Fecha: 2019-02-19 06:24:30


Orán

Pedimos que la Provincia respete el convenio con el IPV


19 DE FEBRERO 2019 - 02:31 El convenio es de 2014 y prevé demandar carpintería de obra a los aserraderos.

El Centro de Obrajeros de Orán sigue reclamando por la falta de cumplimiento en el convenio donde se estipulaba que las viviendas deben contar con un 25 % de construcción de madera nativa.

Loutaif dijo que no se está respetando el convenio apuntando el tema al IPV y a su vez a las empresas constructoras que determinan los insumos para las viviendas. La repercusión obvia es en beneficio inmediato para la producción de la madera en la zona y lo que significa en la inyección económica general.

Este convenio que se firmó en noviembre del 2014 es un viejo pedido del sector que busca reactivar la actividad, jaqueada por la baja demanda con el objetivo es impulsar la producción local y generar fuentes de trabajo en la región.

Según este acuerdo, el 25% de las casas edificadas por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) que se construyan en Orán, San Martín y Rivadavia emplearían madera nativa y cultivada salteña en sus construcciones como ejemplares de mora, lapacho, cebil, eucaliptus y cedro, y los aserraderos de Orán se convertirían en proveedores de tirantes, alfajías, machimbres, listones y aberturas.

"Pero el convenio firmado hace cuatro años con el Gobierno no se cumplió" explicó Loutaif.

Los miembros de la institución vienen pidiendo desde hace tiempo la implementación de una política de "compre salteño", que dé valor a la capacidad forestoindustrial de la provincia. "Queremos que se use madera nativa en la obra pública", agregó el empresario.

"Esta medida apunta a palear la difícil situación que está viviendo el sector maderero en el norte de la provincia de Salta. El objetivo es favorecer la economía regional", comentó.

Acuerdo con el IPV

Tras la firma de convenios con el IPV, en el 2014, Daniel Loutaif explicó que el acuerdo contempla que el 25% de las casas construidas por el organismo provincial cuente con madera nativa.

Sostiene que el sector forestal está en condiciones de asumir la demanda para aberturas, tirantería y cielorrasos para techos, bajo mesadas, placares y demás elementos en la edificación de viviendas.

Qué es el observatorio

El Observatorio de la Industria de la Madera y el Mueble (OIMyM) es una iniciativa integral estadística de Faima que busca saldar el faltante histórico de datos de la cadena foresto industrial.

Busca ser una herramienta de mejora de la competitividad del sector a través de la publicación de información precisa y actualizada que contribuya a la toma de decisiones y a una mejor interlocución de la federación y sus cámaras socias con autoridades públicas.

El OIMyM mantiene una agenda de trabajo e intercambio con instituciones públicas y privadas como el INTI, el Indec y el Ministerio de Producción y Trabajo.

Por su parte, la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima) es la única entidad de segundo grado que representa a nivel nacional al sector industrial maderero a través de sus 28 cámaras asociadas en las distintas provincias del país.

En Faima se encuentran representados productores de envases y pallets, pisos y revestimientos, molduras, aserraderos, carpintería en general, fabricantes de aberturas, maderas y piezas para construcción, láminas, chapas, maderas compensadas, tableros de partículas y de fibras, pellets de madera, viviendas industrializadas, muebles y demás.

Fuente: El Tribuno Salta