Fecha: 2018-05-06 06:00:17


Orán

Una finca está tomada con armas desde hace 20 días


5 DE MAYO 2018 - 20:39 Detrás de la ocupación está el intendente Cuenca. La Justicia de Orán mira de costado. Juan Carlos Blumberg vinculó la usurpación de esas tierras con una ruta de la droga.

El pasado 18 de abril, un grupo de personas armadas rompió los candados de uno de los lotes de la finca Las Colmenas, arrojó sus maquinarias a la ruta provincial 13 y se adueñó de todos los bienes que había dentro de ese campo localizado en el borde fronterizo de Orán con Rivadavia Banda Sur.

Cinco días después, sin respuestas de la Fiscalía Penal de Pichanal, el apoderado de la empresa propietaria, Tierra Vasca, se acercó al portón de acceso con tres empleados a revisar los daños y los corrieron a tiros.

La fiscal Sofía Fuentes solicitó al día siguiente que policías de La Unión procedan a individualizar a once ocupantes denunciados. Solo uno se identificó y manifestó que fueron contratados por Paola Torres, la esposa del intendente de Rivadavia Banda Sur, Leopoldo Cuenca, con órdenes de no dejar entrar a nadie.

La Fiscalía también pidió que una comisión policial de Rivadavia busque evidencias de los disparos con armas de fuego. La medida de prueba terminó sin ningún resultado. Días después, sin embargo, un juez de paz oranense presenció el hallazgo de una vaina servida y vio a uno de los intrusos denunciados con un rifle al hombro.

Después de tres denuncias, en Las Colmenas las cosas siguen como el pasado 22 de abril, cuando el empresario Juan Carlos Blumberg, conocido referente de la lucha contra la inseguridad, denunció ante las cámaras de América TV que detrás de la ocupación está el intendente Cuenca.

Blumberg, quien ratificó a El Tribuno su deseo de visitar la zona y pedir una audiencia con el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY, afirmó que con la usurpación se busca garantizar un camino de la droga en el Chaco salteño.

Los hechos denunciados

El miércoles 18 de abril un empleado de Tierra Vasca, Ariel González, se percató de que en la oscuridad de la madrugada un grupo de extraños había roto los candados de los portones de acceso al lote II de la finca Las Colmenas y sacado los tractores e implementos agrícolas de la empresa Tierra Vasca. Las maquinarias aparecieron tiradas, a un costado de la ruta 13, sin las baterías.

Por teléfono, González le informó los hechos al encargado, Alejandro Baiud, quien radicó en forma inmediata la primera denuncia.

Cinco días después el apoderado de Tierra Vasca, Diego Mazzuchelli, amplió la presentación penal contra Paola Torres, Alberto Martínez, Alejandro Yalla, Darío Juárez, Franco Gutiérrez, Nahuel Méndez, Nahuel Morales y otros ocupantes no identificados, por usurpación de propiedad, turbación de posesión, robo agravado, abuso y portación de armas.

Horas antes, Mazzuchelli y tres obrajeros se habían acercado en una camioneta al portón de acceso ubicado sobre la ruta 13 y los corrieron a tiros, según denunció ante la Fiscalía de Pichanal.

El apoderado de Tierra Vasca y los empleados Rubén Antonio Sosa, Alfredo Armando Segundo y José Luis Roldán escucharon al menos seis disparos mientras escapaban de los usurpadores armados.
Mazzuchelli detalló que el 18 de abril, además de los cuatro acumuladores robados a los tractores, los ocupantes ilegales se adueñaron de dos cisternas, un tanque con 600 litros de combustible, tres bombas de agua, un grupo electrógeno, una máquina soldadora, un motocompresor, una motosierra, implementos agrícolas, lubricantes, repuestos, gran cantidad de herramientas, muebles y artículos de cocina. El apoderado de Tierra Vasca acreditó la propiedad de todas esas pertenencias con 42 facturas de compra.

Tras la primera ampliación de la denuncia, la fiscal Fuentes pidió que policías de La Unión identifiquen a todos los ocupantes denunciados, pero solo uno de ellos, Alberto Martínez, acató la orden y señaló a la mujer del intendente Cuenca como su contratante. La firma Tierra Vasca, cuyo titular es Marcelo Pocovi, consideró que en esa medida de constatación hubo “una dolosa omisión” por parte de los policías y “una palmaria desobediencia a las instrucciones de la autoridad judicial” por parte de los intrusos.

En su exposición ante los policías delegados, Martínez negó que él y los otros ocupantes denunciados hayan retirado las maquinarias de la finca Las Colmenas. Argumentó que los equipos estaban “estacionados” sobre la ruta 13.

“Eso es totalmente falso, porque ellos se introdujeron de forma clandestina y los sacaron”, afirmó Mazzuchelli, tras hacer notar que Martínez reconoció que esos bienes “son de Tierra Vasca”.

El titular de Tierra Vasca, Marcelo Pocovi, señaló que todos en la firma se sienten “impotentes” porque los magistrados se muestran “parciales” y los policías actúan “influenciados” por el poder político de Rivadavia en una jurisdicción ajena como es la de Orán.

Pidieron medidas urgentes

En una nueva presentación ante la fiscal penal de Pichanal, Sofía Fuentes, la empresa propietaria de Las Colmenas cuestionó la inacción de la Justicia. La firma pidió allanamientos urgentes para recuperar sus bienes. También solicitó que se aparte de la investigación judicial a policías de La Unión y Rivadavia Banda Sur, por las actuaciones con que han favorecido a Cuenca y sus laderos.

Fuente: El Tribuno Salta