Fecha: 2018-12-06 04:31:44


Desesperación

Un padre desesperado pide ayuda


6 DE DICIEMBRE 2018 - 02:18 Necesita urgente una vivienda social para trasladar a su bebé enfermo.

Hace más de dos semanas se publicó en este medio el caso de un hombre que está en el Hospital Público Materno Infantil (HPMI), en Salta capital, desde hace más de cuatro meses con su bebé enfermo y que necesita una vivienda para brindarle internación domiciliaria. Pasaron 17 días desde entonces y la única solución que obtuvo fue conseguir el DNI para el pequeño.

Nunca se acercaron desde el área de Discapacidad de la Provincia para facilitar la gestión del carnet ni desde el Instituto Provincial de Vivienda (IPV) para ver cómo solucionar la situación de esta familia.

Cristian Cocilobo (35) pidió al Gobierno de la Provincia de Salta una casa para poder sacar a su hijo del hospital y evitar que se contagie nuevamente de infecciones intrahospitalarias. La familia de Cristian, Lorena Luna (32) y sus seis hijos, no tienen una vivienda, entonces se reparten entre las casas de la madre y de la abuela de ella. Sin embargo, ninguna tiene una habitación con las condiciones adecuadas para el bebé.

Cristian denunció que desde la cartera de Discapacidad de la Provincia le dijeron hace tres semanas que irían al hospital para hacer el carnet de discapacidad de su hijo pero nunca lo hicieron. Él no puede moverse del hospital porque está todo el tiempo atendiendo a su hijo, que el 15 de diciembre cumplirá seis meses y padece encefalopatía y retraso madurativo global, dos enfermedades que demandan muchísimos cuidados y atenciones de profesionales de la salud..

Según relató, su bebé ingresó al HPMI por un cuadro de bronquiolitis; antes era completamente sano. Denunció que en el hospital cabecera de la provincia de Salta el niño se contagió de influenza y de neumonía y que, por el descuido de una enfermera, al quitarle el respirador, se broncoaspiró y sufrió dos paros cardíacos. "Estuvo casi 17 minutos sin oxígeno en la cabeza", contó. Desde el hospital confirmaron a este medio que estaban al tanto de este reclamo, que hizo la madre oportunamente.

Los únicos ingresos económicos que tiene la familia son las asignaciones universales de los hijos más grandes, que no son suficientes para subsistir. Hace varios meses Cristian tuvo que dejar de trabajar como chofer para cuidar a su hijo y su esposa trabaja como ama de casa. Para ayudarlos, contactarse al 0387-154446823.

"No quiero nada gratis. Lo único que quiero es que me digan: acá podés ir a vivir con tu hijo y vos empezá a trabajar", sostuvo.

Fuente: El Tribuno Salta