Fecha: 2017-08-18 14:52:10


Detectan alimentos con datos falsos en góndolas de los supermercados


Las irregularidades en el rotulado de productos que pueden encontrarse en cualquier góndola, fue detectado por la UADE, a través de un estudio; y por estas horas se debate sobre el etiquetado de los mismos.

El Gobierno y las empresas del sector de la industria alimentaria argentina se encuentran en alerta por un informe publicado por la Universidad Abierta de la Empresa (UADE), mediante el cual la entidad académica advirtió la presencia en góndolas de supermercados de productos mal etiquetados o con datos falsos, situación que generó un fuerte planteo respecto a los cambios que se introducirán en la regulación vigente.

Según difundió un importante medio nacional, esta situación se daría en alimentos tales como el vino Sol Cuyano, que se vendió con alcohol metílico, quesos rallados con aserrín o pimentón con polvo de ladrillo y, más cerca en el tiempo, productos de panadería con bromato de potasio, un aditivo prohibido en el país en 1998.

Tal como se dio a conocer y según data dicho informe, en el rubro galletitas, por ejemplo, un 17% de las primeras marcas no cumple con lo que afirma la etiqueta de información nutricional. Ese porcentaje trepa al 50% en las segundas marcas. Éste es uno de los datos de un análisis de la carrera de Ingeniería en Alimentos de dicha universidad.

El estudio fue realizado durante el mes de agosto y abarcó más de 1000 productos envasados que actualmente se venden en las góndolas y llegó a un resultado: entre 4% y 5% de esos bienes presentan información errónea o mal declarada en los rotulados de su packaging.

"La conclusión es que ciertos alimentos especulan con la ausencia de control y otros no cumplen con la norma de rotulado obligatorio, establecida en el Código Alimentario Argentino", afirmó la conclusión del análisis técnico. "También se encontraron productos con lotes no declarados, información nutricional mal especificada, RNE [registro nacional de establecimiento] en trámite, entre otros", agregó.

Algunos de los casos son: La miel falsa, una miel que se vende como real, pero que, según la letra chica, es un jarabe de alta fructosa; margarina light, una margarina que se vende como light, con 29% menos de grasas, tiene la misma cantidad que las normales; galletitas sin sodio, unas galletitas que se venden como "0% de sodio" tienen 40 mg cada 100 g de galletitas; el doble de gramos, unas galletitas dicen que la porción de seis unidades es de 30 g cuando pesa el doble; queso que no es queso, un queso rallado que se vende como "rallado" es en realidad aderezos y almidón.

Fuente: Informate Salta