Fecha: 2018-04-16 05:31:23


Esquema de Poder...???

Escasean las mujeres en las intendencias y la Legislatura


16 DE ABRIL 2018 - 03:15 Apenas hay cuatro intendentas, tres senadoras, 12 diputadas y en el gabinete provincial solo hay tres ministras.

Al analizar la cantidad de bancas y cargos que ocupan actualmente las mujeres en la política es posible observar que todavía existe una gran asimetría o brecha con respecto al número de puestos tomados por varones.
De los 60 municipios de la provincia, solo cuatro intendencias están en manos de mujeres, es decir solo un 7%. Yolanda Vega es la jefa comunal de Cerrillos; Rita Carreras es intendenta de Coronel Moldes; Angelina Canchi tiene a su cargo el municipio de Isla de Cañas y Alejandra Fernández Salcedo es la jefa comunal de General Güemes. 
En la Cámara de Senadores de la Provincia, la situación no es mejor: de un total de 23 bancas, solamente tres son ocupadas por mujeres, es decir, el 13%. 
En el Poder Ejecutivo Provincial, el gobernador y vice son varones. De los nueve ministerios, más Jefatura de Gabinete y Secretaría General de la Gobernación solo tres mujeres ocupan cargos ministeriales, es decir un 27%: Analía Berruezo por Educación; Edith Cruz en Desarrollo Social y Asuntos Indígenas y Paula Bibini por Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable.
Los datos corresponden a un análisis de coyuntura económica, política y social de la Provincia de Salta desde una perspectiva de género, elaborado por la Fundación Contemporánea. 

Pocas listas encabezadas

En el Senado provincial se da una cuestión muy particular. La única elegida por el voto popular es la senadora por La Caldera, Silvina Abilés. Después, hay otras dos bancas, una es la de Cerrillos ocupada por la senadora María Laura de la Zerda, suplente del senador Alfredo Jorge (fallecido) y la otra banca de San Martín, ocupada por la senadora Nora Cannuni, suplente de Andrés Zottos.
Uno de los factores desencadenantes de la situación dispar tiene que ver con que las mujeres encabezaron pocas listas en las últimas elecciones. 

En el Senado provincial se da una cuestión muy particular. La única elegida por el voto popular es la senadora por La Caldera, Silvina Abilés. Después, hay otras dos bancas, una es la de Cerrillos ocupada por la senadora María Laura de la Zerda, suplente del senador Alfredo Jorge (fallecido) y la otra banca de San Martín, ocupada por la senadora Nora Cannuni, suplente de Andrés Zottos.

“Creo que a pesar de que las mujeres tenemos más posibilidades de formar parte de las listas en virtud de la ley de cupo, son pocas las mujeres que las encabezan, entonces al presentarse tantas listas como se han presentado en las últimas elecciones, quienes entran son las cabezas de las mismas y en estos casos son los hombres”, explicó la senadora Abilés. 
La legisladora aseguró que es muy difícil que en los cargos unipersonales los hombres decidan apoyar a mujeres, y que la unión entre las mujeres es un factor fundamental para revertir la situación. “Debemos unirnos un poco más. Tiene que llegar el día en que los hombres reconozcan que las mujeres estamos capacitadas para ocupar cualquier cargo. Ojalá el día que tengamos que acceder a un lugar no sea por una ley de cupo sino por las capacidades que tenemos. Creo que esta situación cambiará con un trabajo profundo”, recalcó. 
Por su parte, la senadora por San Martín, Nora Cannuni, sostuvo que si bien las mujeres se empoderaron y se ha avanzado muchísimo en varias situaciones, aún “tenemos que estar más unidas en la política. Plantearnos qué queremos, dónde anhelamos llegar. Hay que trabajar con las adolescentes y jóvenes para que sean más participativas”, dijo. 

Diputadas

En la Cámara de Diputados de la Provincia la situación también es desigual. De 60 bancas, solo 12 son ocupadas por mujeres, es decir un 20%. 
“Hay muchísimas mujeres: madres, abuelas, docentes, enfermeras, periodistas, profesoras universitarias que participan en los barrios, escuelas y otras instituciones ocupando un rol clave y realizando un trabajo valioso. Lo que necesitamos es trasladar todo eso a la política, visibilizar”, manifestó la diputada provincial Bettina Romero. 
La legisladora de la Cámara Baja destacó que la familia, la economía y la sociedad están en funcionamiento gracias a la mujer salteña, y que es necesario generar un espejo de lo que existe en la comunidad hacia el ámbito político que parece un terreno hostil, dominado por hombres. “Somos pocas las que nos animamos a encabezar, marcar un rumbo, pero esto va a ir cambiando y los obstáculos se empezarán a eliminar. Creo que las mujeres estamos más seguras y con más fuerzas para animarnos a participar, aportar nuestra visión de la Salta que queremos”, señaló Romero. Y agregó que “entre todas tenemos que transmitirnos coraje, empuje para ir adelante, entusiasmo para que cada vez seamos más. Ese es el primer paso. La mayor participación de la mujer en la política significará un triunfo de la sociedad porque se fortalecerán las instituciones”. 
Por su parte, la diputada provincial, María Silvia Varg, enfatizó que en Diputados deberían haber -por lo menos- entre 18 y 20 mujeres.
“Existe un problema cultural, en lo social y político. Disputar espacios de poder no es cosa sencilla y a veces es dificultoso. Las mujeres tenemos que cuestionar todo, conquistar espacios a los que se llega por la militancia y trabajo, y no ceder un tranco en esas conquistas que vamos logrando”, agregó.
Generalmente el armado de listas no surge de un consenso dentro del partido sino de una elección de las cúpulas partidarias, remarcó Varg. En otra parte de su charla con este medio, la legisladora, quien supo ocupar diversos cargos, afirmó que Salta es una provincia muy machista donde hay preeminencia del patriarcado.
Sin embargo, recalcó que “hay que transmitir una mirada optimista, y que si bien el avance de las mujeres en la política, en muchos casos ha sido lento no ha dejado de ser valioso”. 

Concejo: un poco más equitativo

En la ciudad, de las 21 bancas 11 están ocupadas por mujeres y 10 por hombres.

En el Concejo Deliberante de Salta, hay mayor equidad, con relación a la Legislatura. De un total de 21 bancas, 11 son ocupadas por mujeres, es decir, el 52%, a diferencia de hace dos años atrás, cuando habían solo 8. Pero con respecto a los legisladores nacionales el panorama es preocupante. No hay ninguna mujer en las siete bancas de la provincia en la Cámara de Diputados de la Nación; mientras que en la de senadores hay solamente una. 
“La mujer siempre participa políticamente. El tema es que esa participación no es reconocida a la hora de definir lugares en las listas. Es como que el lugar de ella a la hora de formar parte de una fórmula siempre es acompañando y no encabezando. Obviamente es una cuestión cultural y social”, sostuvo la concejal Lihue Figueroa.

Futuro
 
La también vicepresidenta segunda del Concejo expresó que la sociedad va visibilizando que todavía falta reconocer a la mujer. En este sentido, destacó la importancia de pensar a futuro. “Podríamos tener más intendentas, una gobernadora”, agregó. 
Las siete bancas que tiene la provincia en la Cámara de Diputados están ocupadas por varones. Mientras que, en la Cámara de Senadores nacional, hay dos varones y una mujer: Cristina Fiore, según los datos del informe de coyuntura de la Fundación Contemporánea. 
“En la Nación la política no es ajena y es un reflejo de la sociedad. La consigna tiene que ser empoderar a las mujeres. Nosotras tenemos el desafío de empoderarnos. Tenemos que sentirnos valoradas, con el autoestima suficiente para encarar desafíos grandes”, concluyó la edil.

Fuente: El Tribuno Salta