Fecha: 2017-03-26 20:59:03


Una propuesta novedosa que expande el universo cultural en Salta


Las creadoras Lucía Mónico y Roxana Botelli, madre e hija, se reúnen para potenciar la densidad artística de la provincia. Para eso y entre otras actividades, traerán atractivos talleres destinados a entendidos y curiosos.

La cultura no es solo una palabra que engloba múltiples significados, es un universo único y múltiple que trasciende fronteras, contiene a disciplinas diversas que requieren compromiso y formación. Porque el arte, más allá de las emociones que moviliza, también fortalece la identidad del colectivo social que conformamos como Patria, como país, como sociedad.
Preocupada en términos de gestión dentro de este notable universo, la artista Lucía Mónico, dialogó con El Tribuno sobre sus motivaciones y la novedosa propuesta que acaba de iniciar con su madre, la literata Roxana Botelli. 
“Cuando egresé de la licenciatura en Artes Plásticas de la Universidad Nacional de La Plata, participé de un Programa de Pasantías en organización de exposiciones y curaduría llevado a cabo por docentes de la UNLP. Ahí pudimos experimentar toda la parte de gestión cultural y organización. A partir de entonces, me fascinó esa rama del arte y me pareció imprescindible”, comentó, y habló entonces sobre la realidad local.
“En el año 2015, vuelvo a Salta y noto la falta de especializaciones orientadas al oficio del artista, sobre todo capacitaciones que le dieran verdadero puntaje o experiencia en la práctica artística. Ahí nació mi interés por cubrir esa necesidad”, reveló y añadió: “Si bien hay cursos, no tenés muchos expertos en la materia dictándolos. Lo que queremos, justamente, es traer a esa gente que ya pasó por lo difícil y puede transmitir su técnica. A diferencia de otras carreras (Medicina, Ingeniería...) donde la funcionalidad de la aplicación de la propia carrera, le permite tener una cartera variada de seminarios, congresos y demás para aprender cada vez más, el área cultural solo tiene cursos aislados o incluso poco serios muchas veces”. 
Asimismo, Mónico señaló la relevancia de su labor, declarada de interés cultural: “La implicancia como artista que yo le veo a la gestión cultural es, justamente, el haber sufrido como tal la falta de oferta para profesionalizar mi oficio (como artista y como alumna). Además, el producir arte me hace sensible a las necesidades de otros artistas. Por esa razón intentamos darle un contexto organizado y de muy buen trato, tanto al dictante como al alumno. Y así, hacer posible su disfrute al aprender”.

“Es nuestro anhelo acrecentar el abanico de posibilidades para estudiantes, docentes y aficionados de todo el circuito cultural que sufren una carencia de oportunidades de capacitación”, es lo que se propusieron Lucía y Roxana. Con esa misión, los próximos talleres que traerán en abril y mayo son de Constelaciones Familiares y de Dibujo Experimental ligado a la Sensopercepción. Para más información se puede escribir a: mybproductosculturales@gmail.com. 
 


El valor de la capacitación
La artista plástica tiene una socia y aliada en su pasión por gestionar cultura, se trata de su madre, Roxana Botelli. Unidas crearon M y B Productos Culturales y ya han abierto interesantes talleres, de esos que no abundan por Salta, algunos de los cuales aún están por venir. 
Así, a fines de abril, la psicóloga Laura Bidone trabajará con Constelaciones familiares y en mayo Emanuel Reyes hará lo propio con un taller de Dibujo Experimental ligado a la sensopercepción. Además, para junio habrá una lectura de poetas platenses y salteños más una clínica de literatura interregional La Plata- Salta - Biblioteca Provincial de Salta.
Una contradicción evidente que suele aparecer de los dos lados del mostrador en el área del arte, se vincula con el costo de los talleres. Muchos artistas quieren capacitarse, pero no pueden afrontar ciertos valores. En este sentido, Mónico reflexionó: “Respecto al arancelamiento, es claro que influye. Sin embargo, se trata también de una buena organización y difusión el hacer accesible un taller. No es lo mismo ofrecerle al alumno una capacitación con puntaje que sin puntaje, con un experto que por alguien aficionado. Lo que intentamos es que esta oferta sea accesible para el alumno y también para el aficionado o autodidacta de acuerdo a la realidad que vivimos y ofrecerles a los mejores profesionales, describió. 
Finalmente, para cerrar el diálogo, Lucía Mónico puntualizó: “Si bien queremos concentrarnos en el área artística, consideramos a la cultura como el universo simbólico que contiene al hombre. Es decir, que todo es cultura. Todo lo que hace a la identidad de un grupo social. Y queremos contribuir a esa construcción. Queremos brindar recursos, herramientas para que la sociedad salteña crezca, ya sea conociendo nuevas formas o creando las suyas, pero acrecentando su curiosidad y conocimiento”. 

Fuente: Diario El Tribuno