Fecha: 2019-04-14 10:02:34


Barrios olvidados

Los vecinos de La Pedrera sienten que son los olvidados de siempre


La reclaman al municipio Capital y al Concejo Deliberante que solucionen la histórica cuestión del viejo basural y que los consideren a la hora de la posible instalación de un crematorio.

Los vecinos de la zona conocida como La Pedrera están al borde de la desesperación total. Al enorme basural a cielo abierto que tienen en el ingreso de la zona, se le suma el proyecto para crear el crematorio municipal, casi al lado de donde viven, y la histórica falta de servicios municipales.

Estamos hablando de unas 100 familias que viven en lotes aislados que están recostados sobre la ruta provincial 39.

Para ingresar hay que llegar hasta el final del Parque Industrial y la intersección con la autopista de circunvalación este. Allí comienza el acceso a La Pedrera, camino histórico por donde pasó don Martín Miguel de Gemes baleado hacia su destino final en la Quebrada de La Horqueta.

Ese recorrido sagrado para la historia salteña está manchado por todo lo que se pueda encontrar en un vertedero descontrolado de desechos, restos de construcciones demolidas, animales muertos y contaminación.

Con la constitución del nuevo vertedero, La Pedrera debía recuperarse y convertirse en un nuevo pulmón verde para la ciudad. En el lugar se emplazó la Reserva Natural y Ecológica El Cardón.

En simultáneo, el municipio otorgó un predio en comodato con cargo al Club Atlas mediante ordenanza 11431/01 por un período de 99 años, aunque, hasta ahora, no se ha construido nada en el lugar.

"Solo para junio limpian", dijo Adrián Baccaro, un vecino que se compró su lote hace más de 15 años y que ya tiene su vida armada en ese espacio.

El hombre hizo referencia a que solo para los aniversarios por la gesta gemesiana se acondiciona ese ingreso, al costado de la ruta; luego todo vuelve a la normalidad de moscas, mosquitos y alimañas que se reproducen en ese descampado que antes fue monte virgen.

"Vialidad de la Provincia siempre mantiene la ruta (que es de ripio) y con las lluvias pasa las máquinas de manera regular; a ellos los felicitamos. El tema es la Intendencia. Nosotros tenemos pedidos, quejas, reclamos desde los tiempos de (Miguel) Isa y ahora con (Gustavo) Sáenz para que se hagan cargo y viabilicen alguna forma de mantener limpia la zona. Ya hablamos con (Gastón) Galíndez (secretario de Ambiente) y nos dijo que tenemos que llamar al 911 cuando veamos a alguien tirando basura. Nosotros queremos que se haga cargo. Ya le propusimos armar un cerco vivo con los árboles del vivero municipal, pero él es un funcionario que no quiere hacer nada", dijo Baccaro.

Esa había sido la idea del subsecretario de Servicio Públicos, Normando Zuñiga, quien en el año 2014 anunció "una cortina forestal en toda el área", pero que hasta ahora los vecinos siguen esperando.

Es una zona que no tiene ningún tipo de servicio. No tienen red de agua potable domiciliaria, no tienen recolección de residuos ni luz.

"Estamos olvidados. Nosotros ya le pedimos a los intendentes y a los concejales ampliar el ejido urbano para que tengamos los beneficios que nos merecemos con vecinos salteños", concluyó Baccaro.

Mientras tanto, los particulares seguirán arrojando los cuerpos de sus mascotas, las camionetas los restos de obras y los camiones de muchas firmas van a dejar sus desechos en el predio que antes fue un basural y que ahora sería bueno que vuelva a ser un espacio verde.

Hasta ahora solo ideas

Había dos ideas que manejaba el municipio para lo que antes fue el viejo basural. Hasta ahora muy poco se hizo de las promesas que dispararon en su memento. La primera iniciativa salió desde el Concejo Deliberante y consistía en entregar predios en comodato a clubes y sindicatos para el desarrollo de actividades deportivas y sociales y así poner en valor una zona histórica y rica en biodiversidad.

La segunda propuesta vino en forma de proyecto desde Turismo municipal. La idea es poner en valor turístico, y explotarlo, al denominado “circuito güemesiano”, por ser el camino que realizó el general Güemes antes de morir en La Higuerilla, el 17 de junio de 1821. 

No saben a dónde irá el crematorio

Habló el concejal Alberto Castillo y llevó calma a los vecinos.

Aún hay mucha incertidumbre sobre dónde están pensando que se establecerá el proyecto del crematorio. 

“Yo les quiero llevar tranquilidad a todos los vecinos de La Pedrera porque aún no sabemos a dónde quedará el crematorio municipal. Hay que tener en cuenta que el municipio Capital llega hasta el río Juramento por un lado, hasta Cobos por otro; entonces tenemos muchos lugares. Seguramente vamos a buscar un lugar en donde no haya ningún vecino o familia cerca”, dijo el concejal Alberto Castillo, promotor del proyecto del crematorio.

El edil confirmó que la zona no tiene ningún tipo de servicio y que eso ocurre porque está fuera del ejido urbano. 

“No tienen ningún estudio de factibilidad, pero sí hay que modificar el ejido”, afirmó y agregó que ya habló con los vecinos sobre el pedido de ampliación del área de cobertura municipal.

Sobre la basura dijo que “son los particulares los que van a tirar sus desechos. Aunque parezca extraño, son las empresas de construcción más grandes las que dejan más escombros por los altos costos que tiene para ellos arrojarlas en el vertedero”, aseguró.

Fuente: El Tribuno Salta