Fecha: 2017-05-12 10:44:31


Tartagal

El santuario Virgen de la Peña puede ser patrimonio cultural y turístico


Los legisladores por San Martín presentaron un proyecto de declaración que ya tiene dictamen de la comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la provincia.

Ante el constante crecimiento del culto a la Virgen de la Peña y a propósito del lugar donde los mismos tienen expresión, los legisladores del departamento San Martín presentaron un proyecto de declaración para que la Cámara Baja declare al santuario de la Virgen de la Peña como patrimonio cultural, religioso y turístico de la provincia de Salta, que logró dictamen de la comisión pertinente. Por las características geográficas del lugar, el paraje cuenta con un cerro que los fieles denominan Peña Santa, como parte del ritual en honor a la patrona de Tartagal, los devotos suben a ese escarpado cerro.

Los norteños impulsan hace años que el santuario Virgen de la Peña, ubicado en el paraje Yariguarenda, 13 kilómetros al norte de Tartagal y perteneciente a este municipio sea tenido en cuenta como lugar sagrado, pero también considerado por sus condiciones paisajísticas y culturales.

Hace un siglo que las localidades del departamento San Martín y los pueblos del sur de Bolivia visitan este paraje, donde residen unas 60 familias originarias de la etnia guaraní y algunas criollas, dedicadas al cultivo de la tierra y la cría de animales de granja en baja escala y cuya producción destinan al autoconsumo.

Los excedentes son comercializados en las localidades del norte del departamento por lo que esta actividad representa su principal sustento.

El lugar está ubicado a tres kilómetros al oeste de la ruta nacional 34 y es de una gran belleza natural y de una quietud especial por estar ubicado al pie de los cerros y rodeado de un arroyo que baja de las altas cumbres. Esa paz solo se altera durante las festividades marianas de agosto, diciembre y en mayo, cuando se realiza el tradicional festival Tartagal le canta a la vida.

En ese lugar, los lugareños de Yariguarenda levantaron hace décadas una pequeña ermita que con los años se transformó en una capilla y actualmente en un gran templo católico donde se profesa la devoción a la famosa Virgen de la Peña.

Hoy el lugar cuenta con prácticamente toda la infraestructura para que los devotos de la Virgen puedan permanecer allí durante varias jornadas, utilizando carpas que pueden ser instaladas en los espacios verdes disponibles en el paraje y aprovisionarse de comidas que preparan los mismos pobladores de Yariguarenda.

El camino de acceso al santuario está totalmente pavimentado y acondicionado durante todo el año y, por tratarse de una reserva ecológica, se mantienen casi inalterables las añejas arboledas que rodean todo el camino de acceso.

El santuario se encuentra a cargo de los curas misioneros franciscanos que cuentan con una casa de retiro espiritual y de formación. Hace más de 15 años que el director de la Casa es el franciscano Rubén Sica, quien impulsó la construcción del templo actual.

El 18 de agosto de 2013 el templo fue consagrado a María de la Peña por el entonces obispo de la Diócesis de Orán, Marcelo Colombo, en una celebración que convocó a miles de devotos de todo el norte salteño.

Este domingo, para la organización del festival en honor a la Virgen, según lo explicó Fray Sica, "participarán todas las instituciones; los escuadrones de Gendarmería Nacional custodiarán la ruta nacional 34 tanto en la jurisdicción de Aguaray como del municipio de Tartagal; los bicipolicías que también están consagrados a la Virgen tendrán el control en el camino que lleva al santuario; la gente del hospital Perón velará por el bienestar y la salud de los asistentes al festival y el municipio tendrá un rol fundamental en toda la organización que estará a cargo de los servidores del santuario", precisó el sacerdote.

Las actividades comenzarán con una misa de acción de gracias que se celebrará a las 10.30; una vez concluida, los fieles se trasladarán en procesión con la imagen de María de la Peña hasta el predio donde se desarrollará el festival que dará inicio a las 12 y que tendrá como figura central a Oscar "Chaqueño" Palavecino, cuya actuación está prevista para alrededor de las 17 horas. La imagen permanecerá en el escenario hasta la finalización del festival

En cuanto a la organización, el padre Rubén Sica precisó que "el ingreso del público, la ubicación de los vehículos en las respectivas playas, la venta de comidas típicas todo estará a cargo de los servidores del santuario, unos 80 fieles que durante todo el año trabajan por la causa mariana. Durante la misa los gauchos renovarán su pacto de fe con la Virgen por lo que el festival Tartagal le canta a la vida tendrá mucho de devoción a nuestra madre y protectora. La seguridad está garantizada porque todas las instituciones se sumarán a este gran acontecimiento como lo hacen durante los meses de agosto y diciembre, cuando organizamos las celebraciones en centrales", dijo.

Fuente: Diario El Tribuno