Fecha: 2018-09-13 05:21:13


Niños accidentados

Alarma la cantidad de niños accidentados en sus casas


13 DE SEPTIEMBRE 2018 - 00:41 Se trata de la segunda causa de consultas en la guardia del Hospital Materno Infantil.Los menores llegan tras ingerir cuerpos extraños o debido a sufrir caídas.

Los accidentes domésticos protagonizados por niños constituyen la segunda causa de consulta en la guardia del hospital público Materno Infantil. Con frecuencia, llegan allí padres -o tutores- que llevan a los pequeños por haber ingerido cuerpos extraños o sufrido traumatismos por caídas. "Estos días hemos tenido ingresos de niñitos que vienen con ingesta de cuerpo extraños o en la nariz u orejas, como por ejemplo perlitas, bolillas, maní, maíz y juguetes diminutos. También hay chicos que se cayeron de la sillita de comer, del andador, coche, cucheta, árbol o techo o aquellos que sufren cortes con cuchillos o elementos punzantes, o comen pescado con espinas", explicó a El Tribuno la directora de Gestión Pediátrica del Materno Infantil, Susana Balcarce.

La prevención es la clave. "Hay que cuidar a los más chiquitos porque suelen introducirse objetos pequeños en las fosas nasales, oídos y también los tragan. Casi todos los días registramos presencias de monedas en tubos digestivos", sostuvo.

La intoxicación medicamentosa es otra problemática frecuente. "En estos casos es evidente que no se están cuidando los niños, ya que, por ejemplo, han dejado las pastillas de los abuelos al alcance de sus manitos", señaló la médica.

En los casos de accidentes domésticos de niños moderados o graves, requieren internación y observación de seis horas.

El lunes se asistieron a 360 pacientes en el Hospital Materno Infantil, según estadísticas del centro asistencial. Entre los casos más complejos que se asistieron desde ese día hasta la madrugada del martes estuvieron los de una niña de 12 años con intoxicación medicamentosa, una adolescente de 14 años con intoxicación alcohólica y una beba de un año derivada desde Orán por quemaduras en el rostro y el brazo derecho con agua caliente.

Entre los casos moderados se registraron los de un adolescente de 13 años que cayó de un árbol y un niño que tragó una moneda.

En la tarde del sábado ingresó, derivado de Tartagal, un paciente de 14 años con traumatismo de cráneo, fractura frontal y hundimiento a causa de un golpe con una piedra de grandes dimensiones. Fue sometido a una operación por la fractura. Ahora evoluciona favorablemente.

Supervisión

La doctora Balcarce explicó que son varios los factores que influyen para que se desencadene un accidente doméstico infantil. "En muchos casos hay una sumatoria de variables. Los padres se van a determinado lugar o a trabajar y dejan a bebés, o niños pequeños al cuidado de los preadolescentes o adolescentes. No hay que dejar solos a los niños", dijo.

La profesional agregó que un niño de 12 años no es un adulto responsable, también es niño; entonces, no puede cuidar de los más pequeños.

Los chicos juegan, experimentan su curiosidad y en un segundo puede ocurrir un accidente. En este sentido, es esencial la supervisión del adulto. "Tiene que estar siempre, debe haber un control por parte de un mayor", agregó.

Para evitar accidentes domésticos, la especialista recomienda alejar los elementos cortantes del alcance de los niños, como así también toda fuente de calor. "Las ollas y pavas deben colocarse en la parte interna de la cocina para evitar accidentes con quemaduras. También se deben mantener alejados artículos de limpieza. Es un error, por ejemplo, colocar insecticida, soda cáustica en botellas de gaseosa porque puede generar confusión", detalló.

"A la hora de dormir, los bebés y pequeños no deben permanecer en la parte superior de cuchetas y si lo hacen, éstas deben ser aseguradas con barrotes para evitar caídas", dijo.

Desde el viernes por la noche hasta el lunes por la mañana en el hospital Materno Infantil se atendieron 1.241 pacientes, entre 371 adultos y 870 pediátricos. De los 870 niños asistidos, 42 quedaron hospitalizados por cuadros como neumonía, bronquiolitis, gastroenteritis, deshidratación, convulsiones, sepsis y accidentes como caídas.

En tanto, 59 niños quedaron en observación por cuadros moderados. Pudieron recuperarse en pocas horas en las salas.

Otros 68 niños fueron asistidos en la sala de internación abreviada, destinada a lactantes con complicaciones respiratorias y diarrea.

Cuadros de diarrea

La primera causa de consulta en la guardia del centro asistencial son las enfermedades estivales: cuadros respiratorios en la época de frío y diarrea en la de calor.

"Tenemos una mayor cantidad de consultas y la guardia llena. Este año estamos asistiendo niños con diarrea un 50% más con respecto a la misma época de 2017. Según informes de Epidemiología, hay mayor cantidad de diarreas", indicó Balcarce.

Entre las causas de la diarrea están el rotavirus, el adenovirus y las transgresiones alimentarias.

El lavado de manos, la buena higiene en la manipulación de alimentos y la adecuada cocción de los alimentos son elementales para prevenir estos cuadros.

Fuente: El Tribuno Salta