Fecha: 2018-11-05 05:21:03


Análisis Político

"El 55% de la población odia a Cristina, nunca podría ganar en segunda vuelta"


5 DE NOVIEMBRE 2018 - 01:21 Entrevista con Jorge Giacobbe, analista político y consultor en opinión pública.

El reconocido analista político y consultor en opinión pública Jorge Giacobbe estuvo en Salta en la Tercera Jornada Anual Prograno-ASA, donde presentó un estudio sobre cómo la ciudad ve al campo. El Tribuno aprovechó la oportunidad para pedirle su visión acerca del escenario político en Argentina y las posibilidades de los candidatos que se perfilan para las elecciones.

Presentaron unos datos interesantes sobre cómo veía la ciudad al campo, que llevó a los productores salteños a plantearse una agenda de trabajo a futuro...

Nuestra intención con los datos que pudimos recopilar es hacer un raconto de cuánto pesan toda esa maraña de mitos y prejuicios que la opinión pública argentina tiene sobre el campo, sobre la actividad, sobre su gente, que son muchos y muy profundos. El campo debería, primero, verlos con claridad, dejar de enojarse con esa situación, dejar de enojarse con el diagnóstico, y encarar una solución en la comprensión de que, sin permiso social, en estas sociedades ya no se puede hacer nada y que, sin el permiso social, cualquier actividad, campo, minería, cualquiera, queda en una situación muy vulnerable frente a los avasallamientos del sistema político.

Los productores tienen un trabajo por delante porque ustedes revelaron que la imagen negativa no solo es en las grandes ciudades, sino en los pueblos que son vecinos de sus campos y los jóvenes, que son quienes van a tener la toma de decisiones en el corto plazo...

Presentamos aquí los datos generales de las preguntas y dos cortes que nos parecieron los más significativos e interesantes. Primero el corte de cómo son esos datos en ciudades de menos de 30 mil habitantes, porque esos datos demuestran que los vecinos de la gente del campo en realidad no están de acuerdo con la actividad y piensan lo mismo que aquellos que viven en ciudades de más de medio millón de habitantes. Entonces, el rival está cerca, por no decir directamente adentro. El otro corte es el de los jóvenes, entre 16 y 30 años, que opinan peor del campo que las personas de edades intermedias o personas mayores de 51 años, lo cual indica algo muy importante, que es que el problema de percepción que el campo tiene está en vías de agravarse, no de solucionarse.

"Dentro de Cambiemos, la más potente es María Eugenia Vidal, tiene mejor imagen"

Hace algunos días dijo que en Argentina había un Bolsonaro y que era Macri. ¿A qué se refiere?

La pregunta que nos hacen a quienes auscultamos la opinión pública es si en Argentina puede aparecer un Bolsonaro, entonces yo contesto que ya hay un Bolsonaro en Argentina, que se llama Mauricio Macri y está sentado en la Presidencia. No lo digo desde el análisis de las personas, comparando a Macri con Bolsonaro, sino comparando a las opiniones públicas. Y ahí tenemos que meter en la bolsa a Macri, a Bolsonaro, a López Obrador que le ganó al PRI en México, tenemos que meter a Trump, con sus diferentes características, algunos tienen más voltaje, otros menos; algunos piensan más para la derecha, otros más a la izquierda; son más ridículos o menos, son más o menos intolerantes. Pero en definitiva todos ellos son elementos de la opinión pública para pegarle un sopapo al sistema. La gente a lo largo y ancho del mundo occidental, disgustada con todas las instituciones políticas, busca una herramienta para fajar al sistema, para faltarle el respeto. Y una vez que encuentra esa herramienta y que le pega al sistema se pone a reparar en la calidad de la herramienta, algunas son más elegantes y otras menos elegantes, pero en definitiva todas son lo mismo.

¿Y en ese marco cómo está siendo analizado hoy Macri?

Macri todavía tiene 35 puntos de imagen positiva, tiene más de 50 de negativa y, puesto en un escenario electoral, Macri todavía tiene 36 puntos de intención de voto contra 33 de Cristina. Entonces, la situación es de segunda vuelta sí o sí, forzada; ya con Cristina arriba de 30. En situación de segunda vuelta, Macri contra Cristina, todavía gana Macri y me parece que siempre va a ser así, porque el 55% de la población odia a Cristina y la odia por razones mayores a las molestias que le puede provocar Macri.

Todavía Macri tiene los números para reelegir, lo que hay que preguntarse es si debe, no si puede reelegir. Porque si hiciera ocho años de gestión, los próximos cuatro años para cualquiera que fuera Presidente van a ser cuatro años duros, de más ajustes, muy difíciles, Papá Noel no va a venir en los próximos cuatro años. Esos ocho años de gestión continuados es posible que lo dejen muy maltratado y muy desgastado. Y si la gente se disgusta mucho con una persona, es posible que vuelva a votar en contra y hacemos la rotonda otra vez los argentinos para el otro lado.

¿Cree que la elección va a estar polarizada entre Macri y Cristina? ¿No hay posibilidades de que surja un candidato del peronismo como Urtubey o Massa?

Todavía no tienen intención de voto porque no hay mercado. Entre el 35% que quiere a Macri y el 35% que quiere a Cristina, el 70% de la atención y las voluntades del electorado están tomadas todavía por el par de opuestos que dominó la política argentina en los últimos cinco años, lo que denominamos la grieta. ¿Entonces, qué es lo que queda para los que pugnan por el tercer sector? Queda un 30%, a lo que hay que sacarle los cinco puntos de la izquierda, o sea que quedan 25 puntos. Si una persona se largara por ese tercer sector y lo lograra recopilar todo, haría todo el esfuerzo de la campaña, tendría que poner todo el dinero de la campaña, y el esfuerzo humano solamente para salir tercero. Entonces ya empieza a carecer de sentido. Y si se largaran dos en vez de uno, a ese 25% hay que dividirlo por dos; entonces empieza a dejar de ser negocio. Para que el tercer elemento o tercer sector cobre vigor en la Argentina, que finalmente va a suceder, primero hay que esperar a que se desarme el par de opuestos. O sea que los dos 35% terminen de entrar en crisis, que ya están, porque Cristina ya entró en esa etapa y Macri empieza a entrar por el mismo desgaste de la realidad. Eso va a suceder, pero yo no creo que sea antes de las elecciones de 2019.

Si Macri no va por la reelección como recomienda usted ¿Debería ser la candidata María Eugenia Vidal?

Sí, precisamente. La que mejor está posicionada para esa renovación dentro de Cambiemos, de cara al electorado, aunque quizá no hacia adentro de la interna de Cambiemos, es María Eugenia Vidal. Tiene hoy más imagen positiva y menos negativa que Macri, es menos resistida, no significa todo lo que significa Macri para la gente que no lo quiere; es decir produce menos fobia y, en una situación de segunda vuelta, ya no tendría que buscar ningún punto porque la gana contra cualquier persona. Entonces hay una decisión adentro de Cambiemos que deben tomar que es culturalmente muy importante, que es dejar de aferrarse al Presidente y empezar a entender que el espacio tiene que proveer tres o cuatro presidentes para poder generar todo ese cambio que ellos quieren hacer, que dura por lo menos 15 o 20 años.

¿Se van perdiendo los partidos políticos en la Argentina? ¿La gente elige personalidades?

No, yo lo que creo es que ya han muerto, y que ya han desaparecido y nadie quiere firmar el certificado de defunción. Cuando le preguntamos a los argentinos cómo se definen ideológicamente, solamente el 11% de la población se define peronista. Entonces vos dirás, pero en la provincia de Buenos Aires debe ser 40. No, es 11. ¿Pero en el conurbano? ¿En La Matanza? Es 11. Es 11 en todos lados. Y en el norte también.

Como radical se define el 9% de la población. Hoy el 65% de la población de la Argentina se define como apolítica. Y eso indica que en las elecciones no vota por partidos, sino que mira todos los candidatos y vota a aquel que le produce confianza. La población argentina abandonó los partidos políticos hace 15 años. Los que no se enteraron todavía son los políticos, y no se enteró todavía el análisis de la política y no se enteró todavía la prensa, que le sigue dando a los partidos políticos un espacio en el análisis.

¿Tiene alguna estimación sobre quién será el Presidente en 2019?

Macri tiene los números para reelegirse si quisiera, aunque yo no lo recomiendo. Por adentro de Cambiemos la más potente es María Eugenia Vidal. Y si se presentara Cristina va a sacar sus 33 o 35 puntos electorales, nunca podría ganar en segunda vuelta, no hay forma. Pierde contra cualquiera: Cristina contra un potus, gana el potus. Y el tercer sector está todavía en pañales. Me parece que todavía las fichas están pa ra Cambiemos.

Fuente: El Tribuno Salta