Fecha: 2018-09-14 05:17:55


Bº San Remo

Tanques de agua ponen en peligro a vecinos de San Remo


14 DE SEPTIEMBRE 2018 - 02:20 A pesar de estar derrumbándose, la demolición fue parada por el Ministerio de Trabajo que señala faltas en la seguridad.

Dos tanques de agua de 24 metros atemorizan a los vecinos de barrio San Remo. Según señalan, están desmoronándose desde hace años, pero en el último tiempo la situación se agravó. Aguas del Norte contrató a una empresa para que realice la demolición, pero el Ministerio de Trabajo suspendió la obra por "no estar las condiciones dadas", para garantizar la seguridad de los obreros. Por otro lado, la empresa estatal niega las fallas.

Una familia vecina a los tanques tuvo que dejar su casa desde hace un mes, y vive en otra vivienda alquilada por Aguas del Norte. La comisaría, que colinda con las estructuras abandonadas, también será trasladada.

"El tanque está así hace años. Se cae a pedazos para nuestro techo, para el patio, y el de los vecinos. Cuando corre el viento o llueve se sueltan los trozos. Tengo miedo, imaginate semejante tanque... si llegan a caerse no sería solo en mi casa, sino en toda la cuadra", aseguró Ana Tripodi de Leonardi, vecina de los peligrosos tanques.

"Estaban trabajando, pero hace dos semanas pararon porque los obreros no estaban protegidos para nada. Incluso los chicos de al lado se tuvieron que ir como hace un mes. Cuando comenzaron a cercar, les dijeron que se vayan porque corrían peligro. Queremos que retomen la obra cuanto antes", pidió desde el jardín de su casa.

"Tenemos miedo todos, yo aquí estoy un par de horas y me voy a mi casa, pero los vecinos quedan", expresó preocupada Jesús Bianchi, propietaria de una librería cercana a los tanques.

Los motivos de paralización de la obra tiene diferentes versiones. Juan Bazán, gerente de Servicios de Aguas del Norte, señaló: "Higiene y Seguridad no paralizó la obra. Hubo un problema laboral entre la empresa y uno de los trabajadores, pero los empleados estaban dados de alta. Aguas del Norte no fue notificada de nada, eso fue rarísimo. Hablamos con la empresa contratista y nos acercó la documentación. No entendemos lo que pasó". Pero durante la mañana del miércoles, Sebastián Gallegos, supervisor del Ministerio de Trabajo, se acercó a la obra y aseguró que la demolición se suspendió porque al realizar la inspección "no estaban las condiciones de seguridad dadas".

"No podemos permitir que los trabajadores desarrollen sus tareas así, pueden tener accidentes y ese accidente puede ser mortal", agregó. Sobre cuándo se podrán retomar los trabajos, indicó que será hasta que se reúnan "una serie de condiciones mínimas para garantizar la seguridad de los trabajadores. Si está todo en condiciones seguras, se levanta la suspensión".

Fuente: El Tribuno Salta