de famas, asoma la crítica social a través de un inteligente juego de humor. Mientras que en Los Premios aparece Cortázar en un viaje en barco con pasajeros que ganaron en un concurso. El antecedente de esta obra es La esfera, del español Ramón Sender. En muchos aspectos se diferencian ambas novelas, sobre todo en el final, porque la de Sender tiene un final trágico y nos presenta un universo sin salid. La de Cortázar tiene un final abierto y esperanzador, sin estar teñido de pesimismo”.
Al consultarle sobre los personajes más fascinantes desde su mirada crítica, Ortiz no duda: “Los personajes más fascinantes, haciendo una reducción a lo mínimo, serían Lucía la Maga, la muchacha sudamericana con poca cultura, que ha sufrido humillaciones y fue violada y, sin embargo, es alegre y romántica. Johnny Carter, protagonista de El perseguidor, basado en la vida del saxofonista americano Charlie Parker, es uno de los personajes cortazarianos que son capaces de alcanzar ‘el otro lado’”.
Pero también en Papeles inesperados se rescata la labor docente de Cortázar, que revelan una pedagogía en sus obras.
“Lo que se especifica en esa obra es la esencia y misión del maestro, pero en Clases de Literatura, Berkeley, (1980) se observa al propio Cortázar impartiendo clases sobre su propia obra y su actitud abierta y dialoguista con los estudiantes universitarios”.
“El otro gran aspecto es el del hombre poeta. Sin duda, un escritor de los quilates de Julio Cortázar no podía ser un poeta mediocre, pero es notorio que el autor se sentía más a gusto en la narrativa. Sin embargo, hay poemas fuertes y excelentes. Daré solo pocos ejemplos: Último round, Poema sin nombre, Album sin foto, Pameos y Meopas, La obediencia, La poética cortazariana y Salvo el crepúsculo”, dice Carmen.

Quién fue
Julio Florencio Cortázar nació en Bruselas (Bélgica), vivió en la Argentina y murió en París (Francia) un 12 de febrero de 1984. Optó por la nacionalidad francesa en 1981, en protesta contra el régimen militar argentino.
Es considerado uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general, y creador de novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano, rompiendo los moldes clásicos mediante narraciones que escapan de la linealidad temporal. Como los contenidos de su obra transitan en la frontera entre lo real y lo fantástico, suele ser puesto en relación con el realismo mágico e incluso con el surrealismo.
Fue también un reconocido traductor, oficio que desempeñó, entre otros, para la Unesco.

La escritora Carmen Ortiz
Nació en Buenos Aires. Es licenciada en Letras graduada en la Universidad de Buenos Aires. Fue docente de nivel medio y universitario. Dictó talleres literarios y conferencias. De su obra se destacan: “Macumba y algo más”, “Juana la vida” , “Pentavox”, “Parece cuento”, “El resto no es silencio”, entre otros. En 1990 fue seleccionada por la Sociedad para la promoción de la literatura de Asia, África y América Latina de Frankfurt, para su traducción al alemán. “Julio Cortázar, una estética de la búsqueda”, “Las mujeres fatales se quedan solas”, “La historia desconocida de La Maga”, “Cortázar el Mago”, son sus trabajos de mayor actualidad. 
Algunos de sus cuentos han sido traducidos al alemán y al inglés. Además, colabora con revistas de países como España, Estados Unidos y Austria.

Fuente: Diario El Tribuno