Fecha: 2018-07-23 04:56:13


Tartagal

Consumaron otra estafa a comerciantes de Tartagal


23 DE JULIO 2018 - 03:01 La causante fue una UTE que tenía obras del Belgrano Cargas.Responsables compraron bienes dejando deudas millonarias.

Es el segundo golpe que comerciantes y proveedores de Tartagal reciben en sus alicaídas economías en menos de un año y un hecho relacionado al denunciado por El Tribunohace dos días sobre obras en el Ramal C-12 del ferrocarril.

Cuando todavía los norteños no logran recuperarse de una estafa millonaria de la que fueron víctimas comerciantes, pequeñas y medianas empresas de la zona por la suspensión de los trabajos de una empresa petrolera "de capitales chinos" que dejó un tendal de deudas, esta vez el golpe vino de una UTE conformada por las empresas Ucsa S.A., Spavias Engenharia Ltda. y Construcciones Performar S.A., la segunda de ellas brasilera.

Las dos primeras, vale aclarar son las mismas que estafaron a contratistas y comerciantes de Metán y El galpón.

Al ganar una licitación nacional que los avalaba tanto en capacidad técnica como económica, la UTE debía realizar trabajos de renovación de las vías de los ramales C-12 y C-18 en jurisdicción de la provincia de Salta. El obrador fue instalado en la ciudad de Joaquín V. González para ejecutar trabajos entre las localidades de Talavera y Pichanal.

Desmalezado, nivelado de los terrenos, remoción, evaluación y recuperación de durmientes y rieles eran algunas de las tareas que se iniciarían a toda máquina en el mes de abril.

En ese momento, Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, informó a los medios salteños que la inversión rondaría los 5 mil millones de pesos y que conforme al avance de los trabajos, la obra iba a generar unos 1.500 puestos de trabajo.

A estos trabajos se sumarían las obras de 82 kilómetros de recuperación de vías en el tramo Coronel Cornejo - Pocitos (ramal C-15), en la conexión con Bolivia.

Para el mismo, se estimaba una inversión de $1.110 millones, la generación de 150 empleos directos y se esperaba que los trabajos estén finalizados a mediados de 2020. Todo un gran anuncio.

Deudas millonarias

Adrián Casanueva es propietario de una de las pocas ferreterías industriales instaladas en los departamentos del norte de la provincia y a comienzos de año fue el que proveyó material y maquinaria a la UTE que tenía a cargo esa obra multimillonaria que le fue adjudicada por la Nación.

"Como a la gente que vino en nombre de Ucsa yo la conocía porque habían estado trabajando en otras empresas que ejecutaron obras importantes en la zona, en febrero les entregué maquinaria y herramientas por un valor de casi 900 mil pesos. Mi error, posiblemente, haya sido creer en la buena fe de esta gente, pero sobre todo creer que si la Nación les adjudicó una obra de 5 mil millones de pesos, para ganar la licitación deben haber presentado todas las garantías y cumplido con todas las exigencias que rigen para cualquier contratista del Estado nacional".

"En ese mes el dólar estaba a 19 pesos y pasados 5 meses, con un dólar a más de 28, todavía no logro que me paguen un centavo. La excusa que me dan es que uno de los socios de la UTE era brasileño y que tienen problemas entre ellos. por tanto los pagos a los proveedores están suspendidos", comenzó explicando el empresario.

Casanueva refirió luego que "es una injusticia lo que estos empresarios hicieron con el comercio, con los medianos o pequeños empresarios de la zona. Yo fui uno de los pocos que logró cobrar lo que la empresa china me debía, aunque sé que dejó un tendal en el norte".

"Aquí sufrimos una postergación total y ya no sabemos qué inventar para sobrevivir, para mantener con trabajo a nuestros empleados, para seguir produciendo, pero estos empresarios vienen a causar un daño terrible", dijo el hombre apesadumbrado.

Y continuó: "Ni siquiera puedo ir a Buenos Aires donde tienen sus oficinas, porque no atienden a nadie. Intenté judicializar el tema pero mi abogado, con buen criterio, me sugirió que siga pidiéndoles que paguen sin llegar a los estrados de la Justicia porque no voy a cobrar nunca. Con el desfasaje de nuestra moneda, lo que me adeudan es un 50% más pero solo pretendo que me abonen lo que me debían en febrero".

Fuente: El Tribuno Salta