Fecha: 2018-09-14 05:31:40


Milagro para el Mundo

“Salta no es retrógrada, sino de avanzada”, dijo Cargnello


14 DE SEPTIEMBRE 2018 - 02:20 El arzobispo expresó: “Nuestro pueblo no peregrina porque es menos culto”. Lo acompañó un obispo de Buenos Aires.

Peregrinos, turistas y vecinos colmaron ayer la Catedral Basílica durante la primera misa del Triduo en la que se celebraba la solemnidad de la Santísima Virgen del Milagro.
El oficio religioso fue presidido por el obispo de Gregorio de Laferrere, Gabriel Bernardo Barba. 
“He visto un pueblo de Dios que reza, que celebra, que renueva su pacto de fidelidad, que reza desde sus entrañas, desde su rica historia. En una cadencia de oración que crece día a día esperando ansiosa el culmen de la fiesta”, dijo el obispo al inicio de su homilía.
El religioso se refirió al uso de teléfonos celulares. “Hace tiempo que no para de llamarme la atención el lugar que ocupa en nuestras vidas, este elemento que ya casi parece parte de nuestro cuerpo, al que llamamos celular”, sostuvo.
“En todas partes, todos parecemos autómatas mirando este pequeño aparatito. Y muchas veces me pregunto: cuando será que a Dios le demos tanta importancia y tiempo”, agregó.
Sin embargo, relató que tuvo una grata sorpresa. “He podido observar aquí y nunca he visto en otro lado, a muchos, por no decir todos, no con el celular en la mano sino con la novena”, expresó. 
Luego, gran parte de la homilía estuvo especialmente dedicada a la Virgen María. 

“Acusaciones”

Casi al finalizar la plática, Barba destacó: “Si miramos hacia atrás, lo que ha sucedido en nuestro pueblo argentino en este último tiempo y lo que viene sucediendo con el trato hacia la Iglesia, podemos reconocer con facilidad que no son tiempos fáciles y que existen muchas agresiones para con nosotros, como miembros de la Iglesia, una lluvia de acusaciones muchas veces ciertas y otras tantas con cargada intencional manipulación”. 
“Debemos reconocer que si hay persecución y hay cruz tendremos certeza de estar transitando un mismo camino que ya ha recorrido Jesús y la Iglesia a lo largo de toda su historia. Y debemos seguir sus pasos”, dijo en la parte final. 
Mientras tanto, cientos de fieles buscaban llegar hasta las imágenes de los santos patronos el Señor y la Virgen del Milagro para dejarles sus claveles. 
De la misa participaron el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY, el intendente Gustavo Sáenz y funcionarios. 
Luego el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, se dirigió a los fieles. “Los peregrinos se movilizan desde lugares fríos, no aptos para caminar, por la Puna, durante varios días movidos por el amor de Dios. Quisiera que no minimicemos la propuesta”, manifestó.

“Por el conflicto” 

“Estamos demasiado acostumbrados a creer que la solución de los problemas sociales es por el conflicto, los peregrinos nos dicen que la sociedad se resuelve por el amor. Es Dios, el Espíritu, es el Señor y la Virgen que los impulsa a seguir como esa niña que salió de Santa Rosa de los Pastos Grandes llevando una cruz para pedir a la gente”, añadió. 
“Pero no es solamente el que viene suplicar porque le falta comida, por favor no despreciemos a nuestra gente, vienen porque tienen fe, se sienten dignos, libres y hermanos. ¿Cómo pueden explicar que los mineros vengan desde el dueño, el gerente de la mina y el último de los mineros juntos? ¡Esa es la sociedad que necesitamos, por favor!”, exclamó.
“Los que son intelectualmente preparados aprendan a reflexionar sobre los datos de nuestro pueblo. Nuestro pueblo no peregrina porque es menos culto, peregrina porque es más culto que nosotros, porque cultiva a la relación con Dios. 
¡Salta no es retrograda, es de avanzada señores!”, finalizó”

Fuente: El Tribuno Salta