Fecha: 2018-04-25 05:38:14


Se sigue premiando a los culpables...???

Un fallo "beneficia a la mala praxis"


25 DE ABRIL 2018 - 00:00 A dos médicos penados en 2016 les bajaron la condena y las indeminzaciones.

"En el año 2016, después de escuchar la sentencia dictada por el juez Marcelo Rubio contra Pantaleón Saladino y Luis Folco que los inhabilitaba para ejercer la medicina por cinco años pensé que había obtenido justicia. Hoy en el 2018 me entero por la prensa que la Cámara de Impugnación le bajó los años de inhabilitación y los montos indemnizatorios, pero a nosotros los deudos ni siquiera nos comunicaron, y ni hablar de los resarcimientos otorgados en su momento por la Justicia", se quejó ayer José Nazar, padre de María Silvia, quien falleció, según el fallo judicial, por mala praxis médica.

"A dos años de la sentencia lo único que caminó fueron las apelaciones. El sufrimiento de los deudos y de la hija de la víctima al parecer pueden o deben esperar", añadió.

"Lo peor es que de estas resoluciones no debemos enterar por los medios de prensa y no oficialmente, como corresponde. Los médicos condenados en 2016 seguramente ya estarán habilitados para cuando pretendamos reclamar, pero los damnificados no".

El caso

"Los médicos Pantaleón Saladino y Luis Folco fueron responsables del delito de homicidio culposo en contra de mi hija, quien era estudiante de abogacía en su último tramo académico", dijo Nazar.

Luego agregó: "El 16 de abril de 2010 mi hija María Silvia se descompuso en la Universidad Católica y fue trasladada al Sanatorio Parque, donde la vio el médico de guardia, quien pidió una interconsulta con el neurocirujano Pantaleón Saladino. Este llegó una hora después, le diagnosticó estrés y la mandó a la casa a descansar. A partir de allí comenzó una serie de desaciertos médicos que terminaron con su vida, desde entonces he luchado por la verdad y en contra de un sistema que premia al parecer estos actos", sentenció. Para Nazar, la Justicia ya se había expedido en el 2016, pero hoy se entera por terceros que las apelaciones de los entonces condenados fueron escuchadas, no así el clamor de los deudos.

"Mi hija nos dejó una nieta, que la Justicia aún no resarció y eso no es justicia". reflexionó.

Fuente: El Tribuno Salta