Fecha: 2017-01-15 08:39:53


Carnaval en Salta: guía defestejos que tendrán un toque andino y aromas norteños


En cada rincón de la provincia, las celebraciones toman un matiz muy particular.

Las celebraciones de CARNAVAL adquieren rasgos muy distintivo en cada rincón de Salta.
En la Puna, por ejemplo, se viven cuatro días intensos en los cuales las comparsas recorren casa por casa, se comparte comida y bebida con los anfitriones y se baila al son de los instrumentos de quenas y sikus.
Este año, la entrada del pueblo de San Antonio de los Cobres será el lugar elegido para honrar a la Pachamama y desenterrar el carnaval.
Hasta allí llegarán todas las comparsas del lugar y alrededores, con sus trajes y su alegría hecha música. Participarán representantes de la comunidades colla, wichi, toba, tapiete, chané, chorote, chulupí, diaguito-calchaquí y guaraní.
Los preparativos se ultimarán el 23 de febrero, con el encuentro de comadres en el Mercado Artesanal. 
El desentierro será el viernes 24 de ese mes, sobre la ruta nacional 51. A las 15, comparsas y cuadrillas de copleros harán el convido a la Pachamama. Luego habrá un desfiles de orquestas y un gran baile popular.
"La gente suelta su alegría y se dedica a carnavalear. Es algo sagrado. Cada vez que llega una comparsa a una casa, se los invita a desayunar, almorzar o cenar según la hora del día", contó a El Tribuno Azucena Salva, titular de Turismo de la comuna.
Además de pasar un momento de fiesta, con cada visita se "chaya" la casa: en el mojón particular se ofrecen bebidas, hojas de coca, papel picado y serpentinas a la Madre Tierra. Se canta y se baila todo el tiempo, mientras grandes y chicos juegan con agua, pintura y talco. El broche de oro son los bailes populares cada noche.
"Es realmente algo muy lindo, todos nos desestresamos en esta época del año", resalta Salva.
Y agregó que los tradicionales CORSOS se realizarán el 27 de febrero, con comparsas de Olacapato, Santa Rosa de los Pastos Grandes, Salar de Pocitos y Tolar Grande

LOS CORSOS COLOR EN EL NORTE

En el norte los principales protagonistas del carnaval son los desfiles. Los Corsos Color de Orán son los más grandes de la provincia. Cada año convocan a miles de espectadores de todo el departamento e incluso de Bolivia y Paraguay, con más de 30 mil espectadores.
Se trata de un engranaje que mueve toda la economía regional de manera descomunal, dado el enorme trabajo que se genera a su alrededor. Nuclea a todos los sectores sin distinción. 
Este año los desfiles se trasladarán a la calle López y Planes, desde Santa Fe hasta Hipólito Yrigoyen. Comenzarán el sábado 21 de enero y finalizarán el 19 de febrero. Están previstas diez noches en las que más de 40 números de fantasía tropical, conjuntos andinos, comparsas artísticas y disfraces mostrarán todo su colorido.
Al igual que en Orán, en la ciudad de Tartagal, cabecera del departamento San Martín, une a todos sin distinción de edad o clase social. 
Se destacan las comparsas indígenas, con sus sayas, tinkus y el tradicional pim pim, exhibiendo con orgullo su cultura y tradición. 
Es el espectáculo más rico en Los corsos fusionan las manifestaciones culturales, tradicionales, e innovadoras de los artistas locales, de las distintas colectividades de inmigrantes y de los pueblos originarios en un desfile de coloridos vestuarios, originales coreografías y diversidad de ritmos. 
Los desfiles se realizarán en la avenida 20 de Febrero todos los viernes, sábados y domingos del 3 al 28 de febrero.
Un párrafo aparte merece el pim pim, un baile ancestral representado por las comunidades guaraní, chané y toba.
Estos bailes representan al Arete Guazú o Fiesta Grande, surgida como una fiesta agraria realizada por los pueblos originarios en tiempos de cosecha. El "Arete Guazú" coincide con la maduración del "abati" (maíz), materia prima para la elaboración del "kawi" (chicha), bebida sagrada y ceremonial. 
En la danza, varones y mujeres bailan rítmicamente de variadas formas en pareja, tomados de la mano o en ronda. Ellos van golpeando el suelo con los pies, acompañando el ritmo con exclamaciones que tienen diferentes significados según las circunstancias, expresando penas o alegrías. 
Con esta danza, los pueblos originarios resignifican su cultura, reafirman que se encuentra viva y que renace, plena y orgullosa, con cada llegada del Arete Guazú.

Los corsos en la ciudad de Salta

Con el desentierro del carnaval se avecina la edición 120 de los corsos salteños.
El viernes 20 de enero se soltará al diablo carnavalero y al día siguiente las distintas agrupaciones y carrozas desfilarán por la Avenida del Carnaval. 
Allí las distintas agrupaciones realizarán la tradicional ceremonia de desentierro, con la apertura del mojón. 
Desfilarán comparsas, murgas artísticas y humorísticas, caporales, tinkus y las infaltables carrozas.
Los desfiles son organizados por las Asociaciones Co.Mu.y Ca. y diversas agrupaciones carnestolendas. 
"Este año se aumentará la cantidad de luminarias, la capacidad de espectadores y todo lo que sea necesario para que aquellos que concurran disfruten cómodamente del espectáculos", dijo Luis Vaca, uno de los responsables de la organización Vaca señaló que serán 19 días de desfiles, siempre y cuando el tiempo lo permita. "A lo largo de estas noches desfilarán más de 40 agrupaciones que derrocharan brillos, color y mucha alegría", afirmaron desde la organización de los corsos.

Por su parte, estará la XVII edición del Corso de Castañares que tendrá lugar desde hoy sábado 14 hasta el 28 de febrero, de 21.30 a 1. 

EL CORSO DE LAS FLORES Y LA FIESTA EN EL VALLE DE LERMA

Otro de los festejos que sobresalen en la provincia son los ya centenarios Corsos de Flores, de Cerrillos. 
Se trata de un colorido desfile de comparsas tradicionales, MURGAS artísticas y humorísticas que cada año se dan cita en el corsódromo Martín Miguel de Gemes.
Este año la 112§ edición de los desfiles se llevará a cabo los días 14, 15, 21, 22, 28 y 29 de enero, y el 4, 5, de febrero. 
En tanto, el 20 de enero se realizará la elección de la Reina del Carnaval en la plaza Serapio Gallegos.
El 25 de febrero la estación de ferrocarril se llenará de carpas de antaño, patios criollos, harina, papel picado y pintura desde las 14, mientras que el 27 de febrero, a las 15, habrá un gran e de bandoneones y copleros en la plaza principal del pueblo. 
El entierro del carnaval se realizará el 28 de febrero, en el mismo lugar. El Pujllay deberá esperar hasta el año entrante para volver a hacer de las suyas.
Por su parte, en la ciudad de Rosario de Lerma, además del desentierro provincial, se llevarán a cabo coloridos desfiles populares los días 21 y 28 de enero y 4 y 11 de febrero, desde las 21, en la avenida Cecilio Rodríguez.

Fuente: Diario El Tribuno