Fecha: 2018-09-13 05:51:18


Accidentes domésticos

Juan Matías Arroz: “Hay que informarse sobre las etapas evolutivas de los hijos”


Especialistas de la salud sostienen que el cuidado y responsabilidad de los padres para con los niños es fundamental para prevenir accidentes domésticos...

La cuestión de ser papá o mamá implica una responsabilidad a veces mayor de la que se cree. En algunos casos hay como una disyuntiva en la cabeza en cuanto a que para los padres los chicos son demasiado inteligentes para hacer algunas cosas. Por ejemplo, intentar convencer para conseguir algún permiso. También a veces los padres suelen pensar que los chicos no tienen la capacidad de “mandarse una macana”, una especie de “confianza”. En este sentido, lo principal en la paternidad o maternidad es la información. 

¿Qué tipo de información deben manejar los padres?
A modo de prevención, uno siempre le sugiere a los padres que lean artículos con información acerca de la etapa evolutiva por la cual viene atravesando su hijo o hija, ya que dependiendo la fase que afronten hay determinados riesgos que van a ser como más posibles de ser frecuentes. En determinada etapa evolutiva los niños tienden más a explorar con la boca, en cuanto a morder, meterse cosas. En otra etapa tienen mayor tendencia a la manipulación de cosas manuales, como meter los dedos en el enchufe o tocar para sentir si las cosas están calientes, frías. 
Hay toda una cuestión evolutiva que generalmente los padres desconocen y por eso a veces no se toman las medidas de cuidado necesarias para determinada fase. 

¿Que edades abarca cada etapa?
La fase en la que los chicos tienen una exploración oral va desde que nacen. Los bebés tienden a meterse la mano en la boca, el pie porque la boca es el primer medio que tienen para conocer algo. Esto ocurre hasta aproximadamente los tres, cuatro años que es cuando ya el nivel de pensamiento del niño empieza a permitirle discernir entro lo comestible y lo no comestible y comienza a permitirle al niño poder explorar objetos a partir de la motricidad fina que ya pueden llegar a tener en sus manos. Es decir desde bebés hasta los cuatro o quizá cinco años dependiendo de la etapa de cada niño, porque no hay tantas precisiones desde lo biológico, hay que tener mucho cuidado con los objetos que se dejan al alcance de ellos, aquellas cosas pequeñas que pueden tragarse. Por lo general la etapa más compleja de este tipo de accidentes es hasta los tres años. 

¿Cuales son los errores frecuentes?
En algunos casos, los padres no se informan, no leen y van descubriendo sobre la marcha y eso es casi de lo peor que nosotros podemos hacer con los niños. 
Si bien en ciertas ocasiones no hay mejor forma de aprender que la experiencia, cuando se trata de la crianza de un niño la experiencia es casi la peor consejera porque uno termina aprendiendo de accidentes. La ingesta de alguna sustancia u objeto puede generar un daño irreversible para los niños, entonces si bien la experiencia es importante es mucho más importante que los padres se informen sobre las etapas evolutivas y a partir de eso vayan tomando la mayor cantidad de medidas posibles para prevenir accidentes. 

¿Qué otros aspectos son importantes en la crianza?
La crianza de los chicos no solamente tiene que ser muy delicada en los primeros años sino hasta la adolescencia, rozando la adultez, cuando el cuidado se tiene que trasladar a otros aspectos como la precaución en las redes sociales y el uso de la tecnología, el manejo en el transporte, en la calle, el manejo del dinero de forma responsable, la higiene y el aseo personal, el cuidado de la salud bucal. Un descuido a determinada edad puede generar problemas severos en la adultez. La mejor forma de prevenir siempre es adquirir información acerca de las etapas evolutivas.

Fuente: El Tribuno Salta