Fecha: 2017-06-25 10:44:57


Hay cuatro médicos para todos los casos de reumatología


En toda la provincia, la única repartición que atiende ese tipo de enfermedades es un área del Hospital del Milagro.

Por increíble que suene, la inversión pública en el área reumatológica -que incumbe en afecciones óseas y de los tejidos- se reduce a cuatro nombres propios: Verónica Lencina, Emilio Buschiazzo, Vicente Juárez, y la jefa, María Elena Crespo. En toda la estructura de salud de la provincia, de todos los niveles -tanto atención primaria como de niveles con mayor complejidad-, solamente existe una repartición específica, el servicio de Reumatología del Hospital del Milagro, en la ciudad capitalina.

Ese cuadrante de profesionales que sostiene el servicio del mencionado nosocomio, según estiman, abastece una población objetivo que asciende a más de un millón de personas, pues todas las derivaciones de la provincia son directas. "Reumatólogos hay, pero la mayoría están el sector privado", expresa Buschiazzo al respecto de la ínfima cifra de profesionales con que cuenta la única área específica de reumatología que hay en Salta.

El médico completó aseverando: "Nosotros cuatro debemos atender a una población objetivo de más de un millón de personas, somos derivación directa para toda la provincia". Crespo añadió un dato más: hay otros profesionales especializados en reumatología que trabajan en el sistema de salud pública pero que son empleados como clínicos porque están afectados en centros asistenciales sin áreas específicas -es decir, cualquier lugar que no sea el Área de Reumatología del Hospital del Milagro-.

No solo se utilizan especialistas en reumatología como médicos clínicos, sobrecargando a cuatro personas encargadas del servicio específico para toda la provincia, sino que además el Hospital San Bernardo, afirma el equipo del Hospital del Milagro, cuenta con mejores insumos de laboratorio reumatológicos que ellos, pese a no tener un área particular para atender esas enfermedades.

Tras la información dada a conocer por este medio sobre las demoras en la atención del Área Reumatológica, se realizó una recorrida por el lugar y se conoció la manera en que trabajan cotidianamente allí. La jefa asegura que otorgan turnos programados y que los que trasnochan esperando atención es porque "buscan turnos por primera vez o están haciendo trámites para obtener el certificado de discapacidad".

Lencina aclara que se otorga un cupo de turnos diarios en función de la cantidad de profesionales disponibles. A los cuatro mencionados, los únicos cargos nombrados formalmente en el área de Reumatología del hospital, actualmente se suman dos jóvenes residentes.

En términos formales, eso implica que la escuálida formación se está haciendo cargo de una tarea más, la de instrucción. Atenta a eso, Crespo solicitó al Ministerio de Salud Pública que se designara un cargo de médico instructor, o que se pague un extra a alguno de los que integran el equipo para que se responsabilice por la tutela de las dos médicas residentes. Ante la falta de respuestas, Juárez se queda todos los días hasta las 16 horas para trabajar con las jóvenes en formación. Su horario real termina a las 14 horas, al mismo tiempo que acaba el rango de atención del Área, que trabaja de lunes a viernes de 7 a 14 horas.

Desmintieron los dichos que hizo el director del Hospital del Milagro, Álvaro Goyret, quien ante las quejas por los turnos de reumatología afirmó que "hay algunos colegas en el sistema tradicional que se sientan, hacen la lista, llaman y si el paciente no está, se quedan esperando dos minutos y se van". Crespo protestó: "Evidentemente no conoce a los que trabajan aquí, él debiera defender a los médicos".

Fuente: Diario El Tribuno