Fecha: 2018-03-27 06:05:29


Puentes

La UNSa verificará el estado de los puentes


27 DE MARZO 2018 - 00:00 Una nota de El Tribuno alertó sobre cómo está el de avenida Tavella.

Luego de que El Tribuno publicara ayer que había preocupación por el estado en que se encuentra el puente de avenida Tavella, desde la Municipalidad de Salta señalaron que harán una verificación, con profesionales de la UNSa, del estado de todos los puentes.

"Especialistas en estructuras verificarán el estado de los puentes de avenida Tavella, de acceso a barrio Santa Lucía -sobre avenida Solís Pizarro- y el ubicado en Pellegrini y Coronel Vidt", señalaron desde la comuna en un parte oficial.

Y agregaron que la intervención de los profesionales del Instituto de Ingeniería Civil y Medioambiente -dependiente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Salta (UNSa)- resultó de un acuerdo entre el secretario de Obras Públicas municipal, Wanny Caramella Grimberg y el decano de dicha facultad, Pedro Romagnoli.

"De acuerdo a lo explicado por Caramella Grimberg, el equipo de ingenieros de la UNSa realizará un diagnóstico sobre el estado de transitabilidad de los puentes, lo que permitirá a la comuna determinar las obras que se deberán ejecutar en cada lugar para así garantizar la seguridad de vecinos y conductores", concluyó el parte del municipio.

Temor de la gente

Este diario había publicado una información, en donde daba cuenta de que el puente que pasa por arriba del río Arenales, en la avenida Tavella, tiembla y tiene un notorio movimiento que se siente sobre la junta que une la parte sur de la ciudad con el puente. "El desnivel es importante y el ruido al paso de los vehículos da miedo", rezaba la crónica.

Y continuaba: "Se siente tan grave la oscilación que se partieron los tres guardarraíl que están sobre esa junta sur. También se partieron de cuajo las rejas sobre las dos ciclovías, que se alteran violentamente de su nivel al paso de todo tipo de vehículos. La grieta es tan grande que hasta los hierros afloran, y se convierten en un verdadero peligro para neumáticos y trenes delanteros".

El tema es que más allá de la falta de sellado de junta que hay a esta altura, también hay muchos baches en este tramo del puente, lo que hace que los conductores realicen maniobras bruscas por esquivar los pozos.

El tema es que por el puente cruzan muchísimos vehículos por día, siendo estos de pequeño y gran porte, y muchos de ellos son camiones que van con carga.

"Hasta nosotros sentimos cómo se mueve el puente", dijo una de las trabajadoras de un quiosco que está en la margen norte del arenales.

La inseguridad

Otro problema que hay en ambas manos del puente, donde hicieron bicisendas, es la inseguridad. Hay falta de limpieza y desmalezamiento, por lo que en las orillas hay matorrales donde se pueden esconder malvivientes para atacar a quienes pasan por allí.

Fuente: El Tribuno Salta