Fecha: 2018-05-16 04:42:02


Tartagal

Kirschbaum: "Desmiento de forma categórica que haya concursos arreglados"


16 DE MAYO 2018 - 02:31 La decana de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNSa recordó paso a paso el proceso del concurso denunciado y explicó en detalle el procedimiento para cada instancia para despejar todo tipo de dudas. Exige al denunciante una rectificación.

La doctora en Geología Alicia Kirschbaum, decana de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNSa se comunicó con El Tribuno para "desmentir de manera categórica las afirmaciones del profesor Walter Ovejero acerca de que hay concursos docentes arreglados para favorecer a algún postulante".

  Alicia Kirschbaum

"Al mismo tiempo deseo explicarles a los lectores el mecanismo de los concursos docentes en la universidad para que todo quede claro", agregó la científica.

Cabe señalar que en la edición del lunes 14 de El Tribuno, en la página 18, el geólogo tartagalense denunció que hay concursos arreglados para favorecer a determinados postulantes y que denunciaría el asunto en la Justicia si no había solución a lo que planteó en la sede regional de la UNSa de Tartagal.

Lo que pasó fue que el 19 de abril pasado se llevó a cabo un concurso para una cátedra de la carrera de Ingeniería en Perforaciones al que se presentaron tres personas, Ovejero, un profesor Ceballos y una geóloga de apellido Gigena.

El concurso de marras se resolvió cuando, según el tribunal, Ovejero y Ceballos no estuvieron presentes cuando se los llamó a comparecer y Gigena sí, por lo que la mujer rindió y fue aprobada, otorgándosele en consecuencia la cátedra.

Al respecto, Kirschbaum dijo lo siguiente: Ovejero afirma que la geóloga Gigena es auxiliar de una cátedra del profesor Vituli, que es uno de los integrantes del tribunal que fue recusado por el geólogo, lo cual es falso".

"En segundo lugar Ovejero señala que todos los jurados son de Salta. Eso también es falso. Porque el profesor Albarracín, otro de los recusados previamente por Ovejero, es docente de la Regional Tartagal de la UNSa", agregó la decana.

Y continuó su alegato diciendo que "Ovejero también dice que Gigena es auxiliar inmediata de Vituli, pero ella no tiene relación de dependencia con la Universidad. Y también es falso que haya una relación manifiesta por todos conocida entre Gigena y Vvituli".

Para Kirschbaum hay una última mentira en la denuncia de Ovejero que es "que elevó un relcamo ante esta decana y que mi respuesta fue que no presente semejante denuncia. Pero en ningún momento se comunicó conmigo. También desmiento de manera categórica esta otra afirmación de Ovejero".

La científica, visiblemente molesta con las afirmaciones del geólogo norteño, concluyó su alegato afirmando que "los concursos docentes, que con todas sus falencias constituyen un baluarte de la democracia en las universidades nacionales, no pueden ser cuestionados a través de un simple artículo periodístico".

"En el peor de los casos deberían ser objetados en las instancias que establece el reglamento de concursos, ante el Consejo Asesor o el Consejo Superior, porque en este caso doy fe de que el regalemento se ha cumplido de manera rigurosa", agregó la decana de Ciencias Naturales.

"Creo, que además de las falacias de Ovejero, como lo del supuesto reclamo elevado a mi persona, lo que desmiento, el profesor ha tenido todas las garantías que establece la reglamentación y recuerdo que tuve la buena voluntad de postergar una instancia concursal, prevista inicialmente para fines del año pasado, para garantizar su derecho a participar porque me manifestó que debía viajar a la Patagonia a efectuar unas pericias. Le vamos a pedir que ratifique o rectifique sus dichos acusando a la UNSa de manejos indebidos de los concursos docentes", alegó.

Cómo se hace un concurso

Para que los lectores conozcan el sistema de elección de docentes, Kirschbaum explicó que los que "nos diferencia de otras instituciones de nivel superior, es que todos los cargos se ganan por concurso".

En primer lugar, en este caso, la Escuela de Perforaciones solicita un llamado a concurso y propone, al mismo tiempo, un jurado para dicho concurso.

Ese expediente ingresa al Consejo Directivo de Ciencias Naturales, donde los consejeros pueden proponer ampliar el listado de jurados y de esa lista se sortea el orden de los integrantes del tribunal.

Por otra parte, el orden del día con los temas que se tratan en el Consejo Directivo está publicado 48 hs. antes de manera que cualquier persona puede estar presente en la sesión.

Una vez que se define el jurado los aspirantes al concurso se inscriben y tiene la posibilidad de recusar a uno o más miembros del jurado, si lo cree pertinente. Para eso, el reglamento del concurso establece las causales de recusación.

En el caso de Ovejero, él recusó a dos miembros del jurado y esas actuaciones se elevaron al Consejo Superior, cuyos miembros casi nunca conocen ni al jurado ni a los postulantes, lo que garantiza trato igualitario.

La recusación fue desestimada

En su momento, el Consejo Superior desestimó la recusación presentada por Ovejero a dos de los miembros del jurado por considerarla inconsistente. Recordemos que a Néstor Vituli lo recusó por tener a Gigena como auxiliar y tener manifiesta confianza, toda vez que los une una amistad, lo cual está previsto en el art. 35 inciso G del reglamento como causal de recusación. Pero Gigena no es auxiliar. 
Y a Albarracín por ser miembro del Consejo Asesor de la sede Regional Tartagal, porque hay una resolución al respecto, la 031/17 que expresa que el rector, decano, vicedecanos y representantes docentes del Consejo Superior no podrán ser miembros de ningún jurado.
Ante esa presentación, el Consejo notificó a los profesores. Al respecto Vituli dijo: “Tengo 65 años, la recusación juega deshonestamente con familias bien constituidas, que no se conocen entre sí y ameritan una grave acusación por injurias y calumnias”.
Gigena, se aclara, trabaja como adscripta y no cobra por ese cargo. Albarracín, por su parte, afirma que no reviste función alguna en el Consejo Asesor.
Luego de pasar vista a la Asesoría Jurídica, el Consejo Superior decide rechazar la recusación mediante resolución 363/17.
Kirschbaum agregó que “por resolución mía se establece fecha y hora del concurso, para el martes 17 de abril a las 9 para el sorteo de temas y la oposición queda fijada para el jueves 19 a las 9 en Tartagal”.
Y agregó que “con el acta de lo actuado ese día en la manos, podemos saber que el jurado estuvo constituido a las 9 y cuando convocaron a Ovejro no estaba presente y lo mismo sucedió con Ceballos, el otro postulante. Aquí hay que aclarar que el jurado tuvo la deferencia de esperar 19 minutos. Pero Ovejero se presentó después de que Gigena ya había expuesto”.
El acta refleja que en esa instancia “se solicita la opinión del director de Administración, profesor Ricardo Pérez, quien manifesta que los postulantes que no están presentes al mo    mento de la convocatoria no pueden seguir”.

Fuente: El Tribuno Salta