Fecha: 2018-04-06 04:40:08


Pañuelos pintados

Violentaron los pañuelos blancos en distintos espacios


6 DE ABRIL 2018 - 00:00 En tres lugares públicos, ayer por la mañana, los símbolos aparecieron borrados o tapados.

El símbolo que representa la demanda pacífica de las mujeres cuyos hijos fueron desaparecidos durante la última dictadura, al parecer, no tiene cabida en la ciudad de Salta. Ayer por la mañana aparecieron violentados muchos pañuelos que fueron estampados el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el 24 de marzo.

Los que estaban entorno al monolito del general Gemes, en la plaza Belgrano, fueron borroneados y los que se encontraban en el ingreso a la Escuela de Música y frente al Portal de la Memoria, tachados con aerosol negro.

Las últimas dos semanas han estado atravesadas por un debate que parece no tener fin. Dos días después del aniversario del último golpe de Estado, la Asociación Tradicionalista Gauchos de Gemes borró los pañuelos impresos junto al monolito. Un día después, integrantes de organizaciones de derechos humanos volvieron a pintarlos.

El miércoles último, desde las 15, hubo una mateada por la memoria en este lugar, organizada por la Asamblea Feminista de Salta. Un grupo de artistas, liderado por Oscar "Talero" Blanco, tenía previsto borrar estos símbolos esa misma tarde pero, horas antes de la convocatoria, decidió cancelarla. Sus deseos se materializaron por la noche, cuando algunos jóvenes se autoconvocaron para "limpiar" el lugar, que quedó hecho un mamarracho.

"Falta de información"

María Morales Miy, de Hijos, lamentó que la agrupación tenga que salir a defender todo el tiempo un símbolo "que debería ser una bandera de la sociedad". La artista evaluó que se trata de "una cosa mucho más de fondo, que tiene que ver con una falta de información y de educación y, además, con un empoderamiento de grupos de derecha y ultraderecha, que están alineados a una bajada que viene desde el Gobierno nacional. Eso creo que es lo más preocupante", dijo a El Tribuno.

La mujer contó que desde Hijos planean hacer talleres o charlas "para informar y educar sobre la lucha por la soberanía nacional de Gemes, los preceptos y los principios que defendió, la situación en que murió y el abandono que sufrió para ver si "podemos' pensar con mayor objetividad la relación de su lucha con la lucha que simbolizan los pañuelos".

"Creemos que hay una gran confusión, que toman a los pañuelos como si fuesen una bandera partidaria o política kirchnerista, cuando no tienen nada que ver con eso. Los pañuelos blancos no pertenecen a ningún partido político. Representan la lucha de memoria, verdad y justicia".

Morales Miy consideró que se desinforma a la sociedad. "Nosotros somos, sin querer, arrastrados a una interna de la que no nos sentimos parte. No hay dos bandos, cuando hablamos de derechos humanos", sostuvo.

"Un tema divisorio"

Álvaro Ulloa, titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) en la provincia, reconoció que el asunto de los pañuelos "se convirtió en un tema divisorio en Salta" por la identificación social de este símbolo con la figura de Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo.

"Me parece que el pañuelo es un emblema que se debería respetar mucho y me parece también que la identificación de los pañuelos terminó siendo Hebe de Bonafini, que no es una figura universal, sino asociada a un espacio", dijo a El Tribuno.

"Para mí es dramático cuando un organismo de derechos humanos tan fuerte como Madres de Plaza de Mayo termina asociándose a un espacio político porque inmediatamente genera el -llamémosle- rechazo del resto. Yo creo que fue muy negativo para la historia de nuestro país", opinó.

"A Madres de Plaza de Mayo, como institución, les tengo un respeto enorme. A Hebe de Bonafini, no. Creo que es una persona que tomó una posición partidaria muy extrema y quienes no estaban con ella eran enemigos de ella. Eso genera división, cuando los pañuelos deberían ser un tema común a toda la Argentina".

Símbolos tachados en la Escuela de Música

“Sentí bronca, indignación, impotencia. Todo lo que se siente cuando pasan estos actos llenos de odio”. Santiago Soler, estudiante de la Escuela de Música de la Provincia, contó a El Tribuno lo que sintió al ver ayer por la mañana que los pañuelos blancos, que se habían pintado unas semanas atrás por el Día de la Memoria, estaban tapados por garabatos de aerosol negro.

Ayer por la mañana, él y sus compañeros, que no tenían clases desde la semana pasada, se sorprendieron al ver que estaba pintarrajeado el ingreso al edificio, que se inauguró hace poco más de un mes.

Desde la Escuela de Música dijeron a El Tribuno que una profesora con un grupo de alumnos pintó los pañuelos, que ayer por la mañana amanecieron tachados con aerosol negro, y que desconocen quién hizo esto.

“Pensamos en la memoria y en el legado de Güemes”

Ayer la ciudad se despertó con la noticia de que los pañuelos blancos pintados en torno del monolito de Güemes habían sido “limpiados” por un grupo de jóvenes durante la noche.

Sobre la razón de esta movida, Agustín Gómez, uno de ellos, contó a El Tribuno: “Pensamos en la memoria y en el legado del general Güemes. Nosotros somos salteños y somos conscientes de la historia y de lo que representa Güemes para nosotros”. Además, aclaró: “No desconozco que la historia argentina de la década del 70 es infame y tuvo como protagonistas a las madres. No desconocemos a los 30 mil desaparecidos o a la cantidad que haya sido. Capaz se entiende que no nos interesa... Yo, a título personal, reconozco que hubo desapariciones forzadas”.

El estudiante relató que entre cuatro amigos se pusieron de acuerdo “para hacer la limpieza y tratar de mantener la incolumnidad del monumento”. Aclaró que lo hicieron de acuerdo con sus posibilidades y que, con recursos propios, compraron tíner y cepillo para llevar adelante la tarea.

“Nos quedamos sin tíner y nos encantaría, si está en nuestras posibilidades, volver a limpiarlo para tratar de dejarlo bien”, explicó el joven ante la observación de que el lugar no había quedado limpio. “Quiero desvincularme de esta cuestión. No quiero tener nada que ver pero, si tengo que poner de mi bolsillo para solucionar lo que pasó, lo hago. Acá creo que hay culpa, hay cargo y hay responsabilidad”, expresó.

Sin bandera política

“Somos gente común, que no tiene afinidades ni vínculos políticos. No nos subvencionan agrupaciones de derecha, de izquierda ni partidos nacionales. No tenemos vinculación más que posiblemente ideológica pero eso no quiere decir que tengamos un aporte”, aclaró.

Gómez denunció que recibió amenazas. “Se está amedrentando a mi persona por todas las redes sociales, se está lesionando mi nombre, mi imagen y se la está usando sin mi consentimiento en medios de toda la provincia”, manifestó.

“Evitar enfrentamientos

”Desde el Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia emitieron ayer un comunicado luego de que estudiantes universitarios intentaran despintar los pañuelos. En la misiva, se instó a “evitar más enfrentamientos por la pintada de pañuelos blancos alrededor del monolito que recuerda a Güemes, ubicado en plaza Belgrano”.

El ministro de esta cartera, Marcelo López Arias, aseguró en el mensaje “que el diálogo resolverá esta situación”, y mantuvo la postura que dio a conocer en un reportaje con este medio la semana pasada, de que “la pintada de los pañuelos blancos no debería haberse tomado como un agravio, mucho menos hacia la figura del general Martín Miguel de Güemes”.

Encuentros

Desde el Ministerio confirmaron a El Tribuno que funcionarios de esta cartera se reunieron para dialogar, por aparte, con representantes de agrupaciones gauchas y de organizaciones de derechos humanos, luego del conflicto de la semana pasada.

En el comunicado de ayer López Arias resaltó el compromiso de los referentes de estas instituciones para no profundizar la polémica en torno de los pañuelos blancos.

Fuente: El Tribuno Salta