Fecha: 2017-03-25 14:34:39


Padecen tres días sin agua en la zona norte


La ruptura de un acueducto afectó a barrios cercanos al río Vaqueros.

El barrio La Tradición de la capital provincial está ubicado atrás de Ciudad del Milagro aunque antes de 15 de Septiembre, que directamente linda con el río Vaqueros. En toda la zona, incluidos además los barrios Balneario, Patricia Heitman, Juan Manuel de Rosas, 17 de Octubre y Unión, los cortes de agua están haciendo tortuoso estos días de otoño.

La semana pasada estuvieron tres días sin servicio y desde el miércoles nuevamente están sin agua.

En La Tradición, a pocas cuadras de la avenida Libertad -última favorecida por el pavimento-, Liliana es la matriarca de una vivienda que contiene dos hogares: el suyo propio y el de su hija mayor, Micaela, mamá de dos hijos y en concubinato. Tiene 21 años y mientras habla le revolotean alrededor Benjamín y Santiago, de dos y cinco años. De las once personas que comparten terreno, tres son niños; además de los mencionados está Juan Ignacio, también de dos años, hermano de Micaela, tío de Benjamín y Santiago, es el hijo más reciente de Liliana.

Están radicados allí desde hace diez años, lo recuerda Gimena, otra hija de la matriarca que rememora que tenía ocho años cuando llegaron a La Tradición. Tuvieron suerte, pese a que su casa está en una zona topográficamente irregular en la que no se hicieron obras de pavimentación ni ingresa el transporte público, desde el día uno contaron con agua corriente, luz y cloacas.

Comparados con sus vecinos de Balneario o 15 de Septiembre, son los privilegiados del cordón de barrios más allá de la avenida Libertad, en los últimos poblamientos del flanco norte capitalino.

Otros no tienen los servicios básicos, ellos al menos los tienen a medias. Igualmente, no tienen reservas, cuando se suspende el agua corriente tienen que salir a mendigar agua a los pocos vecinos que tiene tanque de agua.

¿Por qué nunca, en diez años, instalaron su propio tanque si desde que viven allí siempre hubo problemas con el agua corriente que provee la empresa Cosaysa-Aguas del Norte? "Porque no tenemos tanta plata, para eso hay que construir una cobertura en el techo y conectarlo con las cañerías", responde Liliana. Su hija mayor, Micaela, acota que, sin sumar la obra, "los tanques mismos son carísimos".

Gimena, la más joven, acota: "Nunca nos avisan que van a cortar el agua y no mandan un camión para abastecernos, nos la arreglamos pidiendoles a los vecinos que tienen tanque". Como si el pavimento fuese algo más que una mejora de calzada, los vecinos de Ciudad del Milagro se niegan a convidarles de sus reservas, son asistidos exclusivamente por los solidarios de la parte enripiada.

Destiempo

A pesar de que los lugareños coinciden en que esta semana la provisión se suspendió entre el miércoles y el jueves, la firma responsable del servicio informó recién ayer que "personal de la compañía trabajará en la reparación de la cañería del sistema de abastecimiento de la zona", y que por tal motivo "el servicio de agua potable puede verse afectado".

El tenor de la desavenencia, plantea con optimismo Aguas del Norte, variará desde presión baja hasta corte. La vivencia que relatan los vecinos derrumba cualquier dejo de positividad: no saben lo que es tener "baja presión", pues es la única que tienen cuando no se interrumpe la provisión. Por más escuálido que sea el chorro, cuando estos ciudadanos hablan de problemas con el agua se están refiriendo a que no cae ni una gota.

En la información que hizo circular ayer Aguas del Norte no se especifica por cuánto tiempo se extenderán los trabajos en el extremo norte de la red de tuberías.

El runrún en uno de los almacenes más convocantes estima que no serán menos de tres días, igual que la semana pasada.

El motivo que aduce la firma mixta es que hubo "rotura de cañerías", sin explicar las causas de tales daños.

Fuente: Diario El Tribuno