Fecha: 2019-04-04 07:05:22


Maternidad segura

El modelo de Maternidad Segura y Centrada en la Familia se amplía a Capital y Cafayate


03/04/2019 La implementación del modelo comenzó en maternidades de Embarcación, General Güemes y Orán, con el objetivo de mejorar la calidad de atención de la madre y el recién nacido, con enfoque de derechos e interculturalidad.

El Ministerio de Salud Pública amplía a la Capital y Cafayate el modelo de Maternidades Seguras y Centradas en la Familia (MSCF), que desde 2017 se implementa en Embarcación, General Güemes y San Ramón de la Nueva Orán, con lineamientos y apoyo de Unicef Argentina.

En ese marco, se presentó el proyecto de trabajo para el presente año, que incluye la capacitación del recurso humano profesional de los hospitales Materno Infantil, Papa Francisco, Nuestra Señora del Rosario (Cafayate), San Roque (Embarcación), San Vicente de Paul (Orán) y Joaquín Castellanos (General Güemes).

El objetivo de los cursos, que se iniciarán en mayo con la colaboración del Centro Rosarino de Estudios Perinatales (CREP), es la mejora continua de la calidad de atención según los criterios del modelo MSCF.

Este modelo se enfoca en el respeto a los derechos de la mujer y su familia en el proceso de embarazo, parto y posparto, como del recién nacido, con una mirada que implica la adaptación de las prácticas de atención con pertinencia intercultural y enfoque de derechos.

Su implementación en la provincia se realiza con capacitación y desarrollo de recursos humanos, la creación de una Comisión Provincial de MSCF, la elaboración de protocolos y lineamientos de atención perinatal, la incorporación del indicador Morbilidad Materna Severa y la elaboración de un boletín epidemiológico con indicadores propios de cada hospital.

En el marco de este proceso, se destaca la política provincial de atención intercultural del embarazo, parto y recién nacido, que se desarrolla en la maternidad de Embarcación, en cuya cobertura se incluye un gran porcentaje de población originaria, que conserva prácticas ancestrales.

Transformar modelos

Salta es la primera provincia entre diez con las que Unicef trabaja en el proyecto MSCF, que recibe el manual de prácticas para transformar una maternidad tradicional en maternidad Segura y Centrada en la Familia, en cuya elaboración participaron profesionales de las áreas de maternidad e infancia de Salta, Jujuy, Chaco, Corrientes y Misiones.

El representante de Unicef, Fernando Zingman, destacó el compromiso institucional de Salta para llevar adelante el proceso de transformación de sus maternidades, reflejado en la presencia y apoyo del ministro Roque Mascarello, la subsecretaria de Medicina Social, Marisa Álvarez y el equipo de Salud Materno Infanto Juvenil.

Por su parte, el Ministro de Salud Pública agradeció la colaboración sostenida de Unicef con los objetivos de la Provincia para mejorar la calidad de atención y disminuir los índices de mortalidad materno infantil, “que se van logrando con el trabajo y esfuerzo de todo un equipo”.

Mascarello ponderó el modelo de MSCF, que “tiene el respaldo de un organismo internacional de Derechos Humanos, como Unicef” e instó a los responsables de la atención de la salud perinatal a redoblar esfuerzos para el logro de los objetivos, “no como una cuestión de formalidad, sino porque es el camino correcto, el respeto a la cultura de los pueblos en algo tan importante como es recibir una nueva vida”.

Enfoque de interculturalidad y derechos

El modelo MSCF se enfoca en los derechos de la mujer durante el embarazo, trabajo de parto, parto y posparto, como también los derechos de la familia y el recién nacido.

Implica que la embarazada pueda tomar decisiones con libertad, contando con la información adecuada; que reciba trato respetuoso y se consideren sus pautas culturales; que sea protagonista principal del parto; que se garantice el contacto inmediato y sostenido de la madre con el recién nacido.

Implica también que los padres tengan acceso irrestricto a la unidad neonatal; que se les brinde asesoramiento e información sobre el proceso de embarazo, parto y cuidado del recién nacido. Que la mujer pueda elegir libremente cómo va a tener su parto, de acuerdo con sus pautas culturales y decidir sobre posición, analgesia, acompañamiento, etc.

La Ley Nº 25.929 establece que el equipo de salud debe informar a la embarazada y su grupo familiar, en forma clara, acerca de posibles intervenciones durante el parto. La mujer tiene derecho a que se eviten prácticas invasivas y que se respete su tiempo biológico y psicológico, como también a decidir acerca de las alternativas de parto y elegir acompañante sin restricción de género o parentesco.

Previo al alta del recién nacido, se deben colocar las vacunas obligatorias y efectuar la pesquisa neonatal. Se debe brindar asesoramiento sobre el cuidado de la madre y el recién nacido, informar sobre lactancia materna, crianza, salud sexual y métodos anticonceptivos. 

Fuente: Gobierno