Fecha: 2020-11-21 09:27:18


La Viña

Se fue Casabella del hospital de La Viña y hubo escándalo


Personal de Salud del nosocomio pidió el cambio de gerente, pero los vecinos se manifestaron solicitando que se quede. Asumirá la médica Marta Rufino.

El médico Pablo Casabella no pudo cumplir ni seis meses de gestión al frente del hospital Nuestra Señora del Valle de La Viña. Cansado del asedio político, dio un paso al costado ayer en la gerencia de ese nosocomio y quien tomará su puesto (más bien lo retomará) es la médica Marta Rufino, quien estuvo 30 años al frente de ese hospital.

Es que desde 2012 cuando se reglamentó la ley N§ 7678 mediante la cual el personal de la Salud Pública comenzó a depender del dedo político, el mérito científico fue un valor depositado en los baúles del olvido. Mucho falla desde entonces en los hospitales salteños, sobre todo del interior, donde los intendentes y legisladores usan estas nobles e imprescindibles instituciones como sedes partidarias o apéndices municipales, poniendo o sacando médicos y enfermeros, llenando de sombras políticas un ámbito naturalmente destinado a la salud y la ciencia.

Un grupo de trabajadores sanitarios del hospital Nuestra Señora del Valle de La Viña, los nombrados por la intendenta Alba Sánchez, reclamaron al Ministerio de Salud cambios en la gerencia debido a las denuncias de violencia laboral que le endilgaron a médico Pablo Casabella, quien no se explica cómo podría haber cometido tantos improperios en menos de 6 meses de gestión atravesada por la pandemia.

El secretario de Salud, Martín Flores Perazzone, comunicó ayer que Casabella fue removido del cargo, y entretanto será puesta en funciones de forma interina Marta Rufino, quien estuvo en el puesto de gerente 30 años en el mismo hospital. Hace menos de un mes, cuando se pelearon a las piñas un chofer de ambulancia y un enfermero, Flores Perazzone concurrió al hospital de La Viña con la intendenta Sánchez y, según informó Casabella, lo responsabilizaron del hecho. Fue cuando el médico sospechó que la jefa comunal estaba intentando removerlo porque él no respondía a su gestión política. En esa oportunidad hubo muchas manifestaciones de apoyo en los medios de comunicación y en las redes sociales al doctor Casabella. Ayer, decenas de vecinos se manifestaron en el hospital de La Viña con pancartas, palmas y al grito de "Casabella no se va". En radio La Viña On Line repudiaron la salida del médico que "se ganó en poco tiempo el corazón de los vecinos" dijeron, e hicieron una vergonzosa radiografía de cada uno de los trabajadores que pidió la salida de Casabella.

 

Fuente: El Tribuno