Fecha: 2018-11-07 05:44:49


Materno Infantil

Materno Infantil: amenazan con suspender guardias


7 DE NOVIEMBRE 2018 - 01:08 El titular de Aspromin anunció que 40 tocoginecólogos y obstetras ratificaron sus renuncias desde mañana.

El titular de la Asociación de Profesionales del hospital Materno Infantil (Aspromin), Justino Ustarez, dijo ayer que "el jueves por la noche no habría guardias" de médicos tocoginecólogos ni de obstetras ya que 40 profesionales ratificaron sus renuncias ante el Ministerio de Trabajo, después de que el Ministerio de Salud Pública las hubiera rechazado.

El viernes próximo se cumplirá un mes desde que decenas de médicos pidieran dejar de atender emergencias -a partir de los 30 días-, por considerar que debía aumentarse el valor de cada hora guardia.

El referente de Aspromin manifestó que analizan declarar "conflicto laboral en la provincia", cuando se reúnan con las autoridades del Colegio de Médicos de la Provincia y del Círculo Médico de Salta. Recordó que todo el servicio de traumatología del Hospital Público Materno Infantil (HPMI) presentó la renuncia a las guardias y que en Orán casi todos los profesionales del hospital público hicieron lo mismo.

Hoy, desde las 10.30, en el HPMI habrá una conferencia de prensa de profesionales de distintos hospitales públicos. Ustarez convocó a la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Salta y a todas las entidades conformadas por médicos a sumarse al reclamo: "Acá están todos involucrados. De esta gremial todos se benefician".

Ayer por la mañana, los médicos del HPMI se pusieron de acuerdo para suspender sus actividades durante una hora. "Hacemos una medida de protesta, a ver si alguien se da cuenta de que no está todo bien acá", manifestó Miriam Pietronave, médica del área de Pediatría. Eran pocas personas y hubo denuncias de presión en algunos servicios para que los profesionales no salieran del hospital.

Pietronave explicó que reclaman la apertura de paritarias para que les aumenten el pago de la hora planta y de la hora guardia: "El último aumento fue de un 5 por ciento, que se dio en julio, pero era lo que quedaba del pago escalonado de la paritaria anterior. O sea, no se pagó nada, cuando, en realidad, hubo arreglos con otros gremios".

Recordó que camioneros, bancarios y judiciales arreglaron "rapidísimo" la paritaria. "Saben que siempre venimos a trabajar", advirtió.

A ella le falta poco para jubilarse pero, para mantenerse, hace tres guardias por semana: "Si cobrara mejor mi planta, probablemente dejaría alguna guardia".

La médica pidió el pase a planta de contratados y de monotributistas de diversas profesiones y servicios, que llevan muchos años en la misma situación: "Llama la atención que, después de tantos años, no pase nadie a planta. Hay mucha gente que se jubiló y no se nombraron profesionales nuevos. La gente debe ser reemplazada. En general, trabajamos cada vez más porque somos menos pero nuestro sueldo no ha variado. Siempre es muy bajo el porcentaje".

La profesional planteó: "Da la sensación de que estamos rebién, como si acá no pasara nada y no es así. La situación del país no está bien pero a veces hay que sentarse y ver si no hay que redistribuir el dinero de otra manera".

"Decisión política"

Al hablar con El Tribuno, Ustarez criticó que el ministro de Salud Pública, Roque Mascarello, tildara de "ridículo" el reclamo de los médicos por la reapertura de paritarias, en una entrevista que se publicó ayer en este medio.

Además, cuestionó que el ministro dijera que Aspromin no tiene personería gremial sino jurídica: "Hace como 20 años están en la función pública; por eso habla de que no tenemos personería gremial. Nosotros, con el Gobierno anterior, siempre estábamos primero. Antes nos sentábamos solos en la mesa y, de ahí, bajábamos línea para los docentes, para todos". Consideró que en este momento político ni al Gobierno nacional ni al provincial les "conviene" que ellos tengan personería gremial.

Ustarez opinó que la postura del Gobierno ante el reclamo de los médicos "es una decisión política": "El Gobierno rechaza la renuncia y nosotros rechazamos este pedido que hace el ministro. Han tenido casi 30 días para solucionar el problema y no lo hicieron".

Como Pietronave, consideró que "otros gremios lograron el 40% porque pueden parar el país". "Nosotros pensamos en los pacientes. Acá vienen los sectores más vulnerables. Por eso, no tomamos medidas más contundentes", dijo.

Ustarez contó que la negociación lleva más de 60 días: primero ante el hospital y después, a través de un conflicto laboral en el Ministerio de Trabajo, donde hubo tres reuniones, según dijo, las autoridades solo ofrecieron "monedas". "Lo único que se puede hacer es la renuncia y a nadie le gusta renunciar", aseguró.

Analizó que el sector de pediatría no pide la baja por temor a las represalias ya que muchos tienen contratos de locación, son tercerizados, están hace pocos años o son exresidentes: "Todo eso es precarización laboral; es trabajo esclavo. No les conviene ponerlos en planta".

Fuente: El Tribuno Salta