Fecha: 2017-05-05 11:14:14


La Merced

El arte como punto de partida para el bienestar de los niños con discapacidad


Todos los viernes se dictan talleres gratuitos de arteterapia en La Merced. Las actividades están destinadas para niños hasta 12 años, con trastornos neurológicos, de desarrollo, discapacidades sensoriales y/o intelectuales.

El Arteterapia es una forma de Psicoterapia que utiliza las artes plásticas como medio de recuperar o mejorar la salud mental y el bienestar emocional y social. Con ese fin, se dictan de forma gratuita en La Merced talleres de arteterapia destinadas a niños de hasta 12 años de edad con trastornos neurológicos, de desarrollo, discapacidades sensoriales y/o intelectuales.
Desde el Centro Municipal de Capacitación Laboral para Personas Discapacidad (Formar), que lleva adelante la propuesta explicaron: “En cada encuentro se intenta introducir a los niños en el mundo del movimiento creativo a partir de la expresión corporal, danzas, música, juegos, teatro y pintura. Es decir, se usa como base la psicomotricidad”.
Este espacio está destinado para niños con trastornos neurológicos, de desarrollo, con discapacidades sensoriales y/o intelectuales. Los talleres de arteterapia se desarrollan todos los viernes por la mañana en el moderno edificio de Formar, ubicado en Maipú esquina General Güemes, a una cuadra de la plaza principal de la localidad. Sobre este punto, vale la pena recordar que al Centro de Capacitación Laboral asisten personas con discapacidad, no solo de La Merced, sino también de diversas localidades como Cerrillos, El Carril, Rosario de Lerma, Chicoana, incluso de la ciudad de Salta.
Por mayor información, los interesados pueden comunicarse al 0387 - 4906005.

Arteterapia

Los especialistas afirman que las actividades dirigidas a la adquisición de habilidades motoras, cognitivas o sociales pueden verse beneficiadas si en forma paralela se atienden debidamente las necesidades emocionales del paciente. En este sentido, este tipo de terapia provee al equipo psicopedagógico un medio adecuado para acercarse a la problemática de la persona, cuando las restricciones del lenguaje imposibilitan el acceso a su mundo emocional. 
Esta disciplina se diferencia de un taller de plástica porque en este caso no es tan importante la producción de objetos, más o menos decorativos, como la creación artística. En este proceso surgen potenciales del individuo que no dependen de su discapacidad. “Reconocer la capacidad apreciativa, de expresar emociones, el disfrute, la interiorización de conductas o el restablecimiento del equilibrio emocional, ayuda a potenciarlas y a mejorar la calidad de vida de quien participa de actividades de arteterapia”, explicaron desde Formar.

Fuente: Diario El Tribuno