Fecha: 2017-05-25 09:59:30


Una cirugía pionera, obra de un médico salteño


La técnica novedosa se publicó este mes en una revista científica española.

La diástasis o separación de los rectos abdominales encuentra su causa más común en el embarazo o en el puerperio ya que los músculos se van separando para que el bebé quepa dentro de la panza. Se estima que un 60% de las mujeres tiene diástasis fisiológica durante la gestación y que entre un 15% y un 30% continúa teniéndola tras el parto. Este problema, que puede generar un pequeño bulto en el abdomen, antes era considerado solo como algo estético pero se puede asociar con hernias, complicaciones uroginecológicas -como incontinencia de orina- y dolores en la parte inferior de la espalda.

En el Hospital Público Materno Infantil (HPMI) de Salta capital hay entre 12 y 15 mil partos por año. Es decir que entre 2.000 y 4.000 pacientes que dan a luz cada año podrían sufrir diástasis crónica. Alarmado por este dato, el médico especialista en cirugía Derlin Juárez Muas ideó una intervención que fuera menos invasiva y traumática para las pacientes y más económica para el sistema de salud.

La primera operación endoscópica que hizo para solucionar diástasis de rectos fue en abril de 2014 en este hospital. "El primer año hubo alrededor de 5 cirugías. El segundo año fue el despegue y en lo que va de 2017 vamos 15 operaciones", contó Juárez Muas a El Tribuno. Él está a cargo del área de pared abdominal del servicio de cirugía del HPMI, es miembro de la Sociedad Hispanoamericana de Hernias, de la Sociedad Argentina de Hernia y de la de Cirugía.

En abril de 2016 el caso fue presentado en el Congreso de Cirugía del Bicentenario en Tucumán y obtuvo premio al mejor video de cirugía -disponible en YouTube- por lo novedoso de la técnica. El 10 de mayo último su trabajo científico -disponible en internet- fue publicado como método innovador en la revista Hispanoamericana de Hernia. Juárez Muas agregó como colaboradores a sus colegas Guillermo Federico Verasay y Walter Martín García.

Juárez Muas realizó 46 de estas cirugías tanto en este centro sanitario como en clínicas privadas. Las usuarias del HPMI pueden operarse de manera gratuita, aunque hay lista de espera de entre 4 y 6 meses. Quienes tienen obra social o prepaga no cuentan con la cobertura ya que la diástasis aún es considerada como algo estético. El cirujano considera que sería importante que esta operación fuera nomenclada.

"La inquietud fue la necesidad de servicio. Como trabajamos en una maternidad, el volumen de estos pacientes es muy alto. Tan alto, que empezamos a ver asociación con otras manifestaciones -no solo el bulto o el dolor asociado a una hernia-, sino también patologías uroginecológicas, entre las cuales la más común es la incontinencia de orina, y dolores de espalda en la región lumbar", contó.

La técnica que diseñó Juárez Muas une procedimientos que ya existían para dar una solución más rápida, segura y económica a quienes sufren diástasis de rectos. En comparación con una cirugía convencional, hay menos riesgo de infección de la herida ya que la abertura más grande es de 10 mm. Como se coloca una malla permanente sobre los músculos para reforzar la pared abdominal, se evita problemas que existen con una cirugía laparoscópica clásica, en que la malla está en contacto con los intestinos.

"Es un logro generar algo que no existía y que puede beneficiar a muchos pacientes", comentó. También relató que esta cirugía ya se hizo en Rosario, en Buenos Aires y en Chile. "La mejor satisfacción es que el paciente está bien", aseguró.

Esta intervención puede ser ambulatoria o, a lo sumo, en 24 horas el paciente puede volver a su casa porque el dolor posoperatorio es menor. Como las heridas son chicas, una de 10 mm y dos de 5 mm, hay muy poco riesgo de infección. Como quedan por debajo de la ropa interior, la paciente no parece operada. Para la institución es positivo desde el punto de vista económico. La malla para contacto con intestinos puede ser cinco veces más cara que la de reparación endoscópica.

Si bien la técnica desarrollada por Juárez Muas nació para diástasis, con el mismo procedimiento se puede operar las hernias de línea media: epigástricas, umbilicares y eventraciones.

Fuente: Diario El Tribuno