Fecha: 2018-10-11 06:10:54


El Bordo

Otro ingenio poco conocido podría haber sido anterior al San Isidro


11 DE OCTUBRE 2018 - 03:08 Una historiadora desató la polémica en el departamento Gemes al afirmar que el ingeniuo Las Lanzas, que estaba ubicado en cercanías del Sauce, podría hacer sido anterior al San Isidro.

Siempre se dijo que el Ingenio San Isidro, fundado por el coronel de Milicias Reales Don Juan Adrián Fernández Cornejo en el año 1760, fue el primero de Sudamérica.

Fernández Cornejo introdujo la caña de azúcar desde el Perú, lugar de donde era oriundo, fundando un ingenio azucarero que sigue produciendo azúcar hasta el día de hoy. Pero ese ingenio no fue el único que existía por esa época en lo que se conocía como el Valle de Siancas, un segundo ingenio funcionó por esos años en terrenos ubicados en el actual municipio de El Bordo, la razonable duda que se plantea por la carencia de datos certeros, es cuál de los dos fue el primero en producir azúcar.

Según consta en un texto escrito por el Dr. Darío Arias, toda la zona de El bordo se conocía como Campo Santo en el Valle de Siancas, en el año 1609 se había acordado una Merced de Tierras a Don Juan Vázquez de Tapia que abarcaba las tierras de Campo Santo, El Bordo y Betania.

A mediados del siglo XVIII estas tierras, conocidas como La Viña, pasan a la familia Fernández Cornejo y una parte de ellas, conocidas como San Lorenzo de Las Lanzas, a la familia Figueroa.

A fines del siglo XVIII Narciso Figueroa vende esas tierras con casa, plantaciones de caña y demás elementos para fabricar azúcar, alcohol, con agua de riego del río Mojotoro y otros elementos para el cultivo, a doña Magdalena Goyechea y de la Corte de Gemes.

Faltan algunos datos

No se deja constancia del año exacto en que fue vendido lo que se conocía como el ingenio del paraje Las Lanzas, a la madre del Gral. Martín Miguel de Güemes, pero se hace referencia a finales del siglo XVIII, es decir podría ser por 1790, el texto dice que incluía las plantaciones de cañas de azúcar y elementos propios de un ingenio en producción.

Existe un pequeño margen de tiempo entre la fundación del ingenio San Isidro en 1760 y la venta del ingenio de Las Lanzas 1790, suena razonable especular con un tiempo de producción de azúcar del ingenio de Las Lanzas que pudiera superar esos 30 años, de ser así, entonces este ingenio sería anterior al San Isidro y por ende el más antiguo de Sudamérica, pero esos datos aún no se conocen, por lo que esta posibilidad, que si bien es especulativa, no deja de ser interesante.

Nuevos dueños y datos

La historia de este poco conocido ingenio continúa con la venta por parte de doña Magdalena nuevamente a los Figueroa, a excepción de una chacra donde ella construyó una casona para su hija Francisca, que aún de conserva en el paraje de El Sauce.

Ya como nuevo dueño, Miguel Figueroa cambia el nombre de Las Lanzas por el de El Bordo de San Miguel. En el año 1872 don José Figueroa, hijo de don Miguel, instala nuevamente el ingenio azucarero en la propiedad que había heredado de su padre, lo hace con modernas maquinas que hizo traer desde Inglaterra, esta fábrica de azúcar se llamó La Unión, pero funcionó pocos años debido a la muerte de José Figueroa y a la crisis de la Argentina.

Estaba ubicado en El Bordo de Arriba

Según la historiadora bordeña Lucrecia Castillo, el ingenio de Las Lanzas se encontraba en El Bordo de la Lanzas o El Bordo de Arriba, y no producía azúcar blanca sino que producía pilones negros de 60 cm la base y 50 cm de alto, y envuelto en hojas de caña, se molía en trapiche movido por agua, impulsado por el esfuerzo de indígenas del Chaco o por animales.
Ese ingenio fue comprado por doña Magdalena, madre del Gral. Güemes, que después lo vendió a la familia Figueroa, esta familia intentó retomar la actividad como ingenio fundando el Ingenio La Unión, pero por poco tiempo. Luego doña Gumercinda Figueroa lo arrendó a terceros para la elaboración de caramelos de miel, chancaca. También doña Gumerncinda vende luego parte de esas tierras al ferrocarril, para que por allí pasen las vías de la línea Central Norte.
“Yo no puedo asegurar que el Ingenio de Las Lanzas sea anterior al Ingenio San Isidro, pero las fechas son cercanas, podría ser una interesante polémica en base a lo poco que nos llega como historia. Lo que me interesa que se sepa es que el trapiche que está en exhibición en la plaza de Campo Santo no es del San Isidro sino el de Las Lanzas. Hay otros elementos distribuidos en distintos lugares que son de este ingenio y me gustaría traerlos”, expresó Castillo, quién se mostró molesta por la falta de interés de los habitantes de El Bordo.

Fuente: El Tribuno Salta