Fecha: 2017-02-05 18:26:22


Color, ternura y un cumpleaños que perdurará en la memoria


Verónica Aguilera y Carolina Ísola se dedican a diseñar y realizar tortas infantiles y mesas dulces. Con diversos motivos, estas dos habilidosas mamás maravillan a grandes y chicos en cada evento.

Una mesa toda rosa y blanca, una torta de dos pisos de Hello Kitty y del mismo color, galletitas, cupcakes y golosinas con la carita del popular personaje infantil, banderines con el nombre de la agasajada. Es el cumpleaños de una nena de un año y la mesa dulce es un disfrute para la vista y el paladar.

Son mesas plenas de ternura, color y creatividad que encandilan a los grandes y tientan a los más CHICOS con sus colores y delicias.

Sus creadoras son Verónica Aguilera y Carolina Ísola, dos mamás emprendedoras y habilidosas que hacen de cada cumpleaños, comunión o nacimiento una fiesta inolvidable.

Ambas supieron plasmar a la perfección su lado maternal en una actividad profesional, rentable y, por sobre todas las cosas, gratificante.

Vero es la fundadora de "Me lo contó un pajarito", emprendimiento dedicado a la elaboración y decoración de tortas INFANTILES y productos para la mesa dulce (cupcakes, galletas con diseño y popcakes).

Por su parte, Caro creó Chiquipop, especializada en decoración y armado de candy bar, golosinas y cotillón de diseño (carteles, banderines, centros de mesa, invitaciones, etiquetas, etc.).

Ambas comenzaron sus emprendimientos de manera separada hace unos años, hasta que se conocieron por Facebook y decidieron unir sus servicios. No siempre trabajan juntas, pero cuando lo hacen los resultados saltan a la vista. "Nos conocimos a través de Facebook hace dos años y fue inmediata la buena onda, porque cada una admira el trabajo de la otra. Nos complementamos, Vero se dedica a elaborar las tortas y yo a la decoración de las mesas. A veces nos toca trabajar juntas y a veces no, pero las mejores mesas se dan cuando las dos coincidimos, lo cual nos encanta", contaron Verónica y Carolina a El Tribuno.

La principal ambición de estas emprendedoras era combinar el trabajo con su rol de mamás, ya que tanto Caro como Vero tienen hijos pequeños. Y lo consiguieron aunando su faceta más tierna al momento de organizar un cumpleaños infantil. "Mi gran pasión son las fiestas infantiles, pero no quería estar lejos de mis hijos. Al trabajar en casa puedo manejar mis horarios con tranquilidad", contó Vero.

Hace unos años en Salta no era muy común realizar mesas dulces o tortas de diseño, por una cuestión económica y también de costumbre. No obstante, esa realidad fue cambiando y, de a poco, los papás fueron descubriendo otras alternativas al momento de celebrar una fiesta infantil.

"Al principio costó hasta que se fueron conociendo nuestros trabajos. El boca a boca ayudó mucho. Lo más difícil fue cambiar la costumbre de pedir siempre la típica torta de merengue, que nos preparaban nuestras mamis cuando éramos chicos. De a poco se fueron animando a las tortas forradas, que hoy son furor. Los papás se sorprenden muchísimo al verlas terminadas", contó Vero.

En tanto, Caro destacó: "Hay mucho más interés en una mesa totalmente decorada. A algunos papás a veces les cuesta ver el porqué de tanta producción para un cumpleaños, pero las mamás sabemos que una hermosa presentación es un gustito que nos damos y un hermoso recuerdo que atesoramos por siempre".

Y agregó: "Cuando algo nuevo aparece lo más difícil es explicar de qué se trata. Todavía la gente no termina de saber qué es un candy bar hasta que ven el trabajo terminado".

Los más pedidos

Entre los diseños de tortas y mesas dulces más requeridos por las mamás salteñas, resaltan los dibujos animados de moda. Peppa y Frozen fueron los motivos más elegidos en el 2016, aunque los clásicos Mickey y Minnie Mouse, las princesas o el estilo shabby (con aires románticos y mucho blanco y rosa) también tuvieron gran éxito, según cuentan estas dos mamás creativas.

También destacan que hoy los padres se animan mucho más a innovar al momento de celebrar una fiesta para los chicos. "Las mamás se están animando a lo nuevo, a jugar con temas diferentes, como la propuesta del jardín o del bosque, dinosaurios, mariposas, etc. Hay tantas cosas que se pueden hacer...", afirman emocionadas.

El inicio

Los comienzos para estas dos emprendedoras no fueron nada fáciles. Sin embrago, con mucha pasión, esfuerzo y tenacidad se fueron abriendo camino.

Vero vivía en Córdoba, donde elaboraba cupcakes y realizaba envíos al sur del país. En 2013, se instaló en Salta y, ante la insistencia de quienes sabían de su capacidad, se decidió a elaborar tortas. Desde entonces, no paró más.

Por su parte, Carolina descubrió los "candy bar" por internet hace tres años y quedó maravillada. Empezó a realizarlos en los cumpleaños de sus hijas y, ante el asombro de su invitados, decidió profesionalizarse.

Desde entonces, tanto Vero como Caro no paran de recibir encargos. Tal es así que los trabajos se piden con bastante antelación. "Cuando los clientes vienen a mí por el armado de la mesa yo recomiendo a Vero para las tortas y lo mismo hace ella", dijo Carolina.

Un mimo para todos

Uno de los aspectos más gratificantes para las chicas es la reacción de las mamás y de los niños cuando ven el diseño final.

"La sonrisa y las expresiones de emoción de los niños y de sus mamis al momento de recibir las tortas es un mimo al corazón", cuenta Vero.

"Al final de la fiesta, cuando voy a desarmar la mesa, los papás me cuentan las reacciones de los invitados, que quedan maravillados. Cada encargo conlleva una emoción que empieza en casa, cuando armo el modelo de la mesa. Cuando mis hijas me dan el visto bueno, sé que será un éxito", acota Carolina.

Inspiración y algo más

Los diseños de las tortas y las mesas dulces se realizan en base a los pedidos de las mamás. Internet también sirve como fuente de ideas y para estar al tanto de las nuevas tendencias.

"Me gusta ver internet. Para cada mesa hago de un abanico de imágenes que me ayudan a llegar al resultado final. Una vez que me encargan el trabajo, son esas imágenes las que comparto con mis clientas para mostrarles cómo quedará todo", resaltó Carolina.

Ambas cuentan con el apoyo incondicional de sus familias, en especial de sus hijos, que son sus primeros fans.

En este esfuerzo que realizan, buscan mejorar día a día con la incorporación de nuevas temáticas, diseños y elementos de deco.

Para estas emprendedoras, las redes sociales son fundamentales y agilizan el trabajo. "A veces es difícil coordinar un horario, así que nos contactamos por Facebook o Wastapp. Las mamás nos explican qué quieren e incluso nos mandan fotos", dicen.

Los sitios de Facebook son facebook.com/cupca.melocontounpajarito (155944115) y Caro Isola Chiquishow Chiquipop (15512-2106)

El entusiasmo y el cariño con el que se embarcan en cada cumpleaños es el principal impulso que motiva a estas dos mamás. "Nuestro gran proyecto es seguir perfeccionándonos para continuar repartiendo sonrisas, alegría y mucha magia para que cada cumpleaños sea algo inolvidable para todos", finalizaron.

Fuente: Diario El Tribuno