Fecha: 2018-08-09 04:13:17


Enfermedades respiratorias

El aumento en cuadros respiratorios se mantendrá


9 DE AGOSTO 2018 - 00:00 En el Hospital Materno Infantil se pasó de 350 consultas diarias a 450.

Anginas, resfríos, otitis, laringitis y faringitis son algunos de los cuadros, en medicina se los conoce como infecciones respiratorias altas (IRA), que se incrementaron en importante número en los últimos ocho días en el Hospital Materno Infantil. Sin embargo, lo llamativo de estos casos es que tanto en niños como adultos, la dolencia llegó acompañada por una descompostura en el sistema digestivo, generando vómitos y diarreas.

"Es normal para esta época del año e incluso hasta septiembre. Se estaba trabajando con unas 350 consultas diarias por emergencia, el 50 por ciento eran respiratorias, además entre 35 a 40 de estos casos eran internados. Desde hace siete días, la consulta ambulatoria pasó a 450 pacientes", detalló Susana Balcarce, directora de gestión pediátrica del Materno.

La especialista en emergentología destacó que las dolencias que aumentaron son aquellas que se presentan por encima de la laringe. Mientras que el cuadro de las bronquiolitis se mantiene con 198 casos semanales.

La especialista destacó que, ante el incremento de los casos y patologías que se están presentando, al menos durante tres semanas se registrará un alto número de atenciones. Las IRA se presentan en todas la edades, pero con predominio en niños de cuatro años y también en el grupo de los 12. "Hemos comprobado que, además, se acompañan con vómitos y diarreas", informó.

Además estos cuadros se presentan con fiebre alta, de 39 y 40 grados. "Esto se da mucho en los niños mayores de 12 y también en los adultos", especificó Balcarce.

La médica destacó que a las salas de atención se están presentado las madres con bebés que se muestran irritables con dolores de cabeza y fiebre. "Esto lleva a la reconsulta de las madres, que le temen a la temperatura, pero llegan con un bebé relativamente saludable, a altas horas de la noche, a una sala con demasiados pacientes. Por eso les recomendamos que eviten salir con los pequeños en la noche o que concurran al centro de salud más cercano", expresó la doctora.

La médica recomendó que, cuando los niños tienen alta temperatura, si la mamá conoce los jarabes antitérmicos, se puede ayudar con esto, además de paños fríos en la frente, axilas y abdomen y baños tibios de 10 a 15 minutos.

Dos virus juntos

Susana Balcarce destacó que el rotavirus se mantuvo activo durante todo el año. Si bien se daba más en las épocas de altas temperaturas, no fue así en esta ocasión. También se sumó el virus de la temporada, que es el sincicial respiratorio.

Es por esto que desde el Hospital Materno Infantil recomendaron evitar el hacinamiento. Si el niño está enfermo, lo más recomendable es que no asista a la escuela. Si hay un adulto enfermo en la casa, debe consultar para que lo mediquen de manera de evitar la proliferación del virus.

Se recomienda, además, mantener las vacunas al día.

En el caso de la vacuna para la gripe, es importante que se respete el calendario obligatorio. Está indicada para los niños de 2 años, los grupos de riesgo, los trabajadores de la salud y los ancianos.

Los menores de 2 años también reciben la vacuna contra la gripe y contra el neumococo. Para evitar la proliferación de virus, es recomendable mantener los espacios ventilados, lavarse las manos y limpiar las superficies donde se trabaja o se consume alimentos.

Diarreas y vacunas

Susana Balcarce destacó que los casos de diarrea deben tratarse con especial atención, sobre todo entre los niños, porque pueden generar un cuadro de deshidratación. “Muchas veces los chicos llegan en grave estado y no hay tiempo de recuperarlos y se genera un shock hipovolémico. Es importante que si el niño tiene vómitos, se le ofrezca líquidos, en pequeños sorbos, porque aunque devuelve siempre algo queda. En el caso de la diarrea se deben ofrecer las sales de rehidratación o bebidas caseras, como agua de arroz y compota de manzanas”, recomendó. Consultada sobre la posibilidad de ampliar el rango de edad para la vacunación contra la gripe, Susana Balcarce destacó que la vacuna es un método de prevención, como el lavado de la manos, la higiene, la lactancia materna. “A medida que avanza la investigación sobre estas enfermedades y cómo funcionan los anticuerpos, creo que los especialistas podrían llegar a indicar que se extienda el rango de edad, pero esto no significa que los vacunados no se vayan a infectar. Solo que se previene que proliferan los casos”, agregó.

Fuente: El Tribuno Salta